San Rafael, Mendoza lunes 28 de septiembre de 2020

El IDR presentó un estudio sobre hábitos de consumo de tomate industrializado

Dirigido a productores e industriales, la iniciativa tuvo por objetivo dar a conocer lo que el consumidor busca a la hora de optar por este alimento y orientar así la producción local a las necesidades específicas del consumidor.

El Ministerio de Economía y Energía, a través del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), en conjunto con la Asociación Tomate 2000 y el Consejo Federal de Inversiones (CFI), presentó un estudio sobre hábitos de consumo de tomate industrializado.

La presentación, que se llevó a cabo en las instalaciones del Mendoza TIC Parque Tecnológico, estuvo dirigida a productores e industriales con el objetivo de dar a conocer lo que el consumidor busca a la hora de optar por este alimento y orientar así la producción local a las necesidades específicas del consumidor.

“Estamos viviendo bajo cambios de reglas de juego constantes. En este contexto hay dos maneras de enfrentar la situación y una de ellas es trabajar de manera ordenada a través de una organización fuerte e institucionalizada como la de ustedes (Tomates 2000) y la otra es contar con información. Si no sabemos lo que está pasando en cuanto a cambios de hábitos, tendencias y exigencias de consumo, es muy difícil lograr avances. Esta metodología cualitativa nos permite tomar conceptos que los números específicamente no arrojan. Por eso es muy interesante que veamos este resultado y sigamos trabajando bajo esta modalidad”, remarcó Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio.

Guillermo Quiroga, Presidente de la Asociación Tomate 2000, destacó que el estudio brinda información muy importante para la parte final de un proceso de producción y que tiene que ver con el posicionamiento de los productos: “El crecimiento de la producción tiene que ir de la mano del crecimiento de la demanda. El informe es sumamente valioso para nuestros asociados”.

“Principalmente contamos con la presencia de miembros de la Comisión Directiva de la asociación. Son industriales, productores y propietarios de viveros” destacó Quiroga quien añadió: “Es una visión a la que nunca le habíamos prestado atención. Siempre estamos enfocados en la parte productiva, a los rendimientos por hectárea o a cómo hacer el producto en sí”.

Por su parte, la ingeniera agrónoma Betina Ernst, miembro de la consultora Topinfo, empresa dedicada a la inteligencia de mercado de frutas y hortalizas, con más de 25 años de trayectoria en el rubro, destacó que la investigación tiene como fin saber qué quiere el consumidor, hacia dónde van las frutas y verduras y qué es lo que está exigiendo el mercado actualmente.

La especialista hizo hincapié en que este tipo de estudios casi no existen a nivel país: “Es muy poco común que el requerimiento de este tipo de estudios provenga del sector privado, como la Asociación Tomate 2000 en este caso, y sea canalizado a través del gobierno”.

Qué compra el consumidor, porqué compra este producto, qué le resuelve el tomate industrializado y cuáles son las características que hacen que sea algo que considera como mejor o peor, son algunas de las inquietudes que orientaron el estudio en el que participaron 80 personas divididas en grupos de 25 a 35 años y de 35 a 55, todos actualmente insertos en el sistema, divididos, a su vez, en niveles socioeconómicos (C1-C2 y C3).

El estudio, que se llevó a cabo bajo el formato focus group, tomó como referencia 4 tipos de tomate industria muy asociados al envase. Es decir, la pulpa en tetra, el perita en lata, la salsa en DoyPack y el triturado en botella.

“Como principales resultados podemos destacar que todos los sectores y edades consumen tomate industria. De los 80 encuestados hubo solo uno que dijo no consumir este producto. Los que lo consumen regularmente superaron ampliamente las expectativas. Consumen entre 3 a 5 productos de tomate porque entienden les resuelve situaciones. Es un producto práctico”, remarcó Ernst.

“Este estudio nos habilita a estar convencidos de que el consumo del tomate va a seguir creciendo. Es más, en situaciones de crisis el consumo de este alimento aumenta debido a que es la compañía de pastas o guisos, reduciendo así el consumo de productos más costosos como la carne”, añadió.

Consultada sobre si el tomate perita ha perdido espacios de consumo, remarcó: “No. El consumo de este producto sigue siendo elevado, pero solo por sectores sociales con un poquito más de poder adquisitivo. Sin embargo, estos mismos sectores consideran que el tomate es un producto económico y es por ello que al momento de realizar la compra también comparan precios”.

Concepto natural

Según el informe, los jóvenes tienen un concepto más ecológico y natural por lo que prefieren un tomate perita o triturado mientras que un puré resuelva situaciones. En este sentido la Ingeniera remarcó que el sector industrial tiene mucho por trabajar en cuanto a las prestaciones de los envases y limitaciones de los mismos.

En el grupo de mayor edad (entre 35 y 55) tienen un poco más de tiempo para dedicarle a la cocina, pero a su vez deben dar solución rápida a situaciones y optan por las otras opciones de tomate envasado. En este caso la salsa en botella es una de las más utilizadas, pero a su vez tiene un limitante, el precio.

En cualquiera de los casos, según el informe, un producto de mala calidad no vuelve a ser comprado a pesar de que su precio sea atractivo para el bolsillo. En este sentido quienes observan una diferencia prefieren pagar un poco más para asegurarse la calidad del producto en cuanto a color, acidez y partículas.

Marcas blancas

Del estudio se desprendió un dato no menor. Es que la totalidad de los encuestados pertenecientes a sectores sociales con mayor poder adquisitivo coincidió en que las marcas consideradas blancas (propias de los supermercados), no son atractivas.

Rendimiento en alza

Por último, el titular de la Asociación Tomate 2000, hizo referencia al rendimiento del tomate por hectárea, En este punto señaló que actualmente está siendo mucho mejor si se lo compara con la del año anterior. Sin embargo, entiende que aún no se llega a los niveles de años anteriores que fueron muy buenos, por encima de los 100 mil kilos por hectárea.

“El clima ha ayudado a los rendimientos, pero hay algo en lo que debemos trabajar más y que tiene que ver con el trabajo y rotación de los suelos para lograr los rindes que estamos buscando”, concluyó.

Resultados por tipo de conservas

Puré de Tomate   (Tetrapak) fue la más mencionada y consumida entre los encuestados.

El sector de preferencia está en el C3 porque al no contar con mucho tiempo para cocinar. Quienes la consumen entienden que es práctico, rendidor, fácil de abrir y almacenar, y les da mayor confianza a la hora de mantener calidad.

Como contrapunto, quienes la consumen entienden que tiene mayor acidez, la consideran menos natural, no se puede ver el producto antes de la compra, el envase no es reciclable y para quienes consumen tomate industria de manera esporádica no es usado.

El  tomate perita (Lata) fue considerada más natural, por los encuestados.  Con menor nivel de acidez, observaron como positivo que ya viene pelado, que es fácil de almacenar y que si es también comprado por quienes consumen esporádicamente.

Por otro lado, la lata de tomates perita es considerada menos rendidora, aguada, conlleva más trabajo abrirla y menos práctica. A esto se suma que el producto no se ve y si el envase es viejo genera desconfianza.

La salsa lista (DoyPack) fue considerada muy práctica ya que no requiere nada de preparación, es menos ácida, existe mucha variedad y es de fácil almacenamiento. En suma, todos la consumen. Sin embargo, la consideran artificial, costosa, poco ecológico el envase, no se puede calentar en microondas ni guardar en heladera y tampoco se puede ver el producto antes de concretar la compra.

Finalmente,  el tomate triturado (Botella) fue considerado el más natural, debido a que el producto está a la vista y a través del envase se puede observar el color y las partículas. Consideran la botella más rendidora, menor nivel de acidez y a su vez el envase puede reutilizarse para otras cosas.

A pesar de todas las cosas positivas que resaltaron los encuestados sobre este tipo de tomate envasado, entienden que deberían impulsarse envases más pequeños, con tapa a rosca y no a presión.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail