San Rafael, Mendoza jueves 26 de noviembre de 2020

Semilla de sandía: sus propiedades

Semillas que desintoxican y depuran el organismo.

Dentro de las frutas tropicales más conocidas se encuentra la sandia. Esta tiene una composición química que le permite ser utilizada para tratar diferentes problemas de salud, como sobrepeso, colesterol alto, problemas de retención de líquidos, entre otras.

Composición nutricional

Fibra: Las semillas contienen fibra, necesaria para la digestión adecuada y eficaz en el tratamiento de parásitos intestinales, ictericia, y las inflamaciones.

La proteína: Las semillas de la sandía son muy ricas en proteínas (alrededor de un 35 por ciento), 1 taza de semillas secas contienen 30,6 g, que es 61 por ciento del valor diario recomendado. La proteína en las semillas de sandía consta de varios aminoácidos, uno de los cuales es arginina. Mientras que el cuerpo produce arginina, se afirma que algunas condiciones de salud pueden beneficiarse de arginina adicional. Algunos de los beneficios de salud de arginina incluyen la regulación de la presión arterial y el tratamiento de la enfermedad coronaria. De los nueve aminoácidos esenciales, 8 ocupan un lugar destacado, menos una, la lisina.

Vitaminas: Las semillas de sandía también contienen varias de las vitaminas del complejo B. Las vitaminas B son necesarias para transformar los alimentos en energía y otras funciones corporales importantes. La vitamina B más prevalente en las semillas de sandía es niacina, en 1 taza de semillas de sandía secas que contienen 3,8 mg, que es 19 por ciento del valor diario.                                                                                                                  Cada taza contiene una cantidad significativa de las siguientes vitaminas: Tiamina (14 por ciento del valor diario recomendado), riboflavina (9 por ciento), niacina (19 por ciento) y ácido fólico (16 por ciento).

Minerales: Los minerales abundan en las semillas de sandía. El magnesio es el mineral más abundante, con un peso de 556mg, o 139 por ciento del valor diario recomendado en 1 taza de semillas secas. El magnesio ayuda a regular la presión sanguínea y el metabolismo de los hidratos de carbono, que tiene un efecto beneficioso sobre el azúcar de la sangre también. Otros minerales importantes, las semillas de sandía proporcionan calcio (6 por ciento), hierro (44 por ciento), magnesio (139 por ciento), fósforo (82 por ciento), potasio (20 por ciento), zinc (74 por ciento), cobre (37 por ciento) y manganeso (87 por ciento).

Grasas: Lo más sorprendente de semillas de sandía es la cantidad de grasa que contienen. En 1 taza de semillas secas, hay 51 g de grasa, 11 de ellos son grasa saturada. Las otras grasas son grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y ácidos grasos omega-6. Las grasas mono y poliinsaturadas reducen el colesterol en la sangre, y los ácidos grasos omega-6 pueden ayudar a reducir la presión arterial alta.

Calorías: En 1 taza (108 g) de semillas de sandía hay aproximadamente 602 calorías, las semillas de sandía tienen un número relativamente alto de calorías por gramo o por taza.

Propiedades y Beneficios

  • Propiedades diuréticas. Las semillas de sandia poseen compuestos que estimulan el sistema renal para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo. Esta propiedad es importante para el tratamiento natural de la retención de líquidos, hipertensión arterial y enfermedades relacionadas con el sistema renal, como por ejemplo infecciones urinarias o cálculos renales.
  • Propiedades laxantes. Estas semillas tienen un alto contenido en fibra, que ayuda a estimular la motilidad intestinal y reducir el estreñimiento. Es importante que tengas cuidado y que, en un primer momento las consumas molidas para evitar dolores e hinchazón abdominal.
  • Propiedades antioxidantes. Las semillas de sandía aportan zinc y magnesio, dos minerales que actúan reduciendo la acción de los radicales libres.
  • Propiedades para tratar dislipemias (alteración en los niveles de lípidos (grasas) en sangre (fundamentalmente colesterol y triglicéridos)). Estas semillas son ricas en ácidos grasos poliinsaturados, como por ejemplo ácidos grasos omega 3 y ácidos omega 6.
  • Propiedades energéticas. Las semillas de sandia son una fuente importante de energía (557 calorías/100 gr.)

Si quieres aprovechar sus propiedades no descartes las semillas, incorpóralas a tu dieta diaria, ya sea cuando prepares jugos o licuados. Incluso, en la cultura oriental se las consume asadas o dentro de sopas y guisos. .

…..¿ sabías que?…..

Las semillas de sandía también pueden hacer un gran bocado cuando se han secado y tostado. Es necesario cocinar, moler o asar las semillas de sandía con el fin de utilizar su poder de curación.

En los países asiáticos y del medio oriente las semillas de sandía se recolectan y se asan para comerse como un aperitivo. En Nigeria se utilizan en ciertas sopas

Debido a su tamaño y su duro revestimiento exterior, si las semillas de sandía no se mastican o se rompen antes de ingerirse pueden pasar a través del tracto digestivo sin ser procesadas. Si esto sucede, las semillas y sus nutrientes no serán absorbidos por el cuerpo. Debes masticar las semillas de sandía antes de ingerirlas si deseas obtener su contenido nutricional

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail