San Rafael, Mendoza lunes 26 de octubre de 2020

Mendoza duplicó la producción de carne bovina e impulsa la industria forrajera

Gracias a la implementación de sistemas bajo riego y feed lot, la provincia produce actualmente 15 millones de kilos. El incremento, que disparó la demanda de hierbas para engorde, abre nuevas posibilidades de explotación de superficies incultas.

Según datos aportados por la Dirección de Ganadería, órgano dependiente del Ministerio de Economía y Energía, desde 2011 a la actualidad, la provincia ha incrementado en un 50% la producción de carne bovina.

El dato se desprende de un informe elaborado por el Cluster Ganadero de Mendoza, donde se destaca que la cantidad de kilos producidos en la provincia pasó de 7 a 15 millones, a raíz de la incorporación de pasturas bajo riego y feed lot.

“La última campaña de vacunación lanzó como dato que la provincia contaba con 514.308 cabezas, cifra que ha ido oscilando en los últimos años. De ese total, 280 mil son vientres que luego nos dieron unos 140 mil terneros. De esos 140 mil, el 33% fue recriado e ingresó al sistema de engorde bajo la normativa 7074 de fomento ganadero”, remarcó Luis Damián Carbó, titular de la Dirección de Ganadería de la provincia.

El funcionario destacó que el motivo del incremento en la cantidad de carne producida en Mendoza, responde a que antes los terneros eran vendidos a Córdoba, San Luis, La Pampa o Buenos Aires para su engorde. Luego eran traídos nuevamente a la provincia para ser consumidos. Hoy por hoy, esa situación ha cambiado.

Mauricio Pérez Huerta, coordinador del Cluster Ganadero de Mendoza remarcó: “De los 140 mil terneros que producimos, 40 mil eran vendidos a otras provincias. Hoy por hoy, gracias a la producción de forrajes, se quedan acá. Los 100 mil restantes también se quedan como hembras de reposición y demás”.

Por último, vale destacar que en la provincia son unos 5 mil los productores ganaderos y predomina la cría, recría y engorde de bovinos, representando el 34% del total de la actividad. Es esta la segunda en importancia luego de la actividad caprina que representa el 48%” concluyó Huerta.

Forrajes en alza

Carbó remarcó que la actividad ganadera bajo riego ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años por lo que este sector se ha convertido en un fuerte demandante de forraje: “Esta situación nos obliga a estudiar el uso de las superficies con derecho de riego y cuántas de ellas están en uso para ver si son potenciales espacios para la elaboración de hierbas destinadas a engorde”.

En este sentido el funcionario señaló que en Mendoza son unas 420 mil las hectáreas que cuentan con derecho de riego de las cuales 96.600 están en desuso (23%): “Estas superficies, muchas de ellas campos incultos, son un potencial para la producción de forrajes y desde el ejecutivo estamos trabajando en brindar las herramientas necesarias para fomentar esta actividad que viene en constante crecimiento”.

El titular de Ganadería hizo hincapié en que la producción de hierbas destinadas a engorde, tiene como fortaleza que cualquier productor pueda producirlas, tanto a grandes niveles como en aquellas superficies más pequeñas. “Hay diferentes lugares en la provincia que se han quedado en cuanto a los beneficios de la agricultura y esta puede ser una buena salida.

Datos

Aquellos interesados en avanzar en la producción de forrajes, por ejemplo Alfalfa, tienen que pensar en invertir entre 25 y 30 pesos por hectárea. Cada hectárea, luego del ciclo correspondiente, brindará aproximadamente 500 fardos cuyo valor (por unidad), oscila entre los 200 y los 220 pesos, dependiendo el origen del comprador.

En líneas generales, cada hectárea puede llegar a rendir 100 mil pesos por corte. Siguiendo con el mismo caso, esta hierba se puede sembrar durante los meses de otoño o primavera y cada 30 o 45 días se puede realizar un corte: “Esa es la diferencia que hay con la actividad vitivinícola por ejemplo donde hay que esperar 4 años para el primer fruto”. concluyó Carbó.

Sobre el Cluster Ganadero

Creado en 2012, el Cluster Ganadero es un organismo mixto integrado por productores, entidades gubernamentales, entidades intermedias, técnicos y empresarios vinculados a la actividad ganadera bovina en todo el territorio mendocino. Busca articular a los distintos sectores, aún conociendo la diversidad existente, para diseñar un Plan de Mejora Competitiva a la medida del sector. La metodología se basa en la participación y consenso de los actores locales, y contempla un esquema organizativo y dinámica de trabajo orientada a la formulación de un Plan de Mejora Competitiva (PMC).

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail