San Rafael, Mendoza miércoles 28 de octubre de 2020

El peor día para Hamilton: de la polémica con las ‘grid girls’, a los cinco puestos de sanción en la parrilla

Hamilton, con su W09, durante la segunda sesión libre en Sakhir

El líder de Mercedes, que rompió la caja de cambios, debió borrar un mensaje donde se felicitaba del presumible regreso de las chicas al GP de Mónaco

La primera jornada de entrenamientos en Sakhir jugó un par de malas pasadas a Lewis Hamilton, que el domingo saldrá con cinco puestos de penalización debido a un problema en la caja de cambios. El vigente campeón del mundo, que sólo pudo firmar el cuarto mejor tiempo del viernes, protagonizó además otro desafortunado incidente en las redes sociales, donde mostró su apoyo al presumible regreso de las ‘grid girls’ en el próximo GP de Mónaco.

«Durante el GP de Australia sufrimos una fuga en el líquido hidráulico. Allí ya tuvimos fortuna de llegar a meta. Desgraciadamente, no hemos podido reparar la caja dentro del plazo de seis carreras y debemos colocar una nueva», explicó un portavoz de Mercedes a primera hora de la noche en Sakhir.

La sanción complica en extremo las posibilidades de Hamilton, ya que en los 14 precedentes disputados, ningún piloto de la tercera línea (o peor) de la parrilla pudo ganar en esta pista. Además, el contratiempo mecánico culmina un viernes demasiado movido para el genio de Stevenage. Todo por culpa de otro tremendo revuelo en las redes sociales.

La promesa de Boeri

Todo se desencadenó tras la promesa de Michel Boeri, presidente del Automóvil Club de Mónaco (AMC) de volver a contar con las chicas de la parrilla el próximo 27 de mayo. Al conocer estas declaraciones a la prensa francesa, el líder de Mercedes reaccionó de forma concluyente: «Gracias, Jesús». Apenas unos minutos después, optó por borrar el citado mensaje de las redes.

Más allá de la postura de Hamilton, conviene recordar que Mónaco es el único gran premio que cuenta con unos privilegios especiales en el Mundial. La organización de la carrera, que se disputa desde 1950, sigue perteneciendo al ACM. Además, la producción televisiva es también ajena a Formula One Management (FOM), la empresa que controla las otras 20 citas del campeonato.

La intención de Boeri, que choca frontalmente con la decisión de Liberty Media, dueña del negocio, también podría servir de precedente a Sochi. De hecho, el viceprimer ministro ruso, Dmitry Kozak, se mostró partidario de «recuperar esta tradición». A su juicio, los niños «son apropiados para el fútbol, pero en la industria del automóvil siempre tuvimos chicas y eso parece lo realmente idóneo», valoró uno de los hombres fuertes de Vladimir Putin.

Fuente:http://www.elmundo.es/deportes/formula-1/2018/04/06/5ac7ebe4268e3e39748b45ac.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail