San Rafael, Mendoza sábado 26 de septiembre de 2020

El Riego y La Arboleda en los espacios públicos – Por:. Fabián López – Téc. Superior en Recursos Hídricos

La Arboleda de los espacios públicos y  calles de la ciudad de San Rafael, aunque muchas veces no reparamos en él, está allí el árbol, para aportarnos múltiples beneficios: disminuye el calor extremo, filtra la radiación solar, mejora la calidad del aire, fija el suelo y aporta el hábitat natural, entre otros, pero por sobre todo, hace de Mendoza un lugar único en la región y en el mundo. Se trata del arbolado urbano, presente en la Ciudad desde época de la colonia y con la llegada del General San Martín cuando, por su recomendación, ordenó ampliar «LA Alameda» e inicia su plantación planificada en las calles. 

En aquellos años se colocaron principalmente plátanos, álamos y moreras. Y aunque muchas de esas especies siguen en pie hoy, en los últimos años se ha ido fomentando un recambio por otras con menor requerimiento hídrico y mayor adaptación al suelo. Así, aparecen algunas especies autóctonas de Mendoza, como la acacia visco, la arabia, alguaribay, algarrobos,  etc. . –

Según una investigación del Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía (Inahe) del CCT Conicet, en toda la provincia hay más de un millón de árboles de los cuales 500.000 están en el Área Metropolitana. “El 90% de las especies son exóticas, con un 73% de la población forestal mayor de 80 años”. Es importante plantar especies nativas o adaptadas a nuestro medio, cuyo crecimiento no sea altamente afectado por condiciones sostenidas de estrés hídrico. “Tal es el caso de la acacia visco, especie nativa, que puede ser considerada en nuevas planificaciones urbanas, no solo desde el punto de vista estético sino principalmente por su capacidad de adaptación a condiciones de estrés hídrico y regímenes de riegos discontinuos y deficitarios”. –

Los municipios son los encargados de reponer aquellos árboles que se van secando, así como los responsables de su mantenimiento y reposición de algunos que están más avanzados que otros. “Por la crisis hídrica se recomienda cambiar a las especies de menor requerimiento hídrico, El municipio, tiempo atrás, realizaba los riegos y la limpiezas de los «Cupos»  de las acequias y los principales problemas los tuvimos con los paraísos y olmos, a los cuales los agarró una peste y muchos se secaron”. –

En la actualidad, lo que podemos observar en casi todas las calles de la Ciudad, respecto al arbolado público, que han ingresado en un proceso de  «Senescencia»  y,  como ejemplo en los estrados de Tribunales,  en la Plaza de La Justicia  existen  varias especies que se encuentran secas que se encuentran para ser erradicados.

Principio de Solidaridad :

Es que se está perdiendo el principio de solidaridad, consagrado en la Ley de aguas y también se está perdiendo la cultura del agua, no se puede dejar de limpiar las acequias que riegan el arbolado de la ciudad y, en consecuencia, tampoco se puede dejar de ver que cuando tenemos 5mm de precipitaciones el agua fluye por las calles al no poder circular por las acequias anegadas y puentes embancados.

También podemos decir que se perdió la cultura de recolectar el agua de lluvia, de los techos de las casas en canaletas a los aljibes. –

Gentileza: 

 Fabián López

Téc. Superior en Recursos Hídricos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail