San Rafael, Mendoza viernes 30 de octubre de 2020

¡Arte prehistórico! – Por:.Beatriz Genchi

El disco celeste de Nebra es, hasta el presente, la representación más antigua que se conoce de la bóveda celeste y de los fenómenos astronómicos. Se trata de un hallazgo arqueológico descubierto en el año 1999 en el monte Mittelberg, cerca de Nebra estado federado de Sajonia, Alemania. Es una placa de bronce, casi redonda, que pesa cerca de 2 kg y tiene aproximadamente un diámetro de 32 cm. Pertenece a una cultura de hace 3600 años cuyos conocimientos eran autóctonos. Los expertos dicen que representa el firmamento, con representaciones de elementos abstractos.

En el verano de 1999, Harry W. y Mario R. se dedicaban a buscar municiones y armas militares, con la ayuda de detectores de metales.  Fue así como se tropezaron, sin sospechar su importancia, con los restos de alguna civilización prehistórica. Los hallazgos fueron los siguientes: Un disco clavado verticalmente en el suelo, acompañado de 2 espadas, 2 hachas, unos brazaletes y un escoplo (herramienta para labrar la madera); todo ello rodeado por grandes piedras que protegían el depósito. No dieron ninguna importancia al disco, pero el resto lo vendieron al año siguiente en el mercado negro por 31.000 marcos.

Hubo un comprador del hallazgo, que lo ofreció a los museos de prehistoria de Berlín y Múnich. Fue entonces cuando el director del museo de Berlín, recibió unas fotos en que se veía el disco celeste bastante sucio y algunas piezas más. Por todo ello, el comprador anónimo pedía un millón de marcos alemanes. El Director contestó que el propietario legítimo del tesoro prehistórico era el patrimonio nacional y que, por tanto, debían dirigirse al Museo de Prehistoria de Múnich. Después de esta conversación, el hallazgo desapareció por un tiempo.

En el 2002 otras personas acuden al museo con propuestas de venta, pero en esta ocasión el director del museo no quiso perder de nuevo la pista y acude al Ministerio de Cultura de Sajonia-Anhalt, que a su vez da parte del suceso a la policía. Tras la investigación policial se logra poner a salvo el disco celeste y una de las espadas. Más tarde encontraron todo lo demás tras un registro en casas particulares de Alemania. En septiembre de ese mismo año, los implicados son detenidos y condenados a una multa o arresto menor. Es en este momento cuando los descubridores del tesoro hacen una confesión en regla, revelando el lugar y las circunstancias del hallazgo.

El estudio hecho sobre el disco celeste encontrado vino a demostrar que no era exactamente el originario, sino que sobre éste se habían hecho una serie de modificaciones a lo largo de los años con. Las espadas aparecidas junto al disco celeste son de una gran calidad. La empuñadura y las hojas están trabajadas con esmero y decoradas con las mismas técnicas que el disco. El contraste de colores hace que el efecto sea más atractivo.

Gentileza: Beatriz Genchi – Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

beagenchi@)hotmall.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail