San Rafael, Mendoza sábado 31 de octubre de 2020

La Orden del Tornillo – Por: Beatriz Genchi

Bajo el manto irónico de darle «coherencia a la locura» fue creada por Benito Quinquela Martin el pintor de puertos y uno de los pintores más populares del país con la intención de que todos los miembros de la Orden debían ser cultores de la verdad, el bien y la belleza.

Un premio que crea para homenajear a esos artistas que se destacaban: escritores, personajes o personalidades muy importantes de la Argentina y también del exterior. Él decía que esa gente, tan especial, tan creativa, que hacía bien a la humanidad, estaba un poco loca, y que les faltaba un tornillo. Entonces decide fundar esta orden en la cual él les entregaba un tornillo.

Todo comenzó en la Agrupación de Artes y Letras en “La Peña”, que tuvo como primera sede el Café Tortoni. Al cerrar La Peña, Quinquela comenzó a recibir a sus amigos en su atelier en el tercer piso del Museo de Bellas Artes de La Boca. “Para la gente común, (aún hoy) preocupada por las cosas materiales, estos hombres y mujeres viven en estado de locura. Son los locos que se evaden de los cuerdos, de los egoístas, de los calculadores.”

El pintor y benefactor del barrio, Benito Quinquela Martín, refundó la “República de La Boca”, como una institución cultural.  Burlándose de las instituciones oficiales promulgaba curiosas leyes como la expulsión de “extranjeros” provenientes de barrios aledaños y el impuesto a los solteros, entre otras irónicas iniciativas. Cada 23 de agosto se organizaba un desfile, cuya figura central era el presidente de la República de La Boca sobre un coche tirado por caballos. Más tarde llegaban las condecoraciones, un enorme tornillo de bronce con un hilo de albañil a manera de collar, acompañado por un pergamino que decía: “Te conferimos la Gran Orden del tornillo que te falta”. Y a continuación, alrededor de una gran mesa con mantel de papel blanco, brindaban con vino y comían fideos de colores.

Sin duda, aquella bohemia honorable es una atinada definición de aquel entorno que durante décadas enalteció la cultura y el arte, y del cual supo ser artífice el gran artista Benito Quinquela Martín.

Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com

Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail