San Rafael, Mendoza jueves 29 de octubre de 2020

Semilla de damasco

Prunus armeniaca, llamado comúnmente damasco, albaricoque, albergero o chabacano, es un árbol frutal originario de China, Turquía, Irán, Armenia, Azerbaiyán y Siria.

La semilla de damasco posee una serie de beneficios para la salud debido a las propiedades que posee, durante siglos se ha utilizado por curanderos de ciertas regiones para tratar problemas de hipertensión y en las articulaciones.

Propiedades nutricionales de las semillas de albaricoque

Las semillas de damasco son ricas en vitaminas, especialmente en vitaminas del complejo B, sobretodo de vitamina B17, conocida como Ácido para-aminobenzoico o Laetril o amigdalina,  que aporta propiedades antioxidantes y es la vitamina que le confiere a esta semilla sus propiedades anticancerígenas.

Esta vitamina se encuentra también en otras fuentes de alimentos, y en las semillas como la manzana, cereza, nectarina, ciruelas y las semillas de las peras, sin embargo, es en la semilla de albaricoque donde se encuentra el más alto contenido de esta vitamina B17.

Las semillas de damasco pueden tratar el cáncer mediante tratamientos naturales, según los expertos, la cantidad de vitamina B17 que se puede obtener mediante el consumo de estas semillas es suficiente para tratar el cáncer en su etapa inicial, pero no para tratar a enfermos de cáncer en etapa 4 y etapas superiores.

Beneficios de las semillas de albaricoque

Ayuda a subir las defensas: Las semillas de damasco son especialmente útiles a la hora de aumentar las defensas, gracias a que presentan la capacidad de estimular el sistema inmune, lo que se traduce en que mejoran las defensas naturales de nuestro organismo para combatir infecciones y enfermedades.

Propiedades antioxidantes y analgésicas: Por su contenido en vitamina B17, estas semillas aportan propiedades analgésicas, y según diferentes estudios (aunque de momento serían necesarios más para poder confirmarlo sin dejar lugar a las dudas), podría prevenir la aparición de células cancerígenas, o destruir las ya existentes gracias a sus cualidades antioxidantes.

Ayuda a cuidar la piel: La vitamina B17 también es un nutriente interesante para la salud de la piel. De hecho, ayuda a tratar diferentes problemas relacionados, como por ejemplo es el caso de la seborrea y los eccemas.

Reduce la presión arterial: En caso de tener altos los niveles de presión arterial, las semillas de albaricoque son útiles para rebajar estos valores. Este beneficio se lo debemos nuevamente a la presencia de vitamina B17.

Un alivio contra el estreñimiento: Una dosis habitual tanto de semillas de albaricoque como de damasco ayudan a combatir el estreñimiento, mejorando el buen tránsito intestinal y el movimiento intestinal regular.

….¿sabias que?…..

Algunos expertos no consideran el consumo de estas semillas beneficiosas para la salud, debido a que uno de los componentes de la vitamina B17 es el cianuro, una sustancia química considerada como muy tóxica, sin embargo la presencia de esta sustancia es extremadamente baja como para poner en peligro la vida de las personas que las consumen, y la cantidad que se debería consumir para ser intoxicado debería ser extremadamente alta.

Para obtener los beneficios de esta semilla puede hacerlo mediante el consumo de la misma usando un cascanueces y extrayendo la semilla, o bien puede utilizar el aceite de damasco, del que obtendrá los mismo beneficios para la salud que posee la semilla.

Este aceite de damasco también se puede utilizar por vía tópica para el tratamiento de la piel así como del cabello.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail