San Rafael, Mendoza jueves 03 de diciembre de 2020

Campaña caliente por interna radical y denuncia en Malargüe

Campaña caliente por interna radical y denuncia en Malargüe

La carrera para elegir al jefe comunal se caldea por la cesión en comodato de un predio.

El clima político en Malargüe está caldeado. Es que se conoció un desaguisado que involucra al concejal justicialista y candidato a la intendencia José Barro, así como al actual intendente radical Jorge Vergara Martínez. Barro recibió de la comuna 280 hectáreas en comodato para un emprendimiento agrícola.

 
Protagonistas. El intendente Vergara Martínez, el candidato del PJ y socio gerente de la concesionaria José Barro y el aspirante radical que agita la denuncia Juan Ojeda. | Archivo / Los Andes

Este comodato se ha transformado en bandera de campaña del candidato radical a la intendencia Juan Manuel Ojeda como ejemplo de supuestas relaciones espúreas entre oficialismo y oposición comunal. Hay que tener en cuenta que Ojeda es un radical que responde a la vicegobernadora Laura Montero y no pertenece al riñón del intendente Vergara Martínez; de hecho, el actual intendente no lo apoya en la carrera electoral (ver aparte). Entonces el comodato de las 280 hectáreas le sirve a Ojeda para cuestionar a su competidor en las próximas elecciones y también al cacique radical sureño que lo desairó.

El guerra de la tierra

Hay dos denuncias que le apuntan directamente al candidato del Frente Elegí José Barro. Una que ingresó en la Fiscalía de Estado formulada por una asociación que nuclea a puesteros y otra de un comerciante, Oscar Mario Jofré, en la oficina de Ética Pública en Mendoza.

La base del caso es la cesión sin cargo por parte de la Municipalidad de 280 hectáreas a la firma Focadilla SRL para que lleve adelante un emprendimiento agrícola ganadero.

El contrato de comodato por 5 años a favor de la empresa se selló por primera vez en 2011 y vencido ese plazo lo renovó en 2017 el actual intendente Vergara. José Barro aparece como socio gerente de la empresa que recibió el terreno en la zona de Cañada Colorada.

Jofré denuncia que el artículo 7 de la Ley de Ética Pública (8.893) le prohíbe a un funcionario “realizar por sí o por cuenta de terceros gestiones tendientes a obtener el otorgamiento de una concesión o adjudicación en la administración pública de la provincia o municipios”. 

Protagonistas. El intendente Vergara Martínez, el candidato del PJ y socio gerente de la concesionaria José Barro y el aspirante radical que agita la denuncia Juan Ojeda. | Archivo / Los Andes

También “mantener relaciones contractuales con entidades directamente fiscalizadas por el organismo en que se encuentre prestando funciones”.

“El bloque peronista se opone a darle lectura a la nota que presentó el vecino. No puede ser,; el  Concejo tiene que tomar una definición sobre este tema porque es un hecho grave”, sentenció Ojeda.

“¿El municipio quiere entregar 5 hectáreas a gente que lleva más de 70 años viviendo y a un concejal le dan 280 hectáreas, cuando ni siquiera vivió o plantó un árbol en el lugar”, agregó.

Además de cuestionar el accionar de su contrincante en la elección, Ojeda no se olvidó de la participación del intendente Vergara.

Luego el aspirante radical fue un paso más allá a la hora de plantear sospechas: “la política la manejan corporaciones de uno y otro partido; nosotros somos la renovación”. 

José Barro, el hombre fuerte del justicialismo por estos días hizo su descargo. “En 2011 el intendente (Juan) Agulles quería fomentar en el piedemonte proyectos agrícolas y convocó a todos los que querían hacer un emprendimiento y presentamos un proyecto.  Yo no era concejal en esa época. Se nos dio en comodato (las 280 hectáreas) pero posteriormente nos anulan las inversiones porque estaba la idea de hacer ahí la planta cloacal. Cuando vino Vergara hizo una ampliación del comodato, que nosotros pedimos por nota, pero el también suspende las actividades porque desde el PEM (Plan Estratégico de Malargüe) estaba la idea que los comodatos fueran por 10 hectáreas, pasó a revisión y aun hoy no se ha resuelto”, contó el edil  y candidato a jefe comunal.

Archivo / Los Andes

Barro sostuvo que “puede ser incompatible o no” la extensión del comodato siendo parte del Concejo Deliberante, pero aseguró que “no tenemos mala intención, solo pretendemos hacer una inversión en Malargüe y generar puestos de trabajo”.
Barro recordó que “las tierras siguen siendo del municipio y tiene la potestad de recuperarlas cuando quiera”. 

Ante el escándalo que se suscitó afuera del Concejo y dentro del recinto con la nota del vecino que lo denunció, el edil justicialista afirmó que “el martes (por mañana) voy a pedir que se trate la nota y que los abogados hagan sus dictámenes. No tengo nada que ocultar”.

Desde el ámbito comunal, el secretario de Gobierno Carlos Vázquez evitó dar explicaciones al no contar con la posibilidad de estar junto a los encargados del área legal del municipio.

Hectáreas por candidatura

El concejal José Barro peleará por la intendencia el 29 de septiembre y los números lo favorecen. En las PASO de junio además de dejar en el camino a un histórico como Celso Jaque, el solo sacó más votos (33,77% ) que todo el frente Cambia Mendoza junto (32%).

Ante esta situación, el edil analiza seriamente renunciar por completo a la cesión de tierras para despejar el camino de todo atisbo de corrupción que pueda pesar sobre él, pensando en las elecciones que están al caer.

“Creo que a esta altura, la inversión en ese lugar no se va a hacer, además me generó un dolor de cabeza y un problema porque querer ayudar a Malargüe, voy a analizar renunciar al comodato”, dijo y luego de un segundo de reflexión, lanzó un pensamiento en voz alta  “además si se diera y asumo como intendente seguiría involucrado en un problema sin sentido”.

Cacique radical no apoya al candidato de su partido

Malargüe es una de las comunas de Cambia Mendoza que puede pasar al justicialismo. El frente Elegí le sacó una abrumadora diferencia en las primarias abiertas al candidato de Cambia Mendoza.

 A pesar de la derrota en ciernes y a un mes y días para las generales, Jorge Vergara Martínez cortó definitiva y públicamente relaciones con Juan Manuel Ojeda.

“El pueblo es soberano y yo no voy a asumir la responsabilidad de ninguno de los candidatos. Sí los respeto y estoy dispuesto a darle la mano al que gane y que este pueblo elija”, lanzó Vergara, después tomó aire y agregó “yo no le he dado el apoyo a ninguno de los dos candidatos”.

 Vergara Martínez afirmó que su delfín era el presidente del Concejo Deliberante Fernando Glatigny y “después aparecieron las internas y alguien se encargó de desarmar a nuestro frente”. La interna a la que refiere el jefe comunal es la que propuso y ganó el también concejal Ojeda, que responde a la vicegobernadora Laura Montero.

No voy a acompañar las cosas que no se trataron. Me gusta respetar la palabra que di y es la que voy a respetar. No se hizo el acuerdo, no voy a participar de las elecciones. Que cada uno se arregle con el poder que puede tener personalmente”, cerró.

Lejos de mostrar una furia incontrolable, Ojeda trató de ser medido pero lanzó munición gruesa sobre el viejo líder que fue tres veces intendente entre ‘83 y ‘95 y que volvió en 2015: “Era de esperar la actitud de Vergara, no me sorprendió. Soy hijo de la democracia y estoy acostumbrado a respetar al que gane. Pero bueno, Jorge (Vergara Martínez) tal vez está grande y le ha costado afrontar este cambio generacional que los malargüinos definieron”. 

Después de considerar que la actitud que asumió el jefe comunal es porque “no vengo del riñón”, reiteró que “no me sorprende por el movimiento que se dio después del 9 de junio (las PASO) pero pensé que iba a terminar apostando a la UCR Cambiemos y no fue así”.

Ojeda está convencido que la intención de fondo de Vergara no es otra que terminar “apoyando al candidato del peronismo”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=malargue-la-concesion-de-280-hectareas-calienta-la-campana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail