San Rafael, Mendoza sábado 26 de septiembre de 2020

Cinco propiedades de la sandía mendocina que no conocías

Es en un 90% líquido, tiene muy pocas calorías y mucha fibra, pero además posee propiedades que no conocías, además de ser excelente para las dietas adelgazantes y contra el estreñimiento.

El Programa 365 Tentaciones brinda información sobre los múltiples beneficios de esta deliciosa fruta que, en nuestras tierras, se vende en todas las verdulerías a precio muy accesible en verano.

La sandía es la fruta del verano por excelencia: en Mendoza, el festival del Melón y la Sandía de Lavalle es el que abre el calendario de fiestas que se extienden hasta después de la Vendimia, y la fruta que tiene su propia celebración es una de las favoritas para pasar el calor.

Es en un 90% líquido, tiene muy pocas calorías y mucha fibra, pero además posee propiedades que no conocías, además de ser excelente para las dietas adelgazantes y contra el estreñimiento.

Pero lo mejor que tiene es el licopeno, una sustancia que además de otorgarle su color característico, posee potentes propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras.

Como si fuera poco, reduce el riesgo de enfermedades arteriales y del corazón, además de prevenir varios tipos de cáncer, como el de colon.

De hecho, la Universidad Estatal de Florida (EEUU)  le dio a varios voluntarios seis gramos diarios durante seis semanas de los aminoácidos L-citrulina/L-arginina, extraídos de la sandía. Los pacientes mejoraron la presión arterial y redujeron la presión sanguínea.

La sandía también es un remedio natural contra las contracciones musculares, al ser antiinflamatoria y analgésica.

Es ideal para dietas de adelgazamiento en las que se debe cuidar que el paciente no pierda vitaminas y mantenga una buena nutrición. El equivalente a una taza de sandía tiene 43 calorías, nada de grasa, 2 miligramos de sodio, 11 gramos de hidratos de carbono (que incluyen 9 de azúcar), un gramo de fibra. Proporciona un 17% de vitamina A, 21 de vitamina C, un 2% de hierro y un 1% de calcio, además de la B6, que ayuda a crear anticuerpos en el sistema inmunológico.

También se la llama “viagra dulce”, porque ayuda con los problemas de erección, al mejorar la circulación sanguínea y facilitar el flujo hacia los órganos sexuales.

Hay que recalcar que no corta la digestión ni hace mal: es un mito generado por la gran cantidad de líquido que tiene. El que quiere dormir siesta después de la sandía tal vez se tenga que levantar mucho al baño. Por eso nació el mito.

Deliciosas recetas

Mermelada de sandía

Ingredientes:

700 g de sandía cortada

350 g de azúcar

Jugo de un limón

Preparación:

Agregar el azúcar y el jugo de limón a la sandía y dejar 3 horas en heladera. Luego, llevar a fuego.

Cocinar a fuego fuerte los primeros 10 minutos, luego bajar el fuego y seguir cocinando mientras se revuelve de tanto en tanto, para que no se queme.

Es un dulce algo líquido llevará más de una hora. Cuando  va tomando consistencia se puede procesar con un mixer.

Jugo de sandía

Ingredientes:

2 rebanadas de sandía

Jugo de 1 limón

1 cucharada de edulcorante o azúcar

2 vasos agua fría

Hielo c/n

Preparación:

Cortar sandía sacando sus semillas. Exprimir un limón.  Colocar los ingredintes en la licuadora.

Agregar el agua,  el hielo y el edulcorante.

Licuar. Servir y acompañar con frutas.

Ensalada de sandía y queso feta

Ingredientes:

500 g de sandía sin pepitas

80 g de queso feta cortado en dados

50 g de aceitunas negras descarozadas

8 hojas de menta

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de vinagre

Sal y pimienta c/n

Preparación:

Cortar la sandía en cubos.

Agregar las hojas de menta.

Mezclar el aceite, el vinagre y la pimienta.

Añadir la sandía con el queso, las aceitunas y la menta.

Aliñar con vinagre

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail