San Rafael, Mendoza viernes 18 de septiembre de 2020

Historia de la Espeleología Argentina – Cap. 10 – Por:.Carlos Benedetto

Se empieza a caer el velo

La forma en que se manejó el problema de Sierras Bayas (http://www.sierrasbayas.com.ar/lugar/cuevas/cuevassierrasbayas.htm) según relatamos en el capítulo anterior, queda perfectamente explicada en estas cartas, que dan cuenta de que las jugadas más fuertes provinieron de la FEALC y de la secretaría de la FAdE, o sea de sendas secretarías. No de GEA. Éstas fueron publicadas en ARGENTINA SUBTERRANEA 9 (https://issuu.com/fade3/docs/fade-boletin9) y es bueno transcribirlas, para ver cómo el puertorriqueño Vale también ya estaba intentando darle una impronta ambientalista a la federación latinoamericana:

“San Juan (Puerto Rico), 14 de mayo de 2004.- Sr. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Felipe Solá, CASA DE GOBIERNO PROVINCIAL (1900) LA PLATA – Buenos Aires ARGENTINA Sr. Gobernador: El motivo de la presente es transmitir a Ud. la preocupación de la comunidad espeleológica latinoamericana representada por la FEALC, por la posibilidad de que en breve tiempo desaparezcan las cavernas de la localidad de Sierras Bayas – Olavarría, por el avance incontrolado de los frentes de cantera, según resumen adjunto a la presente elaborado por destacados colegas del Grupo Espeleológico Argentino (GEA) y de la Federación Argentina de Espeleología (FAdE). Los espeleólogos no nos oponemos a las actividades mineras ni turísticas, pero consideramos que los emprendimientos económicos deben llevarse adelante teniendo en cuenta la opinión de todos los sectores involucrados y no solamente uno de ellos. Las rocas de Sierras Bayas son sin dudas útiles para el desarrollo de la minería, pero también lo son las cavernas, en tanto permitirán diversificar la economía local a través del espeleoturismo sustentable. En función de ese proyecto multidisciplinar en su momento las mismas autoridades de Turismo de la ciudad de Olavarría convocaron al Grupo Espeleológico Argentino para que iniciara los estudios, los cuales fueron declarados de interés nacional por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina en el año 1997. Asimismo esos trabajos fueron presentados en congresos y simposios de la especialidad, por lo que concitan la atención de la comunidad espeleológica internacional A pesar de eso, tanto los espeleólogos como otros protagonistas sociales de la localidad han manifestado su preocupación por presiones que terminaron finalmente en que el protagonista excluyendo de esta situación terminó siendo el sector empresario minero, seguramente por sentir amenazados sus intereses, amenazas que no son reales si se explicitan en una mesa donde se convoquen a todos los sectores interesados. El motivo de la presente es solicitar al Sr. Gobernador que intervenga personalmente, instruyendo a las autoridades mineras de la Provincia para que convoquen al necesario diálogo, para que se detenga la destrucción de las cavernas de Sierras Bayas y para que se autorice nuevamente el desarrollo de las investigaciones a cargo de los espeleólogos argentinos. A fin de contribuir a tranquilizar los ánimos, me permito reiterarle que no existe ánimo de excluir a la minería de las consideraciones sobre Sierras bayas y que, llegado el caso, esta Federación podrá aportar el concurso de sus técnicos especialistas para el éxito de una empresa que debería ser multilateral y en beneficio de todos los actores involucrados e interesados. Contando con su comprensión, lo saludo manifestándole la seguridad de mi mayor respeto y consideración Abel Vale Presidente FEALC”

A los dos meses, el secretario de la FAdE (no la vicepresidenta, la geóloga Silvia Barredo, conocida por sus posturas fundamentalistas pro-mineras) escribió en julio la CARTA DOCUMENTO Nro. 48244242 – 15-07-04:

 Dr. Marcelo Caballe, Director Provincial de Minería, Provincia de Buenos Aires Sr. Director: La Federación Argentina de Espeleología ratifica las denuncias presentadas oportunamente sobre la irracional e ilegal destrucción de cavidades naturales existentes en el Cerro Aguirre, reserva fiscal de Sierras Bayas, Olavarría. Los organismos públicos que debieron ocuparse de este problema (Dirección de Minería y Secretaría de Política Ambiental) han desatendido los reclamos de la Asociación GEA (Grupo Espeleológico Argentino), miembro de esta Federación, el último de los cuales fue realizado en fecha 14 de junio ppdo.. Asimismo han desatendido las denuncias en los medios de prensa y los pedidos efectuados por especialistas del país y del exterior. La falta de respuesta a dichos reclamos constituye un acto de desconsideración, como asimismo un acto de violación a las normas en vigencia (Art. 41 de la Constitución Nacional, Código de Minería, Leyes nacionales 24585, 25743 y 25831 entre otras). 5 Por la acción irracional de una minería sin controles ya han desaparecido varias cavidades de alto valor científico y cultural, y en pocas horas más puede producirse la completa desaparición de todo el patrimonio espeleológico de la zona mencionada. Las autoridades bonaerenses no podrán aducir ignorancia de la extrema gravedad de la situación planteada ni eludir su responsabilidad por no haber actuado a favor de la salvaguarda de este patrimonio cultural y de la observancia de las leyes vigentes, por lo que reiteramos el pedido de inmediata intervención. FEDERACION ARGENTINA DE ESPELEOLOGÍA (Personería Jurídica Res. DPJ/MZA Nro. 750/01) Carlos Alberto Benedetto – DNI 10.231.266 – Secretario a/c Presidencia.

 

A nadie se le ocurrió pensar que, en ausencia del presidente, en toda asociación es el o la vicepresidente/a quien ocupa su lugar. Pero no ocurrió en este caso. Tampoco G.E.A. agradeció el gesto del IN.A.E., sino que lo utilizaría, cuatro años después, para intentar expulsar a IN.A.E. de la F.A.d.E. Ya llegaremos a ese punto

En este ejemplo estaba claro que, mientras los dos principales cargos políticos estaban en manos de G.E.A. (Buenos Aires), el trabajo más pesado e ingrato (Secretaría y Tesorería, asuntos legales y administrativos) estaban en Malargüe, en el IN.A.E.

 “Unos trabajan de trueno y es pa´ otros la llovida”, diría Atahualpa Yupanqui. Pero esta distribución del trabajo tan peculiar, a la larga tendría sus efectos negativos sobre los beneficiarios iniciales.

Antes, Redonte había mandado, como titular de la FAdE, una carta de protesta a las autoridades mineras, en un tono más que conciliador; pero es la carta-documento la que tiene valor legal como prueba en juicio, y el paso de judicializar el delito cometido nunca se dio; ni G.E.A. ni los representantes legales de la FAdE (Presidente y vice) estuvieron nunca dispuestos a hacerlo. La judicialización de los conflictos ambientales espeleológicos serían un capítulo posterior de nuestra historia.

Esta carta es de quien desea separarse de los conflictos por la minería que ya estaban estallando en todo el país, y explica las conversaciones en privado durante el II CONAE:

 

Sr. Director Provincial de Minería de la Provincia de Buenos Aires Dr. Marcelo Fernando Caballe Subsecretaría de Industria, Comercio, Minería y Actividades Portuarias. S/D- De nuestra mayor consideración: Nos dirigimos a Ud. con la finalidad de hacerle llegar nuestra preocupación ante la situación que afecta a las cavidades naturales existentes en Sierras Bayas, Pdo. de Olavarría. Estamos al corriente de la nota que le dirigiera a Ud. la asociación Grupo Espeleológico Argentino con fecha 14-06-2004, despachada por intermedio de la casa de la Provincia en Cap. Fed. en fecha 25-06-2004. Queremos por la presente sumarnos a dicho reclamo y pedir su urgente actuación en cumplimiento de los considerandos incluidos en el Código de Minería de la Nación y las leyes provinciales conexas. También llevamos a su conocimiento que recibimos reiteradas denuncias de ciudadanos de Sierras Bayas que observan como diariamente se efectúan impactos irreversibles en el área de las cuevas, destruyendo para siempre un ambiente de características únicas en el ámbito provincial. Nuestra Federación no busca promover, tal como se observa hoy en muchas regiones de nuestro país, que la población asuma una actitud radical contraria a la práctica de toda actividad minera, pero solicitamos de las autoridades una actitud responsable hacia el conflicto ambiental. Pedimos que esta vez actúen con la premura que el caso demanda, deteniendo inmediatamente las voladuras y laboreos en el sector de la Reserva Fiscal Sierras Bayas donde se localizan las cavidades naturales, y desafectando este sector a fin de permitir la preservación de los recursos espeleológicos que aún pudieran existir. En dicho sentido, nuestra Federación manifiesta decididamente su voluntad de cooperación para con toda intervención URGENTE de vuestra parte que tenga por fin preservar las cavidades naturales y su entorno. Sin otro particular y adjuntando artículo de prensa de reciente publicación, saludamos a Ud. muy atentamente. Gabriel Jorge Redonte Presidente FEDERACIÓN ARGENTINA DE ESPELEOLOGÍA”.

En mayo del mismo año 2004 se realizaba en Mendoza una nueva asamblea anual de la RENACE – Red Nacional de Acción Ecologista, a la que pertenecía el IN.A.E., pero no el resto de la F.A.d.E. En la Asamblea me tocó poner sobre la mesa el problema de Sierras Bayas, pero los abogados de la RENACE señalaron luego que el único camino era recurrir a tribunales para sentar jurisprudencia. Como señalé antes, nunca se daría ese paso.

También ese año recibíamos noticias de que el gobierno de Neuquén se preparaba para habilitar al turismo 8 cavidades naturales, sin estudio previo de impacto ambiental y sin saberse a ciencia cierta cuáles serían esas cuevas. La F.A.d.E. sabía que había “espeleólogos” neuquinos detrás de esto, pero no había buenas relaciones con ellos y entonces envió una nueva carta a las autoridades provinciales, sin otro resultado que el silencio, afortunadamente, luego de quince años todavía ninguna caverna fue oficialmente habilitada al turismo, aunque sigue habiendo turismo “informal” en varias de ellas y anuncios rimbombantes, como puede apreciarse en la página 7 de Sin Pelos en la Lengua 391: https://issuu.com/spellmalalhue/docs/391_spell_391.

Lo novedoso de esa misiva fue que Redonte invocaba, por primera vez, el artículo 41 de la Constitución Nacional, pero también la Ley de Presupuestos Mínimos 25.831 – “Régimen de Libre Acceso a la información pública ambiental”, con lo cual había un reconocimiento de que las cuevas son activos ambientales. Los eventuales litigios sobre el patrimonio espeleológico neuquino están aún en estudio por parte de abogados ambientalistas de esas provincia, inspirados en esa legislación nacional, dasdo el carácter de inservible de la ley provincial 2213.

La noticia más importante de ese año fue que Marcela Peralta y Luis Grosso registraron por primera vez la Cueva Puente del Diablo, en La Poma, Salta, que sería más tarde topografiada por el grupo C.E.R.M.A. La expedición fue realizada por la Fundación Miguel Lillo, a la que pertenecían estos dos –entonces- asesores científicos de la F.A.d.E.

En cuanto al catastro nacional, el aporte de Peralta-Grosso elevaría a 300 las cavidades inventariadas hasta esa fecha, aunque el mismo incluía cuevas muy pequeñas: Mendoza estaba aún en tercer lugar en el “ranking”, con unas cuarenta cavernas, frente a más de setenta por parte de Neuquén. Buenos Aires, y sus pequeñas cuevas, estaba en segundo lugar.

 Los avances del INAE en Mendoza darían vuelta las cosas. En https://issuu.com/fade3/docs/fade_boletin_10 ya se da cuenta de los hallazgos del IN.A.E. junto al Mendip Caving Group, de “las cavernas a mayor altitud del país” en cercanías del complejo Turístico de Las Leñas.

Mendoza ya era el feudo del IN.A.E., mientras que Buenos Aires lo era para G.E.A., sobre todo por la Gruta de Oro en Barker, de singular belleza por sus aguas doradas (ver foto). Neuquén se había convertido en un sueño imposible, por operaciones políticas que no pod´`iamos controlar. Fue recién en la Asamblea Anual 2015 que pudimos incorporar a una espeleóloga neuquina al Consejo Directivo: Mariela Vazquez, pero que no tenía ni quería tener trato con los grupos de esa provincia.

En esa misma revista (Nro. 10) ya se pone en evidencia el creciente protagonismo de un miembro de G.E.A., Juan Giménez, quien en 1989 ya había provocado problemas internos en esa asociación, haciéndose pasar por biólogo sin serlo, pero que se destacaría como rescatista en la comisión de la F.E.A.L.C. dirigida por Efraín Mercado, donde haría daños mucho mayores.

Paralelamente, el presidente de la F.A.d.E. acordaba con el Gruppo Speleo Bessenello (G.S.B. – Trento – Italia) la realización, para enero del 2006, de la Segunda Expedición Espeleológica Italo-Argentina a la Isla Madre de Dios – CHILE.

El martes 12 de enero de 2015 se reunieron en el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires el presidente de la F.A.d.E., Gabriel Redonte, junto al secretario de G.E.A., Ricardo Piethè, con el representante del G.S.B., Marco Vitti. En la oportunidad se discutieron detalles de la futura expedición.

La Isla Madre de Dios ya había sido visitada por espeleólogos europeos y reviste gran interés por tratarse de carsos en un clima extremadamente frío y húmedo. 8 espeleólogos de la Federación se anotaron como voluntarios, pero había que elegir sólo a tres, y se encomendó a Juan Giménez el armado del equipo. Fue el error más grande que cometí, aunque el error sería catalizador de un proceso donde, a la larga, se pondría “blanco sobre negro”, como relataremos más adelante.

Cuatro años de presidencia de Gabriel Redonte (G.E.A.), la F.A.d.E. se institucionalizó legalmente, creó una revista puntualmente cuatrimestral, realizó el II congreso en tiempo y forma. No hubo mayores sobresaltos. Las aguas empezarían a agitarse cuando le tocaba el turno al IN.A.E. de convertirse en el representante LEGAL de la Federación, una primera experiencia que, luego de 35 años de Historia, había resultado aparentemente exitosa. El IN.A.E. pudo llevar adelante sus proyectos sin ningún tipo de impedimentos, los cuales vendrían a posteriori, cuando la F.A.d.E. se convertiría en un cuasi-partido político con oficialismo y oposición. IN.A.E. acompañó a G.E.A. en esos cuatro años, pero no habría reciprocidad en los años siguientes, según relataremos.

Carlos Benedetto

carlos_benedetto@fade.org.ar

Whatsapp 2604094916

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail