San Rafael, Mendoza jueves 24 de septiembre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 15  “I” … como Ícaro – Parte 3 – Por:.Carlos Benedetto

 El relato del capítulo anterior (https://piramideinformativa.com/2020/02/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-14-i-como-icaro-parte-2-por-carlos-benedetto/) concluye en éste, porque el año 2008 fue, como afirmamos, fundacional, sin contar una dolorosa crisis incluso en  en lo personal. Los desgarros por amistades que se mueren y las crisis familiares no permiten disfrutar, sino luego de mucho tiempo, los avances en el otro plano, el de los ideales de vida. Lo irracional hace mucho daño y no construye.

Así, en http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_20.pdf

Damos cuenta de que las actividades espeleológicas se habían vuelto febriles, con nuevos miembros incorporados post asamblea de octubre, pero paralelamente seguía la ilegal e ilegítima campaña de desprestigio, en la que la F.E.A.L.C. participaría activamente, no del lado de su secretario general (quien esto firma), sino del contrario. Eso quedaría claro en marzo de 2009, como veremos en un capítulo posterior.

Nuestro editorial de esa revista dice: Vino nuevo en odres nuevos. Luego de cuatro meses volvemos a estar con nuestros lectores, dando cuenta de lo ocurrido desde ese editorial en el que enmarcábamos la idea del Plan Estratégico pendiente entre dos asambleas que superaron en trascendencia a lo esperado. Fueron tiempos críticos en los que hubo que lidiar en temas políticos, legales y administrativos, sin renunciar al trabajo de campo. Ese propósito se mantuvo firme a pesar de todo. Las críticas internas y externas a la legalidad institucional desde una “legalidad” virtual no pudieron impedir que la asamblea del 18 de octubre se llevara a cabo. Esa asamblea finalmente fue. Y fue una prolongada reunión de trabajo, con espeleólogos mayoritariamente nuevos Hoy podemos exhibir una FAdE renovada, con jóvenes que se habían incorporado muy recientemente y no tenían posibilidades de expresión política institucional, con proyectos que trascienden los objetivos cortos de un “club de espeleo”, con mayor credibilidad institucional, con códigos claros. El plan de Desarrollo Estratégico está en marcha, con caras nuevas, con espeleólogos que no habían perdido la fe en nosotros a pesar de los problemas. A pesar de todo, el trabajo no se detuvo y este boletín lo expresa claramente. Nuevos proyectos, nueva gente, nueva dirigencia. Y ahora vamos por más: en un mes la Federación vuelve a convocar a Asamblea Extraordinaria, esta vez para reformar sus Estatuto y que sirva para esta nueva realidad y para consolidar los cambios en marcha. En este tiempo difícil se puso en evidencia que ese cambio es el próximo paso obligado”

La reforma estatutaria fue promovida por mi hijo Ariel, y no prosperó. En parte porque no era necesaria, y además porque no estaba en la estrategia que habíamos elaborado juntos a lo largo de los seis meses de crisis.

Fue el año en que se constituyó el G.E.M.A. – Grupo Espeleológico Mendoza Argentina, cuyos miembros habían participado del curso anual 2006, sin ninguna experiencia espeleológica previa: Sergio La Rosa, Jorge Emilio Castro, Nicolás Zervos, Marcos Castro, Gabriela Lanfranconi. A lo largo de todo el año participaron de nuestras actividades pero sólo La Rosa se asoció al IN.A.E.; eso sí, sin abonar nunca ninguna cuota societaria. Es más, el sábado 6 de septiembre de ese año se dictó un Curso Nivel 1 de la E.A.E. en la Escuela 4-201 de Guaymallén – Mendoza, ante un grupo de alumnos a cargo de las docentes Silvia Ledda y Marita Fontana. La Rosa participó como docente invitado y disertó sobre cualquier cosa menos espeleología. A posteriori, en la práctica de campo respectiva, se excusó también de participar. Eso sí, un tiempo después volvió a la escuela 4-201 a reclamar un certificado de haber dictado ese curso, cosa a la que la Prof. Ledda accedió ingenuamente. Pequeños detalles que, como la bola de nieve del tiempo, se convertirían en rasgos distintivos no sólo de él como persona, sino también de su grupo G.E.M.A. y luego de la “federación paralela” que actualmente preside. El resto del G.E.M.A., con quienes me reuní en ocasión del curso en un bar del centro de la capital mendocina, estaba en una posición “equidistante” de los dos bandos en pugna, aunque luego sabríamos que era una mera actuación.

Por entonces, Marcela Peralta había sido invitada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación – S.A.D.S. a escribir el capítulo de bio-espeleología para un libro sobre biodiversidad a publicarse en 2010 (y que nunca se publicó, sigue inédito). Marcela propuso que los autores fuéramos Redonte, el Dr. Luis Grosso, ella y yo. Acepté pensando que era un gesto de acercamiento, pero Redonte rehusó, oponiéndose a mi presencia en el proyecto. Les conté esto a los fundadores del G.E.M.A. en esa conversación, pero no me creyeron. O no les importó; en realidad, ya estaban adoctrinados por GEA en el negacionismo.

Allí se hacía más visible la grieta insalvable entre la espeleología científica en ciernes y la vieja espeleología que rechaza la ciencia. Igualmente varios de ellos participaron del curso de rescate de octubre, y sólo Castro estuvo como “veedor” en la Asamblea del 18 de octubre, que no finalizó ese día, sino que tuvimos que pasar a cuarto intermedio. En la segunda parte de la reunión no estuvo Castro ni nadie del G.E.M.A. Ya plenamente conscientes de lo que estaba pasando, habíamos decidido tratar los temas importantes en ausencia de Castro, de manera que el informe que transmitió luego a G.E.A. sería incompleto y por lo tanto falso.

Por entonces yo seguía trabajando en la Unidad Técnica del Depto. de Áreas Naturales Protegidas de la DRNR- Mendoza, y en mi calidad de tal ayudé a que el grupo G.E.M.A. se inscribiera en el Registro de Espeleólogos. Para ello debían presentar certificación de experiencia en Espeleología, y ninguno de ellos tenía, por lo que los únicos antecedentes eran los diplomas (firmados por mí) de cursos y congresos en los que participaron.

A pesar de esa ayuyda, en 2009 el G.E.M.A. iniciaría una campaña de desprestigio contra mi persona en la D.R.N.R., descalificándome como técnico. Todo guionado por GEA, obviamente.

Años después, cuando le reproché a Zervos (presidente eterno de ese grupo) diciéndole “cría cuervos”, se ofendió.

Es otra característica psicológica del submundo de la espeleología: los violentos no le reconocen a su víctima, ya no sólo derecho a defenderse, sino tampoco el derecho a lamentarse por el daño que hacen.

Castro y Zervos volverían a participar en 2009 de un curso dictado por los españoles en Malargüe, pero esta vez el trato fue particularmente tenso. Lo noté al abrazarlos al encontrarnos y luego enterarme que, en reuniones privadas (los pasillos, siempre los pasillos) estos personajes había estado queriendo convencer a los españoles (con quienes teníamos un convenio firmado) de que tomaran distancia de la F.A.d.E. y dieran cursos para la U.A.E.- Unión Argentina de espeleología, entonces en formación.

Justo es decir que los colegas españoles demostraron una honestidad que a estos argentinos les faltaba. Esto no lo decimos en la revista, pero sí que “Se llevó a cabo en Malargüe entre los días 12 y 17 de octubre y estuvo a cargo de docentes de la Escuela Española de Espeleología, en el marco del convenio que las federaciones nacionales de España y Argentina firmamos a fines de 2005. Dado que el número de inscriptos superó las expectativas, se resolvió que el curso sería realizado en el Polideportivo Municipal de Malargüe. Como parte de las tareas preparatorias de dicho evento, en fecha 13 de septiembre se dictó un curso EAE Nivel 1 para los alumnos de la Tecnicatura en Conservación de la Naturaleza (Malargüe) como parte además de las actividades extracurriculares de la misma. Los alumnos de la Tecnicatura realizaron tareas de entrenamiento junto al Prof. Alejandro Rodríguez (recientemente incorporado a la FAdE) y miembros del IN.A.E. Por su parte, el grupo GEMA también llevó a cabo prácticas preparatorias en las semanas anteriores al curso”.

Luego, en la misma revista: “Al terminar el curso de rescate en Malargüe, se llevó a cabo la anunciada Asamblea General Ordinaria de la FAdE que tenía como propósito (desde que fue convocada en junio pasado, cuatro meses antes) concluir la Asamblea del 26 de abril. Algo de ésto habíamos adelantado en el editorial de ARGENTINA SUBTERRANEA 19. El temario central de aquella asamblea de abril y de esta de octubre era superar la dicotomía entre «alto crecimiento hacia afuera» y «poco o desparejo crecimiento hacia adentro», según diagnóstico de la propia Memoria Anual 2007 aprobada por todos los asociados a propuesta del anterior presidente. El III Congreso de Malargüe había mostrado a una espeleología argentina en crecimiento, pero con pocos espeleólogos comprometidos con ese crecimiento. En torno a ese eje central, en el período febrero-abril se discutió, con poco éxito, un Plan Estratégico en el que se reasignarían funciones y actividades, y de esa reasignación debían surgir nuevas autoridades. Durante la semana del curso de rescate (12 al 17 de octubre) se trabajó mucho en uno de los aspectos del Plan Estratégico FAdE, el de la formación de una comisión de Rescate, a la que finalmente bautizamos con el nombre de RESC-AR (Rescate y Seguridad en Cavernas – Argentina). Asimismo se trabajó en el armado de equipos con colegas que se asociaron a la Federación en un momento crítico, porque no podíamos defraudar a esas personas que creían en nosotros a pesar de adversidades y malos entendidos. Debíamos, como nos lo habíamos propuesto cuando se inició el debate a mediados de febrero, poner el caballo delante del carro y no detrás. O sea… saber qué base de sustentación técnica y de compromiso efectivo iban a tener las autoridades políticas de la FAdE y no que los cargos políticos siguieran siendo meras figuraciones u objetivos en sí mismos. Estas dos visiones se enfrentaron duramente en los 6 meses inter-asambleas. La Asamblea empezó el 18 terminó en la tarde del domingo 19. Es del caso agradecer el apoyo dado por la FEALC a esta asamblea re-fundacional, como asimismo a colegas aún no federados que nos acompañaron, algunos presencialmente (caso del grupo GEMA, del norte de Mendoza, que estuvo en la mañana del sábado), otros a distancia (caso del grupo CERMA, de Buenos Aires). En esta asamblea de octubre se eligió parcialmente a los directivos necesarios para terminar el mandato actual (30 de abril próximo), aunque algunos cargos no se cubrieron como señal de que quedaban vacantes esperando a los compañeros que no asistieron a la asamblea por no haber interpretado la convocatoria, o no quisieron aceptar cargos por temor a ser mal juzgados por esos compañeros. La nueva estructura administrativa, de la FAdE quedó constituída así, hasta el próximo 30 de abril: CONSEJO DIRECTIVO: Presidente: Ariel Benedetto (C.A. Buenos Aires) Vicepresidente: Federico Soria (Bariloche, Río Negro) Secretaria: Silvia Mariela Vazquez (Cutral Có, Neuquén) Tesorera: Marta Brojan (Malargüe, Mendoza) Vocales titulares: Leonardo Grondona (Malargüe, Mendoza), Claudio Plachesi (Tandil, Buenos Aires), Rubén Cepeda (Malargüe, Mendoza) Vocales suplentes: Pablo Cabrera (Malargüe, Mendoza). Otras dos vocalías quedaron suplentes (error en el original…. Se quiso decir “vacante”). ORGANO DE FISCALIZACION: Revisores de cuentas titulares: Martín Bravo (Malargüe, Mendoza), Ezequiel Valentini (Mendoza)”

Los nombres de Vázquez, Plachesi y Cepeda no fueron agregados, sino que venían de la directiva anterior. Pero ya no estarían nunca más en la F.A.d.E. Este consejo directivo era INTERINO, y su mandato vencía el 30 de abril de 2009, por eso no se dio de baja a nadie que no hubiera renunciado en tiempo y forma. O sea que era una transición en la que, se suponía, Ariel se entrenaría de manera tal de poder desligarme yo de las cuestiones institucionales de la F.A.d.E. para ocuparme exclusivamente del Plan Estratégico de la asamblea del 26 de abril. Lamentablemente él suponía otra cosa y a poco de andar surgieron las diferencias, que se ahondaron cuando Piethé se burló de mí en un grupo virtual diciendo que “ni el propio hijo lo quiere a Benedetto, se está quedando solo”, y eso era porque Ariel había pedido disculpas a mis enemigos por sus agresiones durante el conflicto. Una herida personal que aún no cierra.

Por eso fue un año de contrastes…. Pero también por otras cosas.

Una figura que descolló en esos meses turbulentos de 2008 fue la del informático cordobés Daniel Dalmasso, muy amigo de Livio Incatasciato, el mismo que había tratado de sacar al C.E.C. del barro sin conseguirlo. Trabamos amistad por vía electrónica, me enseñó muchísimos secretos del mundo de la cibernética y llegué a proponerle ser miembro honorario de la F.A.d.E.,  lo que rehusó. Fue él quien reconstituyó la web www.inae.org.ar, que empezaríamos a usar como web oficial de la FAdE, aunque sólo por unos meses.

Bien pronto Javier Elortegui Palacios (otra vez!) empezó a presionar a Dalmasso, y el mismo empezó a recibir mails a toneladas por parte de estos personajes. Un error mío, el haber “respondido a todos” hizo que abruptamente Dalmasso cortara toda relación; no quería particpar ni siquiera como testigo de los debates estériles y sin códigos. Es lo que deduzco, ya que él nunca explicó qué había ocurrido. No lo culpo. Eso me sucedió a lo largo de todo el año y de los diez años siguientes: nuevo contacto que uno hace y a los pocos días cae la jauría a hacer bullying cibernético. Recién se calmaría algo esta infamia cuando La Rosa se enfermó de cáncer, en los últimos dos años.

Ya se había iniciado la moda (que aún hoy se mantiene) de contactar a los nuevos miembros o allegados a la FAdE, para predisponerlos contra la FAdE. O sea que, habiendo fundado otra federación, no conformes con eso, seguían inmiscuyéndose en los asuntos de la nuestra, cuya existencia, contradictoriamente, negaban. Siguen negando, según vimos en el capítul0 2 (http://piramideinformativa.com/2019/11/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-2-por-carlos-a-benedetto/).

Neuquén, una pesadilla crónica

Respecto de Neuquén, decimos en ARGENTINA SUBTERRANEA 20): “En el número anterior de ARGENTINA SUBTERRANEA (Nro. 19 – http://www.inae.org.ar/publicaciones.html)  adelantamos que la FEALC, en su reunión de Malargüe – febrero 2008, había resuelto solicitar al Gobierno de la Provincia del Neuquén la rehabilitación de la Espeleología en esa provincia. Finalmente el gobierno de esa provincia llevó a cabo una reunión el 22 de agosto, a la que no asistimos, aunque ya establecimos contacto con el equipo técnico gubernamental que tiene a cargo ajustar la legislación para dar marco a esta reapertura, según informaremos en entregas posteriores de este boletín. Por ahora nos limitamos a reproducir el artículo periodístico publicado en esa oportunidad: http://www.neuquenhoy.gov.ar/default.asp?acc=vernota&codigo=14357 (22/08/2008-20:28) Se llevó a cabo hoy, el «Primer Encuentro de Espeleología del Neuquén 2008» en el segundo piso de la Biblioteca de la Legislatura del Neuquén, Leloir 810 de la ciudad de Neuquén. El objetivo del encuentro fue crear ámbitos de intercambio y de debate sobre la situación del patrimonio natural espeleológico de la provincia y la adecuada implementación de políticas de Estado con referencia al área. Los grupos espeleológicos promovieron desde su conformación y desde la actividad que desarrollan, un desarrollo sustentable que garantice la preservación de los sistemas cavernarios, el cuidado del medio ambiente, el fomento de la actividad espeleológica, la formación y capacitación continua, el desarrollo turístico local y la investigación científica. En este primer encuentro se estableció una agenda y se pudo trabajar en un tema que hoy define la situación de la espeleología en la provincia de Neuquén: el impedimento para desarrollar las tareas que la actividad requiere, como la prohibición en el ingreso a lugares tales como las cavernas y otros sectores de conservación. También se revisaron las razones estructurales y políticas que llevaron a su promulgación y al respecto el subsecretario de Cultura de la provincia, Sebastián Sánchez, afirmó: “Vamos a poner en funcionamiento todos los mecanismos jurídicos para que esa prohibición se levante”, y destacó el importante rol de la sociedad en el proceso de concientización respecto de lo que es el patrimonio espeleológico. En el encuentro se analizaron los efectos sobre la preservación de las cavernas y la depredación. Al respecto el asesor de gestiones de la subsecretaría de Cultura, Sergio Vera, sostuvo que “hoy se analizó la prohibición y los efectos que tuvo la decisión sobre el patrimonio natural espeleológico; en estos ocho años hubo mucha depredación porque no hubo un control efectivo y por lo tanto casi no hubo desarrollo de la actividad espeleológica”. También se hizo hincapié en el marco legal de la provincia que ampara la actividad, la Ley 2213 «Régimen de Promoción, Protección y conservación de la Espeleología». Se habló de convenir entre los grupos que componen el desarrollo de la espeleología en la provincia, un registro de espeleólogos, y el papel de la organización de los grupos espeleológicos en la acreditación de los mismos, así como desarrollar una capacitación y formación de espeleólogos neuquinos. Por otra parte, el presidente del Grupo Espeleológico de Las Lajas (GELA), Alberto Amarilla, se mostró satisfecho con el encuentro y dijo “estamos muy conformes por esta convocatoria y creo que hemos logrado avances importantes para retomar, en un futuro muy cercano, con nuestra actividad, la espeleología”. Carlos Dupont, representante del Grupo Espeleológico (GENEU) de Cutral Co y Plaza Huincul, destacó la posibilidad de que se levante la veda de ocho años y explicó que, para ingresar a las cavernas, se debería contar con el apoyo de la policía y gendarmería. Se habló de la pronta creación de una Federación de Espeleólogos del Neuquén y de la formación de guardias patrimoniales, y también la interacción con los centros de formación de guías turísticos. Se puso el acento en ese punto en función de que los visitantes que llegan a las regiones de conservación deben ser recibidos con mensajes serios y claros. Se pidió la jerarquización académica de la especialidad y la conformación de una agenda estratégica para llevar adelante un Plan de Manejo integral. Sergio Vera quiso destacar que la convocatoria no fue sólo para grupos espeleológicos, sino que se buscó integrar a otros sectores y organismos vinculados a la preservación, “nos parece importante convocar a todos, porque cada área u organismo tiene algo que decir sobre el patrimonio natural, y para eso se trata de diseñar políticas públicas sustentables y de largo alcance”. La jornada de trabajo fue organizada por la subsecretaría del Cultura y contó con la participación de organismos como el Grupo Azul Espeleológico y de Montañismo del Neuquén (Gaemn); el Grupo Espeleológico de Las Lajas (GELA), el Grupo Espeleológico de Rincón de los Sauces, el Grupo Espeleológico del Neuquén (Geneu), la Legislatura del Neuquén, la subsecretaría de Turismo, el Centro PyME, el Instituto de Derecho Ambiental; las municipalidades de Las Lajas, de Rincón de los Sauces, y de Bajada del Agrio; el Museo Olsacher de Zapala; la subsecretaría de Medio Ambiente; Gendarmería Nacional; la subsecretaría de Seguridad; la Facultad de Turismo de la Universidad Nacional del Comahue y espeleólogos independientes. En el lapso de tres meses se realizará un segundo encuentro para evaluar lo concluido en este primer encuentro”. Todo esto resultaría ser una nueva mentira de las autoridades neuquinas

Al día de la fecha la situación empeoró, los propios neuquinos parecen resignados y entonces Neuquén ahora es “tierra liberada” para G.E.A. y sus socios de la U.A.E., especialmente G.A.E.M.N. A fines de 2019 la F.A.d.E. ya estaba llevando a cabo las primeras consultas con abogados paras judicializar el problema.

Después de Argentina Subterránea 20, 8 años más tarde, en el Congreso 2016, cuyas publicaciones fueron publicadas en Argentina Subterranea 40 (www.sinpelos2011.wordpress.com) haríamos comentarios muy pesimistas sobre este problema  y sobre la posibilidad de una solución por la vía del diálogo. En 2008 se sancionaba la Ley neuquina 2594, que convertía a Cuchillo Curá en área protegida, pero ahora por ley, no sólo decreto. Sin embargo, eso no cambiaría nada la situación.

La 2594 se convirtió en “una ley más a violar” y sólo eso. Los funcionarios y legisladores, más interesados en los negocios petroleros, ni siquiera asignan presupuestos adecuados para cuidar el ambiente. Sólo un ejemplo: si en Neuquén hay 14 áreas protegidas provinciales, hay sólo 15 guardaparques, la mayoría de ellos sin espacio de trabajo (las típicas “casa del guardaparques”), sin vehículos adecuados y sin personal de relevo; no tienen catastro espeleológico o, peor, no quieren exhibirlo, lo cual es, cuando menos,  violatorio del artículo 41 de la Constitución Nacional

Odres nuevos

Un hecho notable del fin de ese año fue el enterarnos que Luis Carabelli se había ido de la S.A.E. (Sociedad Argentina de Espeleología, inventada a las apuradas por Enrique Lipps en el mismo 2000 para neutralizar a la F.A.d.E.) y tomado distancia de Lipps. Como ya era costumbre en esa época, también Carabelli renunció, no dirigiéndose a la S.A.E., sino al grupo virtual mexicano Iztaxochitla, que ya venía siendo usado para estos menesteres y sobre todo contra mi persona sin que su moderador Juan Montaño (secretario adjunto de la F.E.A.L.C.) pusiera límites.

Sin embargo, esta vez la espeleología mediático-virtual nos jugaba a favor, porque gracias a eso avizoramos la posibilidad de recuperar personas interesadas en la espeleología y detener la sangría. De inmediato, y dado que la F.A.d.E. se había quedado sin gente, le propuse a Carabelli una tregua y un encuentro, que Luis aceptó. Esto decimos en la revista: “Luis Carabelli fue un compañero de ruta hace muchos años y luego nuestros caminos se separaron. Luis creó el Cuerpo de Espeleología, Rescate y Montañismo en Argentina (CERMA), que no forma parte de nuestra Federación, pero con el cual estamos bocetando proyectos conjuntos. Para empezar, su incorporación a RESC-AR, según informamos en otras páginas. Deseamos presentar un resumen de las actividades que viene realizando, algunas de las cuales las empezaremos a desarrollar juntos a partir de enero 2009. – año 2007 expedición a Caverna de La Poma – Salta para filmación documental, se registró la boca de entrada de un Tunel lávico de los Volcanes los Gemelos. – mismo año: 8 Talleres de capacitación en Técnicas Verticales para cavernas. – año 2008: exploración en caverna de Huerta Grande en Córdoba, durante enero, 200 mts., – Taller de espeleosocorro en misma caverna – mismo año: el CERMA se asocia al proyecto RESC-AR de la FAdE ….”.

RESC-AR fue un proyecto de comisión nacional de espeleorrescate creado al término del curso de rescate de los españoles, en la Asamblea y del cual el G.E.M.A. no participaría, pero porque además no fue invitado a hacerlo, por razones. De todas formas, el proyecto en sí duraría muy poco tiempo. Al día de la fecha, Argentina no cuenta con equipo de rescate espeleológico que haya superado la barrera del sectarismo tribal de los grupos y clubes.

Había mucho por hacer … Pocos días antes de la Asamblea, “el día sábado 4 de octubre, una primera exploración para identificar el terreno de lavas pahoehoe en Las Chacras, a pocos kilómetros de la ciudad de Malargüe, Mendoza. Se llevaron a cabo exploraciones de superficie sin poder hallar bocas de acceso a cavernas, pero se constató la potencialidad espeleológica de la zona, que está catalogada como «pahoehoe extremo». La exploración se basó en datos aportados por el vulcanólogo Eduardo Llambías, asesor permanente de los exploradores de cuevas del sur de la provincia de Mendoza. El Dr. Llambías es un experto reconocido por sus trabajos en Payunia, región que contiene en su superficie casi 800 volcanes y en los que también están trabajando vulcanólogos italianos al frente del Dr. Giorgio Pasquaré (http://www.inae.org.ar/cavernas.html)”.

Con posterioridad a la aparición del nro. 20 de la revista, la FAdE llevó a cabo trabajos de filmación para un documental de CIENTIFICOS INDUSTRIA ARGENTINA, del conocido matemático Adrián Paenza, del cual participaron también Llambías, Peralta, etc. Sobre eso informaríamos en ARGENTINA SUBTERRANEA 21, el año siguiente: http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_21.pdf

Con Luis Carabelli salíamos de un interinato pero no aún del infierno político, como veremos.

Carlos Benedetto

carlos_benedetto@fade.org.ar

Whatsapp 2604094916

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail