San Rafael, Mendoza domingo 27 de septiembre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 13 – Por: Carlos Benedetto

“I” … como Ícaro

En 1979-80 Henri Verneuil estrenó su película “I, como Ícaro”, protagonizada por Yves Montand. Es la historia de un fiscal que investiga una muerte política y empieza a “subir” en la escala de los sospechosos, hasta que llega demasiado alto y lo matan. Alude a Icaro, aquel personaje mitológico griego que quería volar, volar hacia el Sol, pero justamente el calor del Sol derritió la cera de sus alas artificiales y cayó al vacío.

Señal de que a veces, cuanto más cerca estamos de la verdad, más riesgo corremos. Es el precio, además, que se paga por llegar alto sin tener poder propio.

En espeleología, haber llegado a la cúspide, el bureau ejecutivo de la UIS, y haber estado en la conducción de la FEALC durante casi dos décadas, y no haberme dado cuenta de que las ayudas recibidas para llegar allí estaban exigiéndome una libra de carne a cambio, fue un grave error, del cual me di cuenta tarde.

En agosto de 2007 se hizo, en Aguadilla, Puerto Rico, un nuevo congreso-asamblea de la FEALC y una reunión del bureau de la UIS. Todo lo que venimos contando, especialmente en nuestro capítulo anterior (https://piramideinformativa.com/2020/02/historia-de-la-espeleologia-argentina-cap-12-por/).

En lo personal, el 1º de mayo de 2007 fue el inicio de mi segundo, consensuado previamente, mandato como presidente de la F.A.d.E. Así quedó constituido el Consejo Directivo:

Presidente: Carlos Benedetto (IN.A.E. – Malargüe – Mendoza); Vicepresidente: Gabriel Redonte (G.E.A.- Buenos Aires); Secretaria: Mariela Vázquez (Neuquén); Tesorera: Marta Brojan (IN.A.E. -Malargüe – Mendoza); Vocales titulares: Claudio Plachesi (Tandil – Buenos Aires), Claudia Cortizas (G.E.A.- Buenos Aires), Jorge Cerasale (Buenos Aires); Vocales suplentes: Jorge Clemenzó (G.E.A. Buenos Aires), Rubén Cepeda (IN.A.E. – Malargüe – Mendoza), Javier Elortegui (Jujuy); Revisores de Cuentas: Osvaldo Martínez (G.E.A. – Buenos Aires) (titular), Ricardo Piethé (G.E.A. – Buenos Aires) (titular), Martín Bravo (IN.A.E. – Malargüe – Mendoza) (suplente).

Cinco miembros de G.E.A., cuatro de IN.A.E. y el resto independientes. La primera minoría seguía siendo G.E.A. y, como de costumbre, las asambleas se hacían con la única presencia de miembros del IN.A.E., por residir en Malargüe. Esto está dicho porque un año más tarde de esta “elección” ese problema saltaría a la vista de manera dramática, verdaderamente dramática. Saltaría a la palestra el problema de la falta de cultura republicana que imperaba (impera aún hoy) en la vida cotidiana: la división de poderes, las diferencias que hay entre un Consejo Directivo, un Órgano de Fiscalización o una lista de e-mails.

Como puede notarse, el único tandilense era independiente, no miembro del C.M.T. El caso de Claudia Cortizas, se trataba de una alumna del ciclo 2006 de la EAE en Malargüe, que luego se asociaría a GEA y llegaría a ser secretaria, en el mismo año, de esa asociación.

Cortizas, como Clemenzó, tenía muy clara esa mentalidad de aperturismo necesario para crecer y, de hecho, participó de una expedición de los “archienemigos” (hoy amigos) de G.E.A. y F.A.d.E., Enrique Lipps y Luis Carabelli. G.E.A. no perdonaría eso y de inmediato se constituyó un tribunal de conducta y Claudia fue expulsada de su grupo, y allí estuvo otro error mío, al aceptar que, dada de baja en G.E.A., automáticamente Cortizas dejaba de pertenecer al Consejo Directivo de la F.A.d.E. Entonces fue dada de baja, como antes Giménez. Un tema que, si Claudia hubiese hecho la denuncia ante la Inspección General de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (G.E.A.) y ante la Dirección de Personas Jurídicas de Mendoza (F.A.d.E.), hubiese habido serios problemas por violación a ambos estatutos sociales.

Varios años después Carabelli festejaba la expulsión de G.E.A. de Claudia, diciendo que “la conocimos en una fiesta, con Enrique Lipps y nos decidimos a soplarle la dama a G.E.A.; la invitamos a esa expedición a propósito, porque conocemos la mentalidad de G.E.A.”.

De hecho, al tiempo de ser expulsada de G.E.A., Claudia apareció siendo secretaria de la Sociedad Argentina de Espeleología (S.A.E.), un grupo informal de no más de cuatro personas, sin personería jurídica, creado exclusivamente para molestar a la F.A.d.E. Todo esto pasó en el lapso de medio año.

Clemenzó no había querido participar de ese tribunal de conducta de GEA, y entonces debieron ir a buscarlo en un taxi a su casa y llevarlo a la fuerza para tener quórum para la expulsión. Así me lo contó el mismo Redonte a comienzos de 2008. Nueva señal de que no todo G.E.A. compartía estas prácticas sectarias.

Fríamente, la Memoria Anual 2007 aprobada en la asamblea del 26 de abril de 2008 (4 personas presentes y 12 votos mandados por mail, en violación al estatuto que prohíbe que haya más votos delegados que votos presenciales), dice lo que tiene que decir, pero no lo más importante. Aún así, el espíritu de ese año se respira en cada línea. La transcribimos textualmente:

INTRODUCCIÓN

Durante este año se siguieron consolidando algunos proyectos y objetivos (inserción internacional de la Espeleología Argentina, legitimidad institucional como persona jurídica, Catastro, incorporación de nuevos espeleólogos como consecuencia de las actividades de la Escuela de Espeleología), se “amesetaron” otros (la misma Escuela, en tanto no pudo expandirse y apenas pudo cubrir sus costos) y no pudieron cumplirse otros (avance de la espeleología sobre provincias donde la misma no está organizada; política de difusión regular de nuestras actividades; inserción política en la provincia del Neuquén, etc.).

Paralelamente hubo un debate informal y no direccionado sobre la identidad institucional y de los proyectos federales, que requerirán de una discusión formal, orgánica y generalizada.

El tema central pareciera ser la carencia de recursos humanos y financieros suficientes para llevar adelante dichos proyectos, aunque existen especulaciones sobre motivaciones más profundas no identificadas claramente.(1)

Aparecieron también nuevos desafíos, como el inicio de trámites parlamentarios para el debate sobre proyectos de leyes nacionales en espeleología, los cuales fueron iniciados sin consultar con la comunidad espeleológica y nos sorprendieron sin los mencionados recursos(2).

Al respecto, varios vacíos del período fueron cubiertos por colaboradores que formalmente no pertenecen a nuestra Federación, lo cual la Presidencia lo señala como hecho institucional grave. (3)

En vísperas del III Congreso Argentino de Espeleología, que se realizará en la misma ciudad en que fue creada la Federación durante el I Congreso hace ya 8 años, este Congreso adquirirá características de balance.

 

Exploraciones y Catastro Espeleológico (CNCN)

En materia de nuevas exploraciones se señala el relevamiento de cavernas en la provincia de Salta por parte de asociados que llevaron a cabo una campaña específica (asociación ARGONAUTAS DEL PLATA), sumadas a exploraciones en sierras bonaerenses por parte de la Asociación GEA junto al CMT – Centro de Montaña Tandil, y de tubos lávicos en Payunia, Mendoza, por parte del INAE, asociación que asimismo empezó a delinear trabajos de exploración e investigaciones junto a espeleólogos italianos en el área de Caverna de Las Brujas, pero sin resultados al finalizar el año. La misma Asociación GEA se encontraba preparando una campaña para Semana Santa 2008, dando participación al resto de los asociados.(4)

En enero de 2007 un grupo de miembros exploraron pequeñas cavidades en la provincia de Jujuy.

Fue de destacar el inicio de los relevamientos en cavernas de arcilla en jurisdicción de la empresa minera Río Tinto (Potasio Río Colorado S.A.), con apoyo financiero de la misma, en Malargüe, Mendoza, con participación de miembros de GEA e INAE.

A modo de resumen, los registros del CNCN a la fecha se resumen así:

Fichas digitales: 181

Fichas en papel: 69

Fichas pendientes: 125

Total: 375 cavidades catastradas 

Escuela Argentina de Espeleología (E.A.E.)

Al igual que en el año anterior, fue un proyecto que insumió muchas energías, y que este año se circunscribió nuevamente a Malargüe, por imperio de un convenio firmado con la Municipalidad y que caducó el 31 de diciembre de 2007. Se produjeron dificultades en la convocatoria, por problemas meteorológicos que obligaron a suspender las clases en la faz inicial del Ciclo Lectivo, y finalmente se constituyó una matrícula casi exclusivamente circunscripta a la provincia de Mendoza. (5)

Respecto del cuerpo docente, el esfuerzo se concentró en los miembros de la Federación residentes en Malargüe, además del Vicepresidente, la Secretaria y un asociado de la ciudad de Tandil, aunque en forma muy limitada.(6)

El Ciclo Lectivo 2007 del Nivel 2 no terminó por los problemas aludidos antes, pero se prevé la finalización del mismo durante el Congreso del mes de febrero de 2007.

A mediados de año una asociada honoraria de Tucumán proyectó la realización de un curso en el ámbito de la Universidad Nacional de Tucumán, pero la baja matrícula obligó a su suspensión.

No fue posible, por problemas burocráticos en oficinas del Gobierno Nacional, no resueltos, llevar a cabo el convenio firmado con la Federación Española de Espeleología, por el cual dos capacitadores argentinos debían viajar a ese país a recibir instrucción y no pudieron hacerlo.

 III Congreso Argentino de Espeleología (III CONAE)

Cumpliendo el mandato de lo establecido en el II CONAE (Tandil 2004), el INAE organizó, junto a unos pocos espeleólogos federados a título personal y junto a colaboradores no pertenecientes a la Federación, el III CONAE en la ciudad de Malargüe, Mendoza, para la primera semana de febrero de 2008.

Se contó con la colaboración de las autoridades locales malargüinas, que dieron amplias facilidades para el uso de instalaciones y alojamiento gratuito para casi 70 inscriptos. Los trabajos preparatorios permitieron abrir el abanico de contactos con organismos oficiales de la provincia de Mendoza y con empresas privadas de Mendoza y Buenos Aires, como asimismo con el medio académico argentino y del exterior.(7)

En cifras “redondas”, al cierre del año había 80 inscriptos, de los cuales 40 son extranjeros y 40 argentinos. De los 40 argentinos, algo menos de 20 son miembros de la Federación y algo más de 20 son estudiantes y personas que no pertenecen a la misma.

Este llamativo desinterés en el Congreso (a pesar de sus bajísimos aranceles) fue advertido a mediados del año, sin que el Consejo Directivo se pusiera de acuerdo sobre las causas ni atinara a actuar orgánicamente para enfrentar el problema.(8)

El congreso ha sido auspiciado por Decreto del Municipio de Malargüe, por resolución de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza y por la UIS y la FEALC, y generó gran expectativa, sobre todo en el exterior y en la comunidad científica nacional.

Organizaciones espeleológicas internacionales

En junio el presidente de la Federación participó del congreso bianual de la Sociedad Brasileña de Espeleología (Ciudad de Ouro Preto), al cual fue especialmente invitado.

Luego en julio-agosto el presidente y el vicepresidente participaron del Congreso de la Federación Espeleológica de América Latina y del Caribe (FEALC) celebrado en Aguadilla, Puerto Rico; en esa ocasión se realizó una reunión de la UIS y una Asamblea de la FEALC, en cuyo transcurso el primero fue reelecto como secretario general de la federación latinoamericana. Asimismo se aprobó la llamada “Declaración de Aguadilla”, que se anexa a esta Memoria a modo de declaración de principios rectores de nuestra actividad (Anexo I).(9)

Publicaciones

Este año la Federación emitió los números 17 y 18 de su Boletín ARGENTINA SUBTERRÁNEA. No pudo editarse el número correspondiente a diciembre, por no haber una persona que se hiciera cargo del mismo ante problemas personales del director. (10)

Ética y Legislación

A principios de año la Asamblea de la Federación aprobó un Decálogo Ético que debe regir el comportamiento de los espeleólogos en sus exploraciones e investigaciones. El mismo se agrega como Anexo II de esta Memoria.

En la segunda mitad del año establecimos contacto, a través de un colaborador que no es miembro y reside en Córdoba, de la existencia de varios proyectos de Ley Nacional de Espeleología, y se empezaron a articular acciones para reclamar la participación de los espeleólogos.

Perspectivas y temores

Para el año 2008 la Federación debe replantearse sus objetivos fundacionales y acomodar los mismos en función de los recursos humanos y financieros o apelar a otros recursos.

Al mismo tiempo se plantea la necesidad de que los asociados distingan claramente los objetivos locales específicos de los proyectos federales a fin de direccionar correctamente sus esfuerzos, como asimismo que comprendan que los proyectos federales ya no son posibles sin los recursos humanos y financieros necesarios.

Una frase de la actual Tesorera puede servir de resumen a lo expuesto brevemente en este informe: “la Federación ha crecido, pero hacia fuera; nos debemos ahora el crecimiento hacia adentro”. La Presidencia comparte plenamente esa visión.(11)

A la luz de esto debería analizarse también la relación de la Federación con las autoridades políticas de las provincias de Neuquén y Mendoza, las únicas en las que hay áreas protegidas específicamente espeleológicas (Cuchillo Cura y Las Brujas, respectivamente), y en las que de distintas formas los espeleólogos vinieron luchando durante años para que se les reconozca la debida participación. Pero al mismo tiempo hay razones para temer que si ese escollo político se revirtiera, la Federación no estaría en condiciones de afrontar el nuevo rol.

Sobre el particular, este año no se verificaron avances en Neuquén, aunque sí parcialmente en Mendoza. En este último caso sin superarse las diferencias internas sobre cómo enfrentar la problemática en tanto la Federación no se ha concebido a sí en un rol político claro, lo que es un factor de debilidad institucional que se observa en resultados magros en este tema y en casi todos los otros temas.

Tampoco hubo protagonismo propio respecto de proyectos de legislación nacional de la Espeleología y, al igual que en muchos otros proyectos, la Federación sigue a la zaga y no al frente de muchas actividades e iniciativas en las que, se supone, es el principal referente a nivel nacional.

Como parte de ese problema, la Federación sigue sin reflexionar sobre el rol que le cabe de cara al crecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC- ONGs), especialmente aquellas con las que pueda haber afinidad, lo que implica un debilitamiento social y político adicional por auto-recorte de protagonismo. (12)

En la misma sintonía, la Federación no ha pensado siquiera en hipótesis de judicialización de conflictos relacionados con sus objetivos sociales, en tanto su actitud general hacia las problemáticas específicas del patrimonio espeleológico sigue siendo pasiva, no activa, aunque debe señalarse que las propuestas de llevar a cabo un debate interno sobre éstas y otras cuestiones de fondo a partir de autoesclarecernos las debilidades-oportunidades-fortalezas-amenazas no despertaron interés en los afiliados ni en el Consejo Directivo.

………………………….

ANEXO I

 

DECLARACION  DE  AGUADILLA RELATIVA  AL  PATRIMONIO  ESPELEOLÓGICO

FEDERACIÓN ESPELEOLÓGICA DE AMÉRICA LATINA Y DEL CARIBE (FEALC)

Aguadilla, Puerto Rico. 4 de Agosto de 2007

Discutida y aprobada en la VIII Asamblea General de la FEALC.

Moción presentada por la delegación venezolana.

Futuras traducciones considerarán el texto en español como referencia.

 

 En vista de la preocupación que se mantiene en la comunidad espeleológica acerca del impacto en el Patrimonio Espeleológico en el marco del modelo de desarrollo global, emitimos el siguiente documento para que sirva como referencia ante otras organizaciones espeleológicas y también ante instituciones gubernamentales, multilaterales y diversas ONG’s.

  1. A) Tomando en cuenta que el ecosistema subterráneo que comprende las cavernas, simas, cavidades artificiales y los ecosistemas que los rodean está siendo sometido a prolongadas, intensas y diversas amenazas debido a:
  2. La actividad minera en áreas escasa o inadecuadamente estudiadas,
  3. La contaminación debido a acción u omisión,
  4. El deterioro ocasionado durante actividades comerciales como el turismo inadecuado y vandalismo,
  5. La creciente alteración de los ecosistemas por industrialización, urbanización, entre otras,
  6. La sobre-explotación de los espacios y recursos del subsuelo por factores económicos,
  7. El aumento demográfico que genera una presión no sustentable en los recursos,
  8. La destrucción o alteración total o parcial durante los conflictos armados.
  9. B) Declaramos la importancia de valorar los principales ecosistemas y recursos subterráneos debido a que:
  10. Constituyen un ecosistema sensible que sirve de refugio permanente o temporal a numerosos seres vivos,
  11. Los yacimientos arqueológicos, espacios sagrados, cementerios y demás escenarios subterráneos dedicados al uso tradicional son importantes para la continuidad de la diversidad cultural,
  12. Contienen material geológico y paleontológico excepcional y sirven de escenario a procesos físicos que además  pueden tener un valor estético,
  13. Son uno de los espacios naturales más frágiles del planeta,
  14. Es uno de los menos conocidos por exploradores e investigadores,
  15. Es importante para la colectividad debido al abastecimiento del agua,
  16. Presentan un potencial para el deporte, la exploración, la recreación y el turismo planificado,
  17. El ejercicio de los derechos ambientales de las personas y las comunidades incluye las tradiciones y la cultura local.
  18. C) Solicitamos que los Estados y los organismos multilaterales actúen para considerar lo siguiente:
  19. Favorecer permanentemente las iniciativas destinadas a mejorar el conocimiento topográfico y catastral de los espacios menos conocidos,
  20. Apoyar a los espeleólogos y grupos afines en el inventario del patrimonio geológico, biológico y antropológico,
  21. Incluir programas de educación ambiental especializada y capacitación destinados a la población más vinculada con estos ecosistemas,
  22. Definir propuestas de preservación, conservación y uso racionalmente sostenible de los ecosistemas, a partir de la mejor información científica disponible,
  23. Garantizar el disfrute de estos ecosistemas a las generaciones futuras,
  24. Interrumpir las actividades que destruyan o deterioren ese ambiente,
  25. Apoyar a las instituciones afines a favor del conocimiento de dicho entorno,
  26. Facilitar los medios para recuperar las condiciones previas a las intervenciones antrópicas,
  27. Evitar que las medidas de protección y prevención que impliquen restricciones de acceso limiten el desarrollo de la exploración e investigación,
  28. Legislar y regular con criterios que favorezcan la salvaguarda del patrimonio cultural y natural,
  29. Fomentar la búsqueda y ejecución de medidas viables que faciliten la participación de la ciudadanía,
  30. Aplicar el Principio de Precaución en la toma de decisiones,
  31. Respetar e implementar los acuerdos internacionales relativos al medio ambiente y la cultura que sean directa o indirectamente aplicables.

……………………..

Anexo II

DECÁLOGO ÉTICO ESPELEOLÓGICO

Un buen espeleólogo…

1) se respeta a sí mismo, a sus compañeros y a la naturaleza. No lleva a cabo exploraciones solitarias sino en equipo de no menos de tres compañeros y está atento a su propio estado de salud y el de sus acompañantes. Sabe que el individualismo pone en riesgo su vida y la de otros

2) respeta las culturas populares del lugar donde explora, respeta la toponimia de las cavernas, no bautiza cavernas nuevas con nombres de personas vivas

3) no se lleva muestras biológicas ni mineralógicas ni paleontológicas ni arqueológicas ni de ningún tipo del medio hipogeo y del medio epigeo, excepto si es por indicación expresa de los respectivos profesionales que tienen a cargo investigaciones científicas y con la debida autorización

4) tiene obligación de conocer las leyes específicas en materia de espeleología, y no llevar a cabo actividades que las violen

5) procura actualizar permanentemente sus conocimientos técnicos y científicos, aplicarlos a su trabajo y transmitirlos a los demás

6) no abandona desechos de ningún tipo dentro de las cavernas o en sus alrededores, y nunca escribe ni daña las paredes. Por el contrario, procura dejar la caverna más limpia que como la encontró al ingresar a ella

7) cuando visita cavernas en otro país, otra provincia u otro partido/departamento tiene obligación de consensuar sus actividades antes con los espeleólogos locales (si los hubiere)

8) no explora cavernas sin reportarse antes a los dueños o custodios del terreno donde va a trabajar y sin informarles -antes y después- los objetivos y resultados de su trabajo

9) Contribuye al desarrollo sustentable cooperando, en la medida de sus posibilidades,  con emprendimientos destinados a satisfacer necesidades comunitarias del tipo económico, social y ambiental relacionados con cavidades naturales y/o su entorno, en aquellas acciones orientadas a su estudio, evaluación ambiental, manejo y conservación

10) trata con el mayor respeto a sus compañeros y colegas. No ejerce discriminación social, política, cultural, sexual o religiosa. Respeta en todo momento los principios consagrados por la Declaración Universal de Derechos Humanos».

Luego de repasar el estado de ánimo con que escribí esta memoria, de allí puede deducirse que se intuía que algo malo estaba pasando. Efectivamente, era así. Vayamos por partes según las llamadas numéricas al final de algunos párrafos más arriba:

(1) en este punto quise decir que ya había sospechas de una conspiración interna, sobre todo a posteriori del Congreso de la F.E.A.L.C. en Aguadilla y la discusión, via virtual, sobre la necesidad de formular un Plan Estratégico para la F.A.d.E., que generó un debate sucio e irrespetuoso en el cual Gabriel Redonte ya actuaba más como “jefe de la oposición a la dictadura” que como vicepresidente.

(2) efectivamente, se había tomado conocimiento del inicio de trámites parlamentarios para avanzar hacia una legislación espeleológica nacional, pero el seguimiento de ese tema debía hacerlo G.E.A., por tener sede en Buenos Aires. Pero G.E.A. no quiso hacerlo, o su eterna crisis interna no se lo permitía; o quizás Juan Giménez no autorizaba desde Estados Unidos.

(3) había asociados que no colaboraban con la gestión, pero criticaban todo, pero también había personas que tenían una actitud completamente distinta. Por ejemplo, Sebastián Di Martíno (Neuquén) y Marcela Peralta (Tucumán), que no eran miembros pero siempre mostraron disposición a cooperar. Cuando quien esto escribe propuso la designación de Marcela Peralta como Miembro Honorario, se apoyó la propuesta, pero bajo la protesta de Redonte de que “no empecemos a sumar gente por el sólo hecho de ser amigos del presidente”.

(4) las campañas allí anunciadas nunca se llevarían a cabo o, si se hicieron, nunca fueron informadas a la F.A.d.E., a excepción de los trabajos de campo del IN.A.E., cuyos informes siempre fueron acompañados de reproches que eran percibidos como “autoritarismo”

(5) el IN.A.E., una vez más, debía hacerse cargo de un proyecto no creado por el IN.A.E. Tampoco es nada nuevo. La matrícula mendocina era lo que después sería el Grupo Espeleológico Mendoza Argentina (G.E.M.A.), conformado por recién llegados a la espeleología y que al año siguiente ya se sumaban abiertamente a la conspiración. Su principal vocero, Sergio La Rosa, reconocía, en su inscripción a la EAE (https://sinpelos2011.files.wordpress.com/2016/08/10-la-rosa-2007-eae.pdf) no tener experiencia espeleológica. Habrá mucho más para decir al respecto en capítulos futuros.

(6) en este punto queda claro que la F.A.d.E. ya estaba jugando al Antón Perulero, donde cada cual atendía su juego.

(7) Este punto originaría conflictos, ya que el apoyo de “empresas privadas”, fue en realidad de la empresa Río Tinto, en la que trabajaba el vicepresidente, justo en el año en que se producía el escándalo por la prohibición de las reuniones ambientales en Malargüe, que generó un conflicto legal entre el IN.A.E. y las autoridades municipales en vísperas de la sanción de la ley provincial 7722. Más sobre esta cuestión de la megaminería y su relación con la espeleología puede verse en: https://sinpelos2011.files.wordpress.com/2016/05/hcd-res-100-2007.pdf,

https://sinpelos2011.wordpress.com/2014/10/24/en-mendoza-se-sigue-violando-la-constitucion/ y

https://sinpelos2011.wordpress.com/2014/10/24/en-mendoza-se-sigue-violando-la-constitucion/2-la-nacion-5-7-07-y-cds/

(8) era lógico, no se podía discutir porque la mitad de consejo directivo ya tenía preestablecido que toda la culpa de todos los problemas la tenía el presidente.

(9) este tema de la F.E.A.L.C. fue determinante para que quien esto escribe pensara en alejarse de la F.A.d.E., ya que ésta no estaba a la altura de las circunstancias que ella misma había generado: en el congreso de Aguadilla Gabriel Redonte estuvo representando a la Argentina (con una camiseta con la inscripción “RIO TINTO”, dicho sea de paso) y yo a Paraguay, habida cuenta de la amistad que había surgido en las actividades de la E.A.E.. Abel Vale promovió, contra viento y marea, la Declaración de Aguadilla, que no es más que nuestra Ley General de Ambiente (Argentina) 25675. Cuando se discutía la parte relativa a la minería, Redonte salió del recinto y volvió al rato, cuando ya estaba aprobada. Luego pude observar el ensañamiento de los brasileños Labegalini y Colzato contra Abel Vale, y enterarme de que Abel Vale terminó convencido de que yo formaba parte de la conspiración contra él. Quise dejar la Secretaría General en manos de la bióloga colombiana Yaneth Muñoz-Saba, quien no aceptó. Las presiones de Labegalini y Colzato, finalmente, me hicieron aceptar mi continuidad; pero debí haberme mantenido firme. Otro error grave de mi parte. Finalmente, se labró un acta, pero con tantas discusiones estériles promovidas por el venezolano Rafael Carreño, que finalmente terminó en que el acta no se firmara. Fueron elegidos, para los cargos de Presidente y Secretario Adjunto, dos personas que estaban ausentes en el Congreso (Angel Graña, Cuba; Juan Montaño, México, respectivamente). Todo el mundo volvió feliz a sus casas; la misión era destronar a Vale y sólo eso. No pude despedirme de Abel y al día de hoy no he vuelto a tener noticias de él. Pero hay que remarcar: el acta de la asamblea 2007 de la F.E.A.L.C. nunca fue firmada.

(10) Efectivamente, nunca más supimos qué había pasado con Clemenzó. “Algo” había ocurrido dentro de G.E.A. y eso se notó en el resto de la F.A.d.E. Los números de Argentina Subterránea de 2007 pueden verse en: http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_17.pdf  

http://www.fade.org.ar/Secciones/ArgentinaSub/ARGENTINA_SUBTERRANEA_18.pdf  

Fueron subidos a la web muy a posteriori, gracias al ingreso a la F.A.d.E., en 2009, de nuevos espeleólogos que acompañaban a Luis Carabelli (CERMA). Fue entonces, en 2009, que por primera vez la F.A.d.E. tenía una web propia (aún la tiene, pero desactualizada), ello a pesar de que G.E.A. tuvo y tiene un informático especializado en ese tema, Mario Pettersen, el mismo que advirtió, en el encuentro de Las Lajas 1998, la importancia de la espeleología en Internet. Pettersen hizo una web para G.E.A., pero nunca para el IN.A.E.

(11) el mismo planteo habíamos hecho, casi veinte años antes, en 1989, puertas adentro de G.E.A.. La respuesta agresiva del resto de G.E.A. llevó a que nos decidiéramos a irnos y fundar el IN.A.E. Había ya un modus operandi que se proyectaba, desde la corporación al conjunto. Se confundía “corporativismo” con “democracia” y aún sigue ocurriendo eso.

(12) ésta es una forma muy tímida, muy contenida y eufemística, de decir que necesitábamos aliarnos al resto del movimiento ambientalista, porque el cuidado del agua tiene mucho que ver con el cuidado de las cavernas. Quizás allí se explique la desaparición de Clemenzó del escenario espeleológico, como explicamos en el número anterior y tantas otras cosas que vendrían después.

Lo ocurrido en Aguadilla marcaría los acontecimientos del resto del 2007 y del  año siguiente, en tanto desde las alturas se veían mejor las cosas, pero al mismo tiempo se empezaba a derretir la cera de las alas. Lo peor es cuando uno se da cuenta de que ha volado alto y que va a caer, y no lo puede evitar. Es como la piedra que fue lanzada por una catapulta, y se da cuenta cuando ya está en el aire.

Principales eventos del año 2007:

  • XXIX CONGRESO BRASILEÑO DE ESPELEOLOGIA – Ouro Preto – Minas Gerais, Brasil.7 al 10 de junio de 2007.
  • Curso de Capacitación para operadores de turismo “Mitos y Verdades sobre Caverna de Las Brujas” – En Dirección de Turismo de Malargüe, 22 y 23 de junio de 2007.
  • V Congreso de la Federación Espeleológica de América Latina y del Caribe (FEALC) – ESPELEOCONGRESO 2007 – Aguadilla, Puerto Rico, 29 de julio al 4 de agosto de 2007.

Carlos Benedetto

carlos_benedetto@fade.org.ar

Whatsapp 2604094916

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail