San Rafael, Mendoza martes 29 de septiembre de 2020

El peronismo se aglutina, pero mantiene cuatro espacios definidos

El peronismo se aglutina, pero mantiene cuatro espacios definidos

El ciurquismo y los K se consideran un espacio amalgamado. Los hermanos Félix sostienen su supremacía en el Sur.

El Frente de Todos provincial vive una suerte de primavera interna gracias a la “cuestión nacional”. El estratégico acuerdo entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner a comienzos del año pasado, englobando a las principales expresiones del peronismo, inició un proceso de “cese al fuego” también hacia abajo, es decir, a las jurisdicciones provinciales.

Esto resulta un problema para el oficialismo: se mantienen las diferencias internas pero sin mostrar fisuras que permitan el diálogo o las fugas de votos en la Legislatura. 

Nadie en el PJ niega las diferencias en Mendoza entre el peronismo “orgánico”o de los intendentes, con Unidad Ciudadana. De hecho, en las elecciones pasadas hubo interna, que dieron un margen muy chico a favor del kirchnerismo. De ahí que la conducción de Anabel Fernández Sagasti todavía no esté firme. Hay una puja silenciosa interna, sobre todo con el sector de los hermanos Emir y Omar Félix. 

No obstante, tanto de un lado como el otro, Unidad Ciudadana (UC) y PJ orgánico admiten que los problemas, o diferencias internas, se han calmado gracias al factor nacional. “Cuando hay conducción hay orden”, dicen la mayoría de los dirigentes.

De hecho, algunos admiten que desde 2013, fecha desde la que el peronismo ha perdido todas las elecciones provinciales en manos del frente Cambia Mendoza, provocó el quiebre del PJ, que ha tardado en reconstruirse. Pero la situación de hace siete años no es la misma que la actual y esto se trasluce en la Legislatura, con un solo frente, el de Todos, que se diferencia del de hace algunos meses.

Peso territorial

Los legisladores del Frente de Todos no responden a un solo espacio, sino que hay varios políticos con peso que se reparten el poder en la Casa de las Leyes. Aquí aparecen actores como Carlos Ciurca, Anabel Fernández Sagasti, e intendentes o ex intendentes fuertes, como los hermanos sanrafaelinos Félix, o los maipucinos Bermejo. 

En números, hay una leve ventaja del peronismo sobre Unidad Ciudadana, con 11 de los 17 diputados que tiene el espacio; mientras que en el Senado tienen 6 de los 13. Pero a nivel nacional, el kirchnerismo saca ventaja con los dirigentes en el Congreso.

En el espacio Unidad Ciudadana figura el kirchnerismo puro, con La Cámpora como principal eslabón; y el ciurquismo, de donde salió el sanmartiniano Jorge Tanús, para conformar la fórmula que venció al peronismo de los intendentes. “Ya no estamos aliados, vivimos en la misma casa. Ahora somos una sola cosa, un espacio integrado”, sostienen en UC.

En este sentido, estos dos espacios predominantes se reparten prácticamente los diputados en la Cámara baja, aunque en el Senado hay mayoría de kirchneristas, tanto de La Cámpora, como de otros espacios del universo K y del colectivo de mujeres. Lucas Ilardo (La Cámpora) es el jefe de bloque del Senado.

Más allá de la aparente primacía kirchnerista en la Legislatura, donde tienen déficit es a nivel de intendencias, ya que los dos intendentes en el Este, que son Fernando Ubieta (La Paz) y Flor Destéfanis (Santa Rosa), provienen del seno ciurquista.
Intendentes con poder

En el peronismo más orgánico, se ha primado el poder bajo algunos intendentes, quienes han sido, desde la elección de 1995, los actores más poderosos del partido. A tal punto ha sido así que los dos últimos gobernadores del PJ (Francisco Pérez y Celso Jaque) no pudieron sostener o formar un espacio de poder, algo que en la vereda de enfrente sí lo construyó Alfredo Cornejo, ex gobernador, con una fuerte presencia tanto legislativa como en el Poder Ejecutivo.

Es por eso que el poder ha quedado repartido en dos más fuertes, como los Félix, que tienen a 5 legisladores, uno de ellos (Germán Gómez) es presidente de bloque de diputados; o los Bermejo, que tienen a Adolfo como senador provincial, y a Alejandro como diputado nacional.

No obstante, algunos dicen que los Bermejo están “en retirada” al recluirse en el Poder Legislativo y haber “entregado” el departamento a Matías Stevanato quien, si bien es un aliado, es un hombre cercano al ex funcionario sanrafaelino de Celso Jaque (y enfrentado a los Félix), Alejandro Cazabán.

Al margen de todo esto, los más optimistas de la unidad añoran con seguir trabajando para formar una lista sin internas en 2023. “Tras las internas, se pudo hacer en la categoría de diputados nacionales. Es un buen antecedente que hay que mantener, y más teniendo en cuenta que a varios intendentes se les terminó la reelección”, comentaron desde el kirchnerismo, con cierta picardía.

Diferencias en el PJ: lo local y lo nacional

Desde el peronismo sostienen que la principal diferencia es la de una visión local (intendentes) y una nacional (Unidad Ciudadana). “Es lógico, los intendentes necesitan anclarse en la situación que deben resolver de los vecinos”, expresan los aliados. No obstante, quienes ven lo nacional como el enfoque a dónde apuntar, afirman: “¿De qué les sirve tener cuneta, cordón y banquina con un 50% de pobres?”.

Aún así, marcan ambos espacios que las decisiones sobre cómo actuar se toman hasta el momento “de forma orgánica”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=el-peronismo-se-aglutina-pero-mantiene-cuatro-espacios-definidos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail