San Rafael, Mendoza miércoles 02 de diciembre de 2020

El Estado comprará vino tinto genérico para levantar el precio

El operativo se realizará hasta febrero del año próximo y abarcará un total de 100 millones de litros de vinos.

El Ministerio de Economía de Mendoza anunció que pondrá en marcha un operativo de compra de vinos tintos genéricos para tonificar los precios de cara a la próxima temporada. El Gobierno estima que con la compra de 100 millones de litros a un ritmo de entre 15 y 20 millones de litros mensuales, se igualaría el poder de compra del mercado y, por tanto, se aseguraría la suba de los valores de mercado.

La compra se estima en 100 millones de litros, pero según explicó el ministro de Economía, Martín Kerchner, se trata de un plan que se sostendrá tanto como lo amerite. “Se hará todos los meses hasta febrero (desde septiembre) si es necesario. Dependerá de como se comporte el mercado. Hay que ver qué pasa la cosecha que viene”, comentó.

De acuerdo con el funcionario, el precio que se paga por el vino tinto ($ 8 aproximadamente) no es rentable, sobre todo porque se está pagando en plazos de entre 10 y 12 meses sin interés (tampoco es ajustado por la evolución de los precios o la inflación). Por eso, el vino pagará el tinto genérico a $ 11 por litro y en dos cuotas.

 “Quienes trabajan con el mercado externo lo están haciendo con dólares a valores superiores de los que esperaban, y en el mercado interno hay margen para aumentar los precios (el tinto genérico está por debajo de la cerveza)”, explicó el funcionario, señalando que esas asimetrías en el mercado provocaron la intervención. “A pesar de que no tenemos un banco en la provincia, tenemos un Estado ordenado para reasignar fondos y permitirnos un operativo de compra”, agregó.

El operativo será similar al de compra de mosto. El Estado mantendrá el stock hasta que se dé la oportunidad de venderlo. “Hoy encontramos ofertas muy buenas para el mosto. El vino que se guarde estará intervenido, mantendrá la calidad que exige el INV y cuando sea oportuno se venderá. Si tenemos una mala cosecha, por ejemplo, podremos disponer de ese stock en lugar de importar”,señaló Kerchner.

Las condiciones del operativo serán comunicadas por Mendoza Fiduciaria,  pero Kerchner explicó que la prioridad es que el beneficio alcance a productores pequeños que tengan vino en bodegas de terceros. Se estima que la mayoría de los beneficiarios serán de las zonas Este y Sur de la provincia.

La opinión de los actores

Para cubrir sus ventas anuales y sus stocks técnicos, los fraccionadores necesitaron 1.067 millones de litros de vinos esta temporada, de los cuales tenían 687 millones.

Por tanto, necesitaron salir a comprar al mercado de traslado unos 380 millones de litros entre julio de 2019 y mayo de 2020. Actualmente están pagando el tinto genérico a un valor promedio de $ 8, pero el operativo de compra del Gobierno podría elevar ese precio.

Desde diferentes cámaras sectoriales manifestaron su opinión al respecto. Mauro Sosa, gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, consideró que es“lamentable que el Gobierno haya tenido que intervenir para corregir asimetrías que había provocado el mercado”. De esta forma, y aunque no se trata de un escenario ideal, Sosa aseguró que están a favor de la medida porque traerá “alivio a productores, terceros elaboradores y bodegas trasladistas, que hoy sufren recesión y alta presión tributaria”.

“El mercado de $ 8 para el tinto es inviable. Que el Gobierno salga a comprar a $ 11 es una señal de que si logra captarlo, van a reducir existencias de tal manera que las empresas grandes que necesitan stock van a tener que competir en precio”, agregó Sosa.

De acuerdo con el empresario del Este, esta medida se suma a al autobloqueo de vinos (88 millones de litros) y si se adiciona la necesidad de las importadoras, el sector llegará a la próxima cosecha con una “existencia exigua”, y por lo tanto, con un precio más competitivo.

También Eduardo Sancho, presidente de Fecovita y la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi), explicó que la medida anunciada por el Gobierno será positiva. “Era necesario mover el precio del vino. Habrá que ver la letra chica para evaluar las facilidades que tendrá el productor para ingresar y así recuperar el precio del vino”, comentó.

“El Estado puede hacer que se reactive la compra por fraccionadora. Hoy la situación es realmente preocupante, dado que los productores no están cubriendo sus costos”, continuó Sancho.

“Alcanzar un precio de $ 11 sería bueno para empezar a crecer. Con un valor más alto se podría generar un fracaso, pero con un aumento gradual las otras bodegas podrán ir acompañando y la suba será generalizada”, agregó.

Para Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), hay que ver esta medida como una situación de emergencia para el sector primario. “Hay incluso posibilidades de que se escatimen los cuidados del viñedo”, advirtió.

El representante de la UVA comentó que el desequilibrio macroeconómico tuvo dos consecuencias: “Los valores nominales a los que quedó el tinto genérico hacen que la explotación sea inviable y las empresas que marcan un poco el precio actuaron como mercado en busca de su beneficio o mayor rentabilidad (postergando pagos o pagando en cuotas sin actualización)”, señaló.

“Si las empresas acompañan el precio del Gobierno va a ser un alivio. Nosotros entendemos que el Estado no debería intervenir, el equilibrio debería darse solo, pero es cierto que en estas situaciones tan complejas es necesario que el Estado participe y el mercado se mueva por escasez. En una encrucijada como la que estamos viviendo, si no ayudamos al sector, el año que viene vamos a estar con menor producción. Entre la falta de agua, el peligro de heladas y la rentabilidad, los viñateros están haciendo lo mínimo para mantener sus viñedos vivos, pero mucho menos de lo que se debería hacer”, cerró.

Desde Bodegas de Argentina prefirieron no opinar hasta que se conozcan mayores detalles de la medida anunciada.

Pedirán apoyo de la Dirección de Lealtad  Comercial 

Desde el Ministerio de Economía de Mendoza señalaron que han mantenido diálogo con los grandes fraccionadores, instándolos a subir los precios y a reducir los plazos de compra, pero las conversaciones han sido infructuosas, por lo que solicitarán el apoyo de la Dirección Nacional de Lealtad Comercial.

De esta manera se buscará que el organismo nacional “acompañe las denuncias de los productores que se ven afectados por el comportamiento de los grandes fraccionadores de vino y de las fabricantes y exportadoras de mosto concentrado”.

Los productores señalaron que la concentración del mercado fue lo que hizo que debieran aceptar pagos en 12 cuotas sin ningún tipo de interés ni actualización por inflación. Lo cierto es que el Estado tiene el poder de revisar contratos, evaluar si hubo situaciones de abuso o especulación indebida y aplicar las sanciones correspondientes (desde multas hasta clausuras, según el rubro y la falta).

De acuerdo con el decreto, 274/2019 que lleva la firma del presiden Mauricio Macri y con el que se oficializó la Lealtad Comercial, constituye un acto de competencia desleal “toda acción u omisión que, por medios indebidos, resulte objetivamente apta para afectar la posición competitiva de una persona o el adecuado funcionamiento del proceso competitivo”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=el-estado-comprara-vino-tinto-generico-para-levantar-el-precio

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail