San Rafael, Mendoza miércoles 02 de diciembre de 2020

Inflación, deuda y FMI, los desafíos que le esperan a Hernán Lacunza

La conducción económica enfrentará en los próximos meses un ajuste, una campaña electoral y un contexto internacional incierto.

Los desafíos de Hernán Lacunza en el ministerio de Hacienda.

Hernán Lacunza enfrenta un desafío significativo. Conducirá una economía en pleno ajuste, en medio de una campaña electoral y bajo un contexto internacional incierto. Todo a la vez. Los retos más urgentes de su agenda parecen ser contener el deterioro de las cuentas públicas, atender los vencimientos de la deuda, encauzar la relación con el Fondo Monetario y amortiguar la suba de la inflación. Aunque es responsabilidad del Banco Central, lo que ocurra con el dólar y las reservas determinarán también buena parte de su suerte. A continuación, la hoja de ruta que le espera a Lacunza:

Amortiguar el alza de la inflación

Ecolatina registró al viernes que la inflación en las primeras dos semanas de agosto dio 2%. La medición no captó el impacto de la suba del dólar que sí se verá en la segunda parte de este mes. “Estimamos que podría acelerarse a 6% y terminar agosto en 4%”, dice Lorenzo Sigault Graviña, economista de Ecolatina. “Para septiembre también será elevada porque estaremos comparando contra semanas de agosto en que los precios en la previa a las PASO estaban más estables”. Podrían verse subas semanales de entre 8% y 10%. ¿Ayudarán las medidas de esta semana (congelamiento de naftas y rebaja del IVA a los alimentos) a bajar los precios de acá a diciembre? Según Lorenzo Sigault ayudará… pero. “Las tarifas, los combustibles, estarán quietos. Pero el traslado estará igual después de diciembre”. Para la consultora Analytica, la suba del tipo de cambio elevó la previsión de inflación para este año entre 10 y 15 puntos porcentuales respecto de las proyecciones previas a las elecciones (entre 50% y 55% para fin de año), dejando un fuerte componente inercial para 2020. La inflación de agosto será 4,7% y septiembre 4,9%. Si bien el BCRA seguirá aplicando una política de tasas altas para contener, es de esperar más medidas del Ejecutivo para frenar los precios.

Atender los pagos de la deuda con un riesgo país arriba de 1.000 puntos

Un test clave para la economía será el vencimiento del 30 de agosto de las Letes en dólares por US$ 1.602 millones (de los cuales US$ 909 millones se encuentran en manos del sector privado) y $ 59.000 millones en letras en pesos de los cuales $ 41.304 millones son de privados. Un antecedente fue lo que ocurrió el martes pasado cuando Hacienda renovó sólo el 16% de los vencimientos en manos de inversores privados (en julio fue 90%). Nicolás Dujovne captó aquel día US$ 409 millones a 105 días pagando 7% anual. El Tesoro enfrenta vencimientos de letras en manos del sector privado por US$ 10.000 millones según una estimación de la consultora Quantum. Serían US$ 7.500 millones de letras denominadas en dólares y pesos. En el Banco Central la principal preocupación de cara a las próximas horas será la evolución del riesgo país: si el nivel de desconfianza baja será más fácil para Lacunza refinanciar esos vencimientos. Caso contrario, se utilizarían las reservas del Central. “El Gobierno debería presentar un programa financiero esta misma semana”, dice Javier Alvaredo, director de ACM. Para ello será clave un diálogo con el FMI por los desembolsos que estaban previstos (ver más al final).

Los giros del FMI, ¿llegarán? ¿habrá un nuevo acuerdo?

“Los efectos de las recientes medidas fiscales sobre el sendero previsto de convergencia fiscal podrían generar una discusión técnica respecto de sus posibilidades de continuidad futura”, dice la consultora Quantum que dirige Daniel Marx sobre el stand by con el FMI. “Se podría abrir una instancia que signifique que esa fuente de financiamiento no estaría asegurada”. Para el ex secretario de Finanzas, “la situación post PASO parece adelantar los tiempos de la discusión de un nuevo programa con el FMI, que se imaginaba más para un momento avanzado del año que viene. Ir por este camino requiere acuerdos y consensos mínimos entre distintos actores con relevancia”.

La estabilidad del dólar

Si bien la política monetaria y cambiaria es responsabilidad del Banco Central, Lacunza y Guido Sandleris tendrán diálogo fluido. El presidente del Central fue el 2 de Lacunza en la Provincia cuando asumió María Eugenia Vidal en 2015. Además, Lacunza conoce de política monetaria (fue gerente general del BCRA). ¿Qué puede depararle el dólar al nuevo ministro? “Las crisis son ensayo y error”, define Daniel Heymann, economista y profesor de la Universidad de Buenos Aires. “Es difícil decir qué sucederá porque dependerá de las reacciones y decisiones que veamos desde la política económica”. Heymann se pregunta si el dólar en $ 58 incorpora toda la desconfianza sobre la economía argentina hasta las elecciones. ¿Podría subir más? “En caso que no sea así, querrá decir que el único riesgo que le queda al dólar es el de enfrentar una corrida pero para ello están las reservas”. Según un cálculo de Econviews las reservas netas son US$ 27.100 millones.

Evitar que el déficit fiscal crezca

Con las medidas fiscales anunciadas esta semana (y las que podrían venir), el déficit aumentará. Aún cuando la inflación impulse la recaudación. Las estimaciones privadas más conservadoras sobre el déficit primario para este año lo ubican entre 1% y 1,2% del PBI. Los desembolsos del FMI podrían no recibirse si Argentina incumple las metas fiscales. Lacunza deberá ver de negociar un waiver del FMI para que, a pesar del incumplimiento de la meta, lleguen bajo su gestión los dos desembolsos del FMI (octubre y diciembre) por unos 6.300 millones de dólares.

Fuente:https://www.clarin.com/economia/inflacion-deuda-fmi-desafios-esperan-hernan-lacunza_0_EK7a3a98R.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail