San Rafael, Mendoza viernes 25 de septiembre de 2020

En el Gobierno creen que la legalización del aborto no generará un conflicto con la Iglesia

El presidente Alberto Fernández, en un tramo de su visita a Francia

En el último día de la gira, la delegación visitó una basílica parisina histórica. En el entorno presidencial le bajan el tono a la disputa con los religiosos y el Papa.

En el último día de su gira europea de 7 días, el presidente Alberto Fernández volvió a ingresar a una iglesia después de visitar al Papa y un día después de anunciar explícitamente que enviaría un proyecto al Congreso para legalizar el aborto. En su único día libre en París, el Presidente visitó junto a toda la delegación argentina Sainte Chapelle, la imponente capilla gótica situada en la Isla de la Cité y donde se exhibe la reliquia de la corona de espinas de Jesús.

El mandatario argentino se molestó con las interpretaciones y trascendidos que hablan de un nuevo y presunto malestar de Francisco ante por el anuncio de Fernández de este miércoles, durante su exposición ante estudiantes del prestigioso colegio de Sciences Po.

El Presidente, según comentaron varios integrantes de la comitiva, se irritó por las publicaciones que dieron cuenta de la misa contra el aborto que se oficiará en la Basílica de Luján el 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer bajo el lema “Sí a la mujer, sí a la vida”Clarín informó el mismo miércoles sobre la organización de esa misa.

Fernández recordó frente a uno de sus funcionarios que esa celebración ya estaba prevista y que sirve como un modo de respuesta a los actos de agrupaciones feministas en esa celebración que a veces culminaron con algunos actos vandálicos contra la Catedral, cuya violencia el Presidente no acompaña.

El Presidente también se sorprendió por el revuelo que generaron sus declaraciones en la casa de estudios parisina donde se formaron, entre otros, los mandatarios franceses Emmanuel Macron y Jacques Chirac. “Perdónenme, pero la hipocresía nunca se llevó bien conmigo. Por eso he propuesto mandar una ley que termine con la penalización del aborto y permita la atención de cualquier aborto en un centro público”, sentenció Fernández.

Sin embargo, en el entorno del mandatario remarcaron que no hubo ninguna premeditación de volver a poner el tema en agenda después de los cortocircuitos comunicacionales con el Vaticano sobre los contenidos de las charlas del Presidente con el Papa y con el secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolin. “No dijo nada nuevo, simplemente contestó una pregunta”, explicaron en la comitiva oficial. En efecto, fue el moderador de la charla quien consultó al mandatario al respecto antes de las preguntas de los estudiantes. El auditorio de jóvenes estudiantes apoyó a rabiar al Presidente por sus dichos sobre la legalización del aborto.

El contrapunto con la Iglesia -que en Presidencia insistieron en que no fue tal- se produjo apenas horas después de que el Papa brindara un apoyo explícito en el seminario en la Academia Pontificia de Ciencias Sociales en el Vaticano, donde asistieron el ministro de Economía Martín Guzmán, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz y la titular del FMI Kristalina Georgieva. “(Las palabras de Francisco) no me sorprendieron, porque en la charla privada que tuve con él hablamos de la Argentina, y la verdad es que tenemos una visión muy parecida sobre lo que le pasa a la Argentina en materia económica y social. A mí no me sorprendió, pero me alegró que sus palabras fueran públicas. Me alegró que, además de haberlo oído yo, lo hayan oído otros, pero no me sorprendieron”, le dijo a Clarín.

En la delegación argentina en París compartían el diagnóstico y fueron más allá. “No queremos hablar del tema, simplemente tratamos de no hablar del tema, pero le preguntaron; nada más”, insistió uno de los funcionarios de la comitiva.

En el mismo sentido le bajaron el tono a una nueva pelea con la Iglesia por la legalización del aborto. “En Italia se aprobó durante el papado de Juan Pablo II y con Joseph Ratzinger (más tarde Benedicto XVI) de la Congregación de la Doctrina de la Fe y no excomulgaron a nadie. Es como cuando se debatía el divorcio. Pasemos lo antes posible este debate”, dijo el funcionario en sintonía con lo que expresó Fernández en Sciences Po.

Algunos de los dirigentes que más conocen el Vaticano insinúan que los ruidos entre la Iglesia y el Gobierno se generan en un sector de la curia y del poder político y económico. “A la ortodoxia vaticana no le gusta que el Papa se acerque al peronismo”, afirman antes de señalar al cardenal Parolin -virtual primer ministro- ex nuncio en Venezuela y, según recuerdan, con una relación difícil con el chavismo.

La visita a la Sainte Chapelle no fue la única escala turística del Presidente en su día libre. En medio de otro día de huelga contra la reforma previsional que impulsa Macron -golpeado en las encuestas- el mandatario argentino y su delegación almorzaron en Le Procopeel café más antiguo de París, el mismo al que concurrían Voltaire y Rousseau.

París. Enviado Especial. 

Fuente;https://www.clarin.com/politica/gobierno-creen-legalizacion-aborto-generara-conflicto-iglesia_0_KQjcV2gE.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail