San Rafael, Mendoza sábado 05 de diciembre de 2020

Precios “sin IVA” ya se aplican en Mendoza

Los precios “sin IVA” ya  se aplican en Mendoza,  pero aún hay confusión La mayoría de las cadenas implementó la medida para las 14 categorías de alimentos. Unos bajaron, otros se mantienen y también hubo subas.

Cartelería. Diferentes comercios de la provincia optaron por identificar los productos que se venden sin IVA hasta fin de año.

La eliminación temporal del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 14 categorías de alimentos tiene una aplicación dispar en los supermercados y mayoristas de la provincia.

Hay góndolas con precios superiores a los que existían antes de la devaluación, otras con valores similares y otras con importes ligeramente inferiores.Además, mientras algunos locales han colocado cartelería que informa a los consumidores cuáles son los artículos que cuentan con el beneficio impositivo, otros no muestran información.

En un hipermercado, un cartel anuncia en la portal de ingreso que los clientes encontrarán más de mil productos sin IVA. Ya en las góndolas y heladeras, cada uno está señalizado como un “precio bajo” y sin el impuesto. En un supermercado, en cambio, no hay ninguna indicación de que se haya deducido este gravamen, aunque se pudo comprobar que en muchos casos los valores sí disminuyeron.

La misma situación se repite en los mayoristas. En un comercio visitado por Los Andes los compradores no encuentran ningún tipo de cartelería para identificar los productos sin IVA, pero en otro se han colocado avisos donde se detalla cada una de las categorías contempladas en el decreto 567/2019 (la normativa que estableció la exención) y se especifica en cada caso si el valor expuesto en góndola incluye o no el Impuesto al Valor Agregado.

El impacto en el ticket

El jueves pasado, el presidente Mauricio Macri anunció que eliminaba el IVA (Impuesto al Valor Agregado) hasta diciembre para algunos productos de la canasta básica alimentaria, cualquiera sea la marca. En el listado están incluidos:pan, leche, aceite (de girasol, maíz y mezcla), azúcar, fideos secos, arroz, harina de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y té, conservas (de frutas, hortalizas y legumbres), yogur y huevos.

Luego, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, resaltó que la medida no  busca que bajen los precios -aunque en algunos casos ocurrió- sino que no se traslade la devaluación del peso a lo que deben pagar las familias en el supermercado. En este sentido, explicó que se apunta a que el beneficio no se diluya en la cadena de producción y comercialización, sino que llegue a los consumidores.

Sin embargo, así como no estaba demasiado claro a fines de la semana pasada cómo se iba a implementar, tampoco es sencillo ver de qué manera se ha traducido esta rebaja al ticket final. Es que los proveedores empezaron a enviar listas con nuevos precios entre lunes y martes, y algunos comercios aplicaron ajustes el mismo viernes que se anunció la medida. De ahí que se encuentran situaciones muy diferentes entre los distintos puntos de ventas. En algunos casos los precios nunca subieron por la devaluación, pero sí bajaron por la eliminación del IVA; en otros, los valores se incrementaron, pero luego volvieron a bajar y en otros, los precios de venta se mantuvieron estables. En situaciones excepcionales, se han registrado solo subas.

Para entender mejor el comportamiento dispar de los precios, sirve analizar algunos ejemplos. De acuerdo a la página del gobierno nacional “Precios Claros”, el aceite de girasol Cocinero de 1,5 litros estaba el lunes pasado a $ 98,50 en dos comercios y ayer había trepado a $ 121,90. Sin embargo, en otra cadena pasó de $ 99 a $ 82, luego de quitarle el IVA y en una más mantuvo el precio de $ 111,99. Los dos primeros comercios bajaron el aceite de girasol Natura de $ 116,90 a $ 100,9, el tercero lo bajó de $ 108 a $ 89 en el transcurso de una semana y el cuarto lo sostuvo en $ 119,79.

 La aplicación desigual se observa también en el arroz. Un negocio mantuvo el precio de la marca Molino Ala por 1 kilo en $ 36,90, pero redujo el del arroz Lucchetti de $ 48,29 a $ 39,90. En otro comercio, en cambio, el Molinos Ala costaba $ 47,09 y ahora $ 38,99, pero el Lucchetti se mantuvo en el precio original de $ 48,29.

Con los fideos se observan reducciones en casi todas las marcas y presentaciones. También las leches redujeron su valor. La entera Milkaut larga vida bajó de $ 58,90 a $ 51,90, de $ 59 a $48,40, de $ 60,50 a $ 51,90 y de $ 60,50 a $ 50, según el punto de venta. Cabe aclarar que si bien se difundió que el decreto incluía a las leches en todas las presentaciones, las versiones “en polvo” no parecen estar contempladas. 

En los yogures vuelve a observarse gran disparidad. Un hipermercado bajó el precio del Yogurísimo entero con cereales de $ 63 a $ 52 y del Yogurísimo firme de frutilla de $ 50 a $ 41,30, pero otro los elevó, respectivamente, de $ 67,50 a $ 80 y de $ 54,50 a $ 63 entre lunes post PASO y lunes post decreto de eliminación del IVA.

Por momentos hubo faltantes de algunos productos

Dos eventos económicos dispararon el consumo de los productos de la canasta básica en la última semana, lo que repercutió en algunos quiebres de stock temporales.

Primero, la fuerte suba que sufrió el dólar el lunes, anticipó un consecuente ajuste de precios. Eso derivó en un aumento inusual de la demanda, provocado por los consumidores que buscaron “stockearse” antes de que la devaluación repercutiera en los precios.

Un efecto similar tuvo el anuncio de la eliminación del IVA en 14 categorías de alimentos. Ante la oportunidad de acceder a valores más accesibles, los consumidores compraron algunos artículos más de lo habitual.

En algunos comercios recorridos se pudieron comprobar faltantes de panificados y algunas pastas secas, aunque los “huecos” no tardaron más de un día en llenarse.

Comercios piden que  la AFIP reglamente la medida

El viernes pasado, día en que fue publicada la normativa que eliminó el IVA en 14 productos hasta fin de año, el presidente de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, señaló que para aplicar la medida, habría que “hacer toda una operación con sistemas y analizar casi referencia por referencia”.

Poco más de 1.500 valores debieron modificar las cadenas de supermercados para implementar la quita del Impuestos al Valor Agregado (IVA) al consumidor final. En sus catálogos online, las empresas -desde el sábado- también ajustaron los precios de las categorías de productos que fueron alcanzados por el Decreto 567/2019.

Esperan reglamentación 

Frente a la velocidad que exigió la aplicación del decreto que protege los productos de la canasta básica, el titular de los supermercadistas agregó que falta aún una norma complementaria de la AFIP sobre la rebaja del IVA; normativa que se conocería durante esta semana. 

Ante las dudas que plantea su aplicación, el empresario mayorista, Rubén David, destacó: “Hemos presentado un reclamo ante la AFIP, nadie sabe cómo se va a aplicar, de que manera se va a controlar o cómo van a ser las compensaciones. La verdad, es que estamos desorientados”.

“Esperamos conocer la reglamentación de AFIP. La verdad es que estamos desorientados, aguardando también la respuesta de la cámara mayorista. No queremos tomar una decisión equivocada que luego nos cueste reclamos de la entidad recaudadora”, señaló el empresario local.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=dispar-implementacion-de-la-quita-del-iva-en-los-alimentos

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail