San Rafael, Mendoza jueves 03 de diciembre de 2020

El agro adelanta la estrategia de desarrollo nacional

En el país se ha desarrollado, además, un competitivo ecosistema de empresas y científicos especializados en biotecnología y ciencias de la vida.

La Argentina necesita triplicar sus exportaciones en los próximos diez años para salir de la crisis estructural de su economía.

Héctor Huergo ha señalado con nitidez que Macri impulsa un “…modelo de desarrollo basado en las exportaciones competitivas”, cuyo eje es la extraordinaria transformación tecnológica y productiva realizada por el agro argentino en los últimos 20 años.

Esta transformación ha ocurrido a través de una combinación de “recursos naturales” excepcionales –la “Pampa Húmeda”- con el conocimiento biotecnológico más avanzado de la época, encabezado por la ingeniería genética y las “ciencias de la vida”.

El agro argentino es uno de los 3 primeros del mundo –junto con EE.UU. y Brasil-; y es también el más integrado en términos de revolución del conocimiento e incremento de la productividad, en un conjunto que abarca desde la producción primaria al ecosistema de punta de Bioceres, rodeada por un arco de 300 empresas high tech biológicas, pasando por la agroindustria más competitiva del sistema global, que es el complejo aceitero y de producción de harina de soja (Ciara) con eje en Rosario.

Hector Huergo señala que el cruce de las ventajas comparativas –en el caso argentino son los “recursos naturales” – con la inversión y la tecnología de avanzada es la fórmula de éxito del capitalismo en el siglo XXI. Esta fórmula tiene un tercer componente en la Argentina, que es el notable nivel de conocimientos y de innovación de su pueblo.

Este rasgo de la identidad nacional es el resultado de tres factores: 80 años de la escuela primaria de Sarmiento a contar de 1869; alto contenido proteínico (carnes) de su alimentación; y origen inmigratorio de su población (la Nación argentina se construyó sobre la base de cuatro inmigrantes europeos por cada argentino originario).

Así surgió una sociedad intensamente moderna y profundamente politizada, en la que proliferan las figuras de relevancia mundial: Evita, Borges, Bergoglio, Messi, Che Guevara, Houssay, Leloir, Milstein y Victor Trucco, entre otros. Por eso, 5 de los 10 “unicornios” de América Latina son argentinos, encabezados por Mercado Libre y Bioceres, la high tech agrícola más cotizada en Wall Street. Esto explica también porqué las industrias del conocimiento son las terceras exportadoras argentinas.

El sector externo es el núcleo de la crisis estructural de la Argentina, debido a su débil oferta exportadora, que ha desatado un déficit de cuenta corriente de 6,5% del PBI. Para superar esta crisis es necesario multiplicar por tres la oferta exportadora en los próximos 10 años, lo que significa incrementar 3 o 4 veces las ventas externas bioeconómicas, el gas líquido (LNG) de Vaca Muerta (Cuenca Neuquina), y las industriales / automotrices, vía especialización y fuera del Mercosur.

El “modelo exportador competitivo” exige que la manufactura y los servicios sigan el camino iniciado por el agro y bioeconomía en los últimos 20 años, lo que implica apostar al alza de la productividad y al protagonismo internacional.

El acuerdo Unión Europea / Mercosur significa que Brasil, la Argentina, Uruguay y Paraguay se integran al capitalismo más avanzado (Zona Euro / Alemania) en 15 años. Allí está la cabeza de la cuarta revolución industrial, junto con EE.UU. y China.

Esto hace que la agenda productiva de la Argentina se coloque en primer lugar, por dos razones: las inversiones son más importantes que el comercio en los acuerdos de libre comercio del siglo XXI; y en los países emergentes, no hay ventajas competitivas que no se funden en ventajas comparativas.

Estas reglas están hoy mas vigentes que nunca por el crecimiento de excepción de Estados Unidos, a una tasa del 3% anual en los últimos 6 trimestres debido a la ola de inversiones (U$S 12 billones) que ha recibido del mundo entero en 2017, 2018 y 2019. De ahí que no haya inversión posible en el mundo emergente sino ofrece una tasa de retorno superior a la norteamericana.

La Argentina ofrece tres sectores con una tasa de retorno equivalente o superior a la de Estados Unidos: ante todo lo bioeconomía, desde la producción primaria a Bioceres; luego, Vaca Muerta (Cuenca Neuquina), donde se han invertido U$S 18.000 millones en los últimos 2 años; y que ahora comienza la fase de reindustrialización a través de nuevas plantas de fertilizantes, plásticos y equipos de servicio, que transforma al eje Neuquén-Bahía Blanca en la actividad manufacturera de mayor competitividad del país, junto con Campana.

Esta es la “….estrategia de desarrollo nacional” del próximo gobierno Mauricio Macri-Miguel Angel Pichetto, fundada en el “…modelo exportador competitivo”, surgido del cruce de los recursos naturales con el conocimiento, al que hay que sumar el enorme talento argentino.

Fuente:https://www.clarin.com/rural/agro-adelanta-estrategia-desarrollo-nacional_0_vvj2V06An.html

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail