San Rafael, Mendoza sábado 24 de octubre de 2020

Avanza debate por el uso medicinal de la marihuana en Mendoza

imagen

Especialistas de la UNCuyo, de hospitales, del Ministerio de Salud y legisladores, trabajan en una ley para facilitar el acceso de pacientes al tratamiento.

El uso de aceite de cannabis medicinal empieza a tener un horizonte más claro en la provincia a partir del aval que le quiere dar el Estado.

Hay un proyecto de ley -que sirve para tratar patologías neurológicas graves- que ya tiene media sanción del Senado y que ahora empezarán a debatir especialistas del Gobierno, de los hospitales y de la UNCuyo.  

Hoy al mediodía habrá una reunión de la Comisión de Salud Pública de Diputados a la que se ha invitado a participar a profesionales idóneos en el tema para que hagan sus aportes: Andrés Barboza, jefe de la Unidad de Neurología Clínica del hospital Central; Ricardo Vidal Moyano, jefe del servicio de Neurología Infantil del Notti; Fabián Cremaschi, del Observatorio de Drogas de la facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo; y Aldo Sergio Saracco, jefe del departamento de Toxicología de la provincia (dependiente del Ministerio de Salud).

Este avance se da en un contexto nacional que ya abrió las puertas a este cuestionado producto (porque contiene cannabis, ingrediente base de la marihuana).

En noviembre del año pasado, el Congreso Nacional dio media sanción a un proyecto que habilita al Estado a importar y distribuir el aceite de cannabis para tratar a pacientes con epilepsia refractaria. Asimismo, promueve la investigación para lograr su producción en el país.

Casi al mismo tiempo Mendoza dio media sanción al mencionado proyecto de la senadora Patricia Fadel (FPV) que apunta a facilitar la accesibilidad al producto a los pacientes mendocinos, entre otros aspectos.

Es que en la actualidad quienes lo requieren deben viajar a la Aduana en Buenos Aires para retirar el aceite importado. Lo que se pretende es que pueda retirarse de las oficinas locales de este organismo y que la salud pública y OSEP se hagan cargo de los costos de los pacientes que lo necesiten luego de contar con la indicación médica pertinente.

Por otra parte, el proyecto busca que las obras sociales y prepagas lo incluyan en el vademécum. “Actualmente no hay cobertura por parte del sistema de salud y la idea de este nuevo proyecto es que puedan ajustarse los procedimientos para que pueda darse”, detalló Saracco.

Una de las principales problemáticas para adquirir el aceite de cannabis es la burocracia que rodea el trámite, algo que el proyecto también tiene en cuenta y por lo cual sugiere que sea el Estado provincial el mediador y facilitador frente a los diferentes organismos intervinientes.

“Es un proceso engorroso porque deben viajar a Buenos Aires para retirarlo de la Aduana porque está en calidad de estupefaciente, a lo que se suman demoras administrativas”, explicó Saracco, dilaciones por las cuales muchas veces los tratamientos pierden continuidad.

Control de calidad

Uno de los aspectos que los especialistas consideran necesario regular es la composición y concentración del producto. Es que el aceite de cannabis tiene dos componentes esenciales: el THC, cuyo efecto es estimulador y el CBD, que es relajante.

La proporción de cada uno de ellos debe adaptarse a las necesidades del paciente. Asimismo, se requiere que sea de alta pureza, dos cuestiones que no pueden garantizarse con el cultivo doméstico o artesanal. Saracco señaló que debe usarse un aceite altamente purificado, con 99% de cannabidiol.

“En Mendoza se usa pero es de fabricación casera y desconocemos las concentraciones”, admitió Barboza. A partir de esto, consideró que es fundamental que en el proyecto queden “clarísimos aspectos como las características, dosis y lugar de procedencia”.

Desde el punto de vista del neurólogo del Central, es necesario además revisar la bibliografía para conocer qué evidencia científica hay sobre sus beneficios y definir claramente para qué casos puede ser útil.

El neurocirujano Fabián Cremaschi prefirió no adelantar una opinión hasta tanto se reúna con los legisladores

. Contó que la invitación surge por interés en hacer “una consulta técnica porque en la facultad se ha tratado el tema, en base a lo que expusimos en la Legislatura el año pasado desde el Observatorio de Problemática del Consumo de la facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo”, que se ha dedicado a la recopilación de información sobre el tema.

Para la epilepsia y otras patologías

Según señalaron los médicos consultados, actualmente la Anmat autoriza el uso del aceite de cannabis para el tratamiento de la epilepsia refractaria. Sin embargo aclararon que no aporta beneficios en todos los pacientes con esta patología.

“El uso que se le da es compasible, es decir cuando no hay otra alternativa (de tratamiento)”, explicó el neurólogo Andrés Barboza, aclarando que no es considerado un medicamento.

Asimismo, Aldo Sergio Saracco detalló que se ha autorizado el uso de tres químicos más derivados del cannabis.

Uno de ellos para el tratamiento de vómitos como efecto secundario en quimioterapia; otro para mejorar el apetito en hiporexia en pacientes con VIH y un tercero indicado para esclerosis múltiple espástica (con rigidez), ya que ayuda en el tratamiento del dolor.

Fuente: http://losandes.com.ar/article/la-provincia-busca-facilitar-acceso-al-cannabis-medicinal

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail