San Rafael, Mendoza domingo 27 de septiembre de 2020

El Gobierno provincial planea un «banco de vinos» para sostener el precio

Desde el gobierno local buscan herramientas que le permitan equilibrar el mercado de traslado.

Vitivinicultura. La producción local está en crisis y varios sectores ya han salido a reclamar medidas para la cosecha que se acerca.

Mientras se analiza la posibilidad de implementar un sistema de estabilización de stock o “banco de vino” y de pagar una tasa de interés a quienes opten por el auto bloqueo, desde la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia confirmaron que esta temporada lanzarán créditos para cosecha y acarreo. Si bien resta definir las condiciones con el Banco Nación, el monto total rondaría los 600 millones de pesos. 

Una de las principales preocupaciones del subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo, que manifestó en una reunión con la prensa, es reducir los ciclos tan marcados en la producción, que provocan que no se pueda sostener un mercado -interno ni externo- y que un año sea de los productores y el siguiente de los industriales, en una división que se muestra contraria a la real dependencia mutua.

Para trabajar en este sentido en la vitivinicultura, se está pensando en aplicar un sistema de estabilización de stock, o “banco”, en el que se podría acumular el vino que esté por sobre el stock técnico (de 4 a 5 meses de despacho), en los años de buena producción, y utilizarlo en las temporadas de baja cosecha, para evitar oscilaciones. También, fijar una tasa de interés por auto bloqueo, cuyo porcentaje estaría atado al precio; es decir, caería cuando el valor aumente, ya que el bodeguero se estaría capitalizando. 

El funcionario provincial aseguró que para poder poner en marcha estas herramientas, ya están trabajando con algunos industriales de manera de analizar las posibilidades de implementación.

la Bolsa de Comercio de Mendoza. Con estos valores que nominalmente son iguales a los del año anterior, el productor está perdiendo prácticamente el 50% del valor de su producto.

Bono verde 

En el encuentro, Moralejo planteó algunas metas que se ha fijado para los próximos cuatro años y mencionó que lanzarán un bono verde. Esto es, un bono fiscal para incentivar inversiones en las industrias forestal y forrajera. Sobre esta última, destacó que Mendoza tiene excelentes rendimientos en alfalfa y que la ganadería ha crecido 800% en los últimos 15 años, pero el engorde no se realiza en la provincia por falta de forrajes. Para acompañar ese crecimiento, añadió, es importante terminar el cinturón de acueductos, algunos ya licitados y otros en búsqueda de financiamiento. 

Otro de los objetivos de la Subsecretaría es favorecer el asociativismo, a través de cooperativas o consorcios, para que los pequeños productores frutihortícolas puedan tecnificarse en conjunto -comprar un tractor o una cosechadora- para ser más competitivos. En esta línea, también buscan fomentar las empresas de servicios agrícolas, para que los dueños de fincas puedan tercerizar aquellas tareas que requieren del uso de maquinarias. Para entenderlo, 75% de los viticultores tiene menos de 10 hectáreas. 

Moralejo reconoció que algunas líneas de crédito tienen tasas muy accesibles pero un importante porcentaje de productores no puede acceder porque no tienen los papeles de su propiedad. De ahí que hayan planeado también lanzar un plan de regularización dominial para ampliar la inclusión financiera. 

Asimismo, tienen previsto iniciar, en los próximos seis meses, un censo completo de la producción agropecuaria de la provincia. Es que si bien a fines de 2018 el Indec realizó el Censo Nacional Agropecuario, sólo se cuenta por el momento con datos preliminares, que no incluyen datos que se consideran relevantes como edad de los productores, variedades de cultivo y calibres, modalidad de riego.

De ahí que se apunta a que el relevamiento sea realizado por el Instituto de Desarrollo Rural, con el Departamento General de Irrigación, las universidades y otras instituciones. A partir de estos datos, se pretende contar con un sistema integrado de información, para que distintos organismos -IDR, INV y RUT, por ejemplo- cuenten con los mismos datos.

Moralejo destacó que existe una demanda (en el exterior) de los alimentos producidos en Mendoza pero que para ello se deben alcanzar estándares de calidad y de sanidad y evitar las fluctuaciones periódicas. Además, consideró que se debe intentar tener mayor presencia en los mercados de otras provincias, algo que no se ha priorizado.

600 millones de pesos para la cosecha 

La titular del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, Silvina Giordano, explicó que el financiamiento se canalizará, como el año pasado, a través de este organismo, en conjunto con Banco Nación. Por eso, están a la espera de la tasa que definirá la entidad bancaria -que recientemente cambió su directorio y aún no elige todas las autoridades-, aunque ya se sabe que el FTyC bonificará 12 puntos de ese interés.

En principio, señaló Giordano, se está pensando en un financiamiento de 200 a 250 millones de pesos y el Banco Nación ya tiene aprobada una línea por 400 millones. La idea es que ambas instituciones se complementen para llegar a más productores. Sin embargo, aún no se han fijado las condiciones ni los sujetos destinatarios. El año pasado se destinaron $ 1.150 millones a créditos de cosecha y acarreo, a una tasa de 29% anual.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=la-provincia-planea-un-banco-de-vinos-para-mejorar-el-preci

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail