San Rafael, Mendoza viernes 30 de octubre de 2020

Malvinas Una causa pendiente – Por José Teruel-Analista Internacional

Este 2 de abril se cumplieron 36 años desde la guerra de Malvinas, lo que nos hace recordar un gobierno militar con una visión idealista, en la que creían que contaban con el apoyo de Estados Unidos, por el apoyo al golpe de Estado en Bolivia, y que ganar la guerra les permitiría seguir en el poder. Lo cierto es que nada de esto pasó. La guerra-innecesaria-se perdió, el gobierno militar cayó y la legitimidad nuestra a la hora de reclamar la soberanía sobre las islas también lo hizo, porque al fin y al cabo, la gran pérdida no fue la posesión de ellas, ya que no la teníamos, sino más bien la legitimidad de hacer frente al pedido acorde a la ley internacional después de caer en batalla. 

En verdad este no fue el único error, también lo fueron las siguientes políticas exteriores con falta de estrategias y propuestas y con una visión no muy clara de la realidad, lo que hace que Malvinas aún sea una causa pendiente.

Alfonsín asumió el poder con la difícil tarea de devolverle esa imagen de respeto por los derechos humanos perdida durante la dictadura y de reinsertar al país en el plano internacional. Es de sabido conocimiento que este presidente nunca estuvo de acuerdo con la guerra y siempre apostó por el multilateralismo y las negociaciones bilaterales con Gran Bretaña para poder reincorporar estos territorios. La estrategia se centró en el acercamiento a América Latina (donde el reclamo argentino tenía gran apoyo) y en los logros conseguidos en Naciones Unidas para luchar por la soberanía.

Sin embargo, se pueden observar algunos errores. En primer lugar, que se llevó una política de confrontación con Gran Bretaña que no conducía a ningún lado. En ella se mantuvo una postura dura y sin alternativas a la hora de negociar, que se ve en el fracaso en las reuniones en Berna, Suiza. En segundo lugar, el desarrollo del misil Cóndor II, el cual se planeaba que fuera capaz de transportar un arma de destrucción masiva (nuclear, química o biológica) y tuviera alcance para bombardear las Islas desde la Patagonia, lo que traía a la mente el nuevo temor de un conflicto armado y que fue condenado por la comunidad internacional. Tercero, los acuerdos de pesca con la URSS en 1986, por los cuáles se intentó llevar a los soviéticos a las aguas de Malvinas, creyendo que sería una forma de recuperar la soberanía sobre ellas. Lo cierto es que la respuesta británica fue peor:Decretaron una zona de pesca alrededor de las islas y vendieron las licencias de pesca, cuya ganancia se canalizó al gobierno isleño. Así, ellos aumentaron el PBI por habitante que llegó a ser 5 veces mayor al de Argentina.

Por otro lado, Carlos Menem llevó una política diferente, la cual se basaba en un establecimiento de relaciones trilaterales (Reino Unido-Argentina-Estados Unidos) y en la cooperación con los británicos como forma de solucionar el conflicto con Malvinas. Lo cierto es que su política desembocó en un círculo vicioso entre ganancias y subordinación, es decir, la búsqueda de beneficios en base a la alineación con la potencia, solo llevó a una subordinación, y todas las promesas de recuperación de las Malvinas que hizo el gobierno durante sus 2 periodos, solo quedaron en eso, promesas. Así esta “fórmula paraguas” basada en dejar de lado la disputa para encontrar consensos previos y así arribar a la cuestión de fondo, fracasó.

En cuanto a los gobiernos Kirchneristas, a grandes rasgos se podría decir que su política en cuanto a Malvinas se centró en una confrontación con Gran Bretaña en cuanto al tema de la soberanía, insistiendo continuamente por las negociaciones (que fueron constantemente rechazadas por los británicos) y teniendo grandes disputas por temas como las explotaciones petrolíferas o el referendum hecho por Gran Bretaña (y no aceptado por Argentina) para la autodeterminación de la población. El resultado de ésta política fue un retroceso en cuanto a temas relacionados como la explotación de petróleo, pesca y las comunicaciones, es decir, en obtener beneficios económicos y el no avance con respecto a las conversaciones con el Reino Unido.

Por último el gobierno de Macri, que, como está en proceso, no se puede hacer un análisis definitivo en torno al tema. Lo que si se puede decir es que hasta ahora se ha empeñado en mejorar las relaciones con el Reino Unido, sin embargo contempla errores básicos. El establecimiento de mayor cantidad de vuelos a Malvinas, a diferencia de lo que propone, no las hará más nuestra, incluso es un paso a la integración de estas sin un incremento de nuestra soberanía sobre ellas y a permitir que aumenten más una actividad principal como lo es el turismo, que se viene desarrollando desde su proceso de diversificación de actividades económicas.

Se podría concluir que el resultado de estos largos 36 años de políticas inconstantes y contradictorias desembocaron en borrar los logros obtenidos por el antecesor y tratar de imponer una sola forma, que cada uno creía correcta, para encarar el tema, sin alternativas. Por mi parte, considero que la manera de recuperarlas es haciendo que los isleños se sientan incómodos con la situación actual, es decir, hacer necesario un cambio en el status quo o situación predominante, para que Gran Bretaña negocie la soberanía. Es cierto que luego de las presiones, los británicos se negaron aún más a negociar, empero, como plantea Martínez del Pezzo-licenciado en ciencias políticas y profesor de la UNC- “si esta estrategia tiende a hacerle más costosa la posición intransigente mediante la operatividad necesaria desde el continente para el funcionamiento económico de las islas” y se consiguen apoyos regionales y de actores internacionales relevantes, Argentina poseería un mayor poder de negociación.También considero que un gobierno debe tener distintas opciones para llevar a cabo en caso de que las otras fallen y así no seguir desarrollando una política que no trae resultados

Gentileza: José Teruel-Analista Internacional

jose.e9712@gmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail