San Rafael, Mendoza miércoles 30 de septiembre de 2020

Malva

La malva es nativa de Europa. Existen diferentes variedades. La más común de todas es la Malva sylvestris o malva común

Es una planta perenne que crece en forma de maleza, su crecimiento es en bordes, lado de caminos y zonas incultas.

Tiene una altura que alcanza unos 40 a 100 centímetros, la cubren unos pelos simples, florece en primavera y verano, sus flores son rosadas o violetas agrupadas en las axilas de las hojas, sus hojas son palmadas y borde dentado.

Su fruto es redondo y segmentado con una semilla en cada compartimento. Es resistente a las heladas y se da en cualquier tipo de suelo, preferentemente fértil, profundo, bien drenado, rico en humus, seco o húmedo, necesita mucha agua pero no durante su floración.

La malva posee un mucílago que recubre las mucosas tapizando las paredes de los órganos.

Propiedades, Beneficios y usos de la malva

Combate las afecciones de las vías respiratorias superiores (poner una cucharadita de hojas o flores de malva en una taza de agua hervida, dejar reposar y beber).

Alivia catarros y bronquitis (para controlar la bronquitis es recomendable realizar el cocimiento de dos cucharadas y media de hojas de malva picadas en un litro de agua, esta dosis se debe repartir para tomar tres veces al día).

Descongestiona las mucosas irritadas o inflamadas.

Facilita la cicatrización de heridas internas como lesiones en mucosas y úlceras del estómago.

Como laxante ligero (infusión con hojas, tomarse en ayunas diluida en un vaso de agua tibia)  y diurético.

Se usa como colirio para casos de sequedad ocular, infección, enrojecimiento, inflamación, vista cansada (hacer una infusión con una cucharadita de planta seca por vaso de agua, dejar enfriar y colar).

En casos de parotiditis o paperas como se le conoce comúnmente, es prudente machacar las hojas de malva y tibiarlas para aplicar sobre el edema a manera de cataplasma dos veces al día, esto aliviará el dolor y desinflamará el área afectada.

Por vía externa es frecuente su uso para tratar las dermatitis eczematosas, mientras que la decocción de las hojas sirve para aliviar las llagas y úlceras de la piel. Se prepara la infusión de las hojas al 5 % en caso de decocción para aplicar en forma de compresas o gargarismos.

Como cataplasma, para tratar furúnculos y abscesos, calentar las hojas, luego machácalas y aplicar sobre las lesiones de la piel.

Posee propiedades sedantes, por lo cual la decocción de la raíz es usada habitualmente para calmar los dolores de encías y muela en niños en proceso de cambio de dentición.

A nivel digestivo los mucílagos también contribuyen al buen funcionamiento y en los tratamientos de la gastroenteritis es aconsejable realizar el cocimiento de tres cucharadas soperas de raíz triturada de malva en un litro de agua y repartir para tomar tres dosis al día antes de cada comida.

Como baño de asiento, para aliviar las hemorroides Poner un puñado de hojas y raíces de malva en un tiesto con agua hirviendo y exponga la región anal al vapor que se desprende.

Gentileza. www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail