San Rafael, Mendoza jueves 29 de octubre de 2020

Entregan nuevos alcoholímetros para reforzar controles en toda la provincia

La Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial entregó esta mañana 5 alcoholímetros destinados al Ente de la Movilidad (EMOP) y a la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM), para que sean utilizados en los controles al servicio público de pasajeros.

La Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial (UESV), organismo que funciona en la órbita de la Secretaría de Servicios Públicos, continúa en su tarea de prevención de siniestros viales en toda la provincia.
Siguiendo esta línea de trabajo, Hugo Fiorens entregó cuatro alcoholímetros al presidente del EMOP, Carlos Matilla, y uno al presidente de la STM, Leopoldo Cairone, los cuales serán empleados en los controles de rutina que realiza el cuerpo de inspectores.
“Nuestro objetivo es reforzar los controles a todos los choferes de servicio público de la provincia. Hay que recordar que esta misma iniciativa la hemos hecho con la Policía de Mendoza y con los municipios porque queremos que cada institución tenga sus propios elementos tecnológicos para poder detectar casos de alcoholemia de manera temprana”, declaró Hugo Fiorens, director de la UESV.
La entrega de estas importantes herramientas de control se enmarca en las políticas de mejora en la Seguridad Vial que lleva adelante el Gobierno de Mendoza. Hace pocos días, la Policía incorporó elementos de suma utilidad, dos cinemómetros (radares) provistos por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y otros 10 alcoholímetros homologados, provistos por la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial.
Carlos Matilla presidente del EMOP, afirmó: “Contar con estos elementos es muy necesario porque nos van a permitir reforzar los controles que realizamos y, en caso de dar con algún caso de alcohol positivo, pediremos inmediatamente la intervención de la empresa para que remplace al chofer y haremos el acta de infracción correspondiente al caso”.
Los efectos del alcohol al volante
Los últimos estudios realizados muestran las consecuencias que produce el alcohol en los conductores y pone como ejemplo lo que sucede sólo con tomar dos vasos de cerveza y después ponerse frente al volante.
Dentro del contexto de los errores de conducción, el alcohol casi siempre se encuentra asociado con la velocidad, el sueño y las distracciones.
En nuestro país, la ley establece como límite de alcoholemia 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre para los automovilistas. Para los conductores profesionales (colectivos), la tolerancia es cero, es decir no pueden beber ni una gota de alcohol. En ese sentido, en esta época de Fiestas de Fin de Año y Vacaciones se reforzarán los controles a transportes de media y larga distancia.
El alcohol produce una depresión del sistema nervioso central, deteriorando la función psicomotora, la percepción sensorial (vista y oído), modifica el comportamiento del individuo, que muchas veces se traduce en una falsa sensación de seguridad y una toma de mayor riesgo.
También produce movimientos más lentos, reducción de la coordinación, visión borrosa e imposibilidad para la toma rápida de decisiones.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail