San Rafael, Mendoza domingo 27 de septiembre de 2020

Importantes proyectos impulsan la inversión en infraestructura para Seguridad y Justicia

Se destacan Cárcel Federal, Almafuerte II, Alcaidía de Tunuyán y la construcción del Polo Judicial Penal. Más de $3.406.706.146 de inversión.

Agilizar los procesos penales, incrementar los espacios de alojamiento de detenidos, mejorar las condiciones de detención y evitar el delito son los objetivos que sustentan la inversión que el Gobierno de Mendoza realiza en 16 grandes proyectos.

Dentro de este plan, los 2 proyectos más emblemáticos son Almafuerte II y la Cárcel Federal, ambas obras con importantes niveles de ejecución y cuyas tareas emplean  más de 1.000 personas diariamente.

En el primer caso, la obra superó el 60%  y se trata de un proyecto que se ubicará a 300 metros al este de Almafuerte I, tendrá 5 pabellones, 2 de baja seguridad, 2 de mediana y uno de máxima, así como instalaciones administrativas y de servicios para alojar hasta 1.046 internos.

Mientras que el Centro Federal Penitenciario de Cuyo alcanzó el 80% de su construcción y tendrá una capacidad para alojar a 536 personas. Se construye en un terreno de 50 hectáreas donadas por la Provincia en la localidad de Cacheuta.  En los 32.000 m2 de superficie bruta, confluirán el Instituto Penitenciario Federal de Cuyo para varones, con 392 plazas; el Instituto Correccional de Cuyo para Mujeres con 112 y el Instituto Abierto, con capacidad para 32 internos.

Teniendo en cuenta el impacto social de las obras planteadas, además de los complejos penitenciarios, las obras del Polo Judicial Penal lideran el ranking en materia de inversión e importancia.

La megaobra ubicada detrás de la cárcel San Felipe, comprende la construcción de 3 edificios, uno para la Suprema Corte de Justicia, otro para el Ministerio Público Fiscal y el tercero denominado Establecimiento de Detención Transitorio, ES-TRA-DA. Adicionalmente a los edificios indicados, el proyecto comprende la construcción de un Túnel de Comunicación que se extiende desde el Establecimiento Penal San Felipe, ubicado a 40 metros del límite este del terreno donde se implantará el Polo Judicial, cuya finalidad es la conexión de los edificios de la Suprema Corte, Ministerio Público Fiscal y ES-TRA-DA con dicho establecimiento carcelario.

Con más de 600 obreros trabajando el Polo Judicial avanza rápidamente y aplicando diversas técnicas constructivas según los planteos de cada edificio, la Suprema Corte superó el 82% de ejecución, mientras que Estrada llegó al 82% y el Ministerio Público Fiscal el 57%.

La construcción de San Felipe-Infope (Instituto de Formación Penitenciaria) alcanzó el 65% de ejecución y que genera 40 puestos de trabajo, consta de 3 edificios. El primero, destinado para la administración de San Felipe; el segundo, para las instalaciones del Instituto y el tercero, destinado al personal auxiliar, que se ubica fuera de los muros del penal pero se vincula mediante un puente.

Terminadas se encuentran las obras de los separadores de pabellones en San Felipe, la construcción de oficinas para magistrados en Boulogne Sur Mer, las cámaras de seguridad en el Centro Cívico, el Registro de Huellas Genéticas, la ampliación de la Unidad Penal 3 de mujeres en el Borbollón, la refacción de la colonia Penal Sixto Segura en San Rafael y la Alcaidía de Tunuyán, que permitirá albergar a 50 internos en forma transitoria que hayan sido imputados principalmente por delitos relacionados con violencia de género.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail