San Rafael, Mendoza domingo 25 de octubre de 2020

Comenzó la III edición del ciclo Vino la Música en Casa de Mendoza en  Buenos Aires

Casa de Mendoza, junto al Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, comenzó el 4 de abril con la III Edición del Ciclo Vino la Música, que se desarrollará durante todo el año en el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543, Ciudad de Buenos Aires.

El Ciclo Vino la Música tiene como objetivo generar un espacio de promoción cultural de la provincia de Mendoza y de sus productos regionales.

Se brindará al público una velada activa, donde podrá conocer y aprender los verdaderos secretos del vino mendocino a través de clases de degustación de diversos varietales y excelente música. Este año con la incorporación de nuevas bodegas y nuevos artistas.

En cada encuentro la bodega designada desarrollará una clase de degustación, explicando las características de los vinos, los terruños, la guarda, las diferencias de cada cepa, respondiendo a las preguntas de los participantes y realizando el proceso de degustación y todo aquello que se relacione en la educación del buen beber.

Además, los asistentes al terminar la degustación podrán disfrutar de un show en vivo de múltiples artistas representantes del jazz, el tango y el folklore mendocino.

Y en esta edición también se suman las artes plásticas, ya que durante el show musical se proyectarán imágenes digitales de diferentes artistas mendocinos.

En este primer encuentro, los presentes pudieron disfrutar de la clase de degustación de Bodega Alfredo Roca, ubicada en las afueras del departamento de San Rafael, donde la familia Roca se ha dedicado al cuidado de sus viñedos por cuatro generaciones, buscando el mejor desarrollo de aromas, colores y sabores de sus uvas para luego transmitirlas a cada vino en particular. En la familia aman los grandes vinos, los que muestran elegancia y estilo, que saben transmitir la esencia de su tierra y de la historia que el hombre ha marcado sobre ellos, este sentimiento se ha transformado en su filosofía que aplican día a día en cada vino.

Además, el tango electrónico se hizo presente en la voz de Lilí Gardés, quien propuso un viaje por una nueva sonoridad urbana adelantando los temas de su segundo disco, Acostumbrarse no es bueno. Despojada de clichés y estereotipos, presentó su personal visión del tango en una fusión de géneros (folclore, candombe, pop y ritmos latinos) sobre una dosis justa de bases electrónicas que refrescaron el repertorio. Su música y letras originales invitaron a “salirse de la caja” para abrirse a otras experiencias. Junto a Osvaldo Spina en bandoneón, Alan Puyol en piano y teclados y Nahuel Santos en guitarra como músico invitado. Durante el show se proyectaron las imágenes del artista plástico Marcelo Marchese.

También se entregó material bibliográfico del Fondo Vitivinícola de Mendoza y de Bodega Alfredo Roca. El público disfruto de una verdadera noche mendocina en Buenos Aires, donde pudo conocer y aprender los verdaderos secretos del vino de nuestra provincia y deleitarse con excelente música.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail