San Rafael, Mendoza miércoles 28 de octubre de 2020

Mendoza aporta acciones para generar un proyecto educativo de calidad

Con el fin de mejorar y transformar el nivel secundario, el gobierno escolar trabaja de manera coordinada con referentes y funcionarios a nivel nacional para comenzar a establecer criterios efectivos para el Plan de Secundaria 2030.

El director general de Escuelas, Jaime Correas, junto a la secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Mercedes Miguel, y la especialista en temas educativos Guillermina Tiramonti, brindaron este martes una conferencia de prensa para dar detalles sobre las distintas acciones que se vienen analizando sobre el Plan de Secundaria 2030.

Correas explicó que parte del equipo de trabajo de la DGE estuvo reunido con las dos referentes invitadas para analizar y repasar el proceso educativo de nivel secundario realizado durante este ciclo lectivo. “Estas acciones van a permitir que Mendoza tenga un proyecto para mejorar la calidad educativa de nivel secundario. Todos queremos ayudar a que el nivel se adapte a las necesidades de los jóvenes. La educación está al tope del interés público, es bueno que estemos debatiendo y difundiendo, hay cosas que tenemos que construir”, expresó Correas.

Con respecto a la falta de aprendizaje de matemática en la Argentina, que se pudo detectar por medio de los operativos de evaluaciones nacionales, Mercedes Miguel, dijo que hay que construir un modelo que sea propio y que tenga un significado de pertenencia de los docentes. “Hay mucha evidencia que nos demuestra que hay un estancamiento en el aprendizaje de matemática y que sólo 46 por ciento de los estudiantes logra un egreso efectivo pero con conocimientos muy bajos en matemática”, dijo Miguel. Además, explicó que se reunieron con referentes sobre el aprendizaje en matemática para generar un propio método de enseñanza para ser aplicado en nuestros niños, niñas y jóvenes.

La especialista en educación Guillermina Tiramonti sostuvo que todavía se aplican métodos de otros siglos y hay que acomodarse al siglo XXI. “Casi todos los países están pensando alternativas basadas en un cambio profundo de qué se enseña, cómo se enseña y para qué mundo se enseña. Tenemos un gran desafío en educación que está formando a una generación que no sabemos en qué mundo van a estar. Hay que proporcionarles instrumentos que les permitan navegar en un mundo que va a cambiar constantemente. La matriz educativa del conocimiento futuro tiene mucho que ver con la tecnología digital. Hay que enfocarse en el aprendizaje de los niños y centrarnos, la mirada tiene que estar puesta en el aprendizaje de los conocimientos básicos”, concluyó.

Participaron en esta jornada el director de Educación Secundaria, Emilio Moreno; la directora de Planificación y Evaluación de la Calidad Educativa, María Julia Amadeo, y la coordinadora general de Educación Superior, Emma Cunietti.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail