San Rafael, Mendoza martes 29 de septiembre de 2020

Estudian las especies de mosquitos existentes en Malargüe

 Mediante un trabajo de investigación se están identificando criaderos de mosquitos y colecta de larvas para la caracterización de especies.

El CRIDC está realizando, bajo la autorización del intendente Juan Manuel Ojeda y respaldados por el coordinador Francisco Parada, un trabajo interinstitucional con el Ministerio de Salud y el Departamento de Control de Vectores la Universidad de San Juan, sobre el estudio de especies de mosquitos existentes en Malargüe para identificar que distribución ha tenido el Aedes Aegypti transmisor del zika, el dengue y la chikungunya. Está pronto a firmarse un convenio.

Laura Pardo, Técnica Superior en Conservación de la Naturaleza, es quien lleva adelante esta investigación identificando criaderos de mosquitos y haciendo colecta de larvas. A ellas se les hace un tratamiento con un purgado en agua potable unos días, después se sacrifican y se conservan en alcohol al 70%.

“Lo que se busca es hacer una identificación de que especies de mosquitos hay en la zona. Hace 11 años se identificó que en Malargüe existía el mosquito transmisor del paludismo y se investiga si sigue estando la presencia de ese insecto y que otras especies se pueden hallar”, especificó.

Se están identificando los tipos de criaderos existentes, se sacan muestras de piletas de lona y agua estancada de la acequia, se tienen en cuenta detalles como si está impermeabilizada o en tierra y si son producto de acumulación de lluvia, aguas servidas o si es potable. Por ejemplo, el mosquito Aedes Aegypti transmisor del zika, el dengue y la fiebre chikungunya se cría en agua de lluvia que se junta en cacharros, no se encuentra en acequias charcos o piletas.

El cambio climático tiene que ver con la mayor cantidad de mosquitos en Malargüe, estos son típicos del calor y al haber tenido temperaturas muy elevadas y muchas lluvias, hay mayor cantidad y de mayor tamaño, ya que mientras más calor hace son más grandes. A raíz de esto podemos tener brotes de enfermedades para lo cual es conveniente tomar medidas de prevención, principalmente en las casas. “Sería importante que se haga limpieza, se corten las malezas y el césped; además de controlar permanentemente los recipientes que pueden acumular agua como cubiertas y cacharros para evitar la proliferación, aconsejó la profesional.

Fotos: Mara Mendez

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail