San Rafael, Mendoza 13 de abril de 2024

La sala de quemados no dejó de funcionar desde que se inauguró

hospital 1Así lo dijeron desde la Cooperadora del Schestakow. Es por la confusión que se generó durante la reciente visita al hospital del ministro de salud Rubén Giacchi. En ese sentido, la presidenta de la Cooperadora, Dolly de Temporín dijo a Pirámide Informativa que “la construcción de la sala fue gracias a la ayuda de los socios de la Cooperadora que aportó más de $90.000 para su instalación”. Desde noviembre del 2013 empezó el trabajo con los pacientes en curaciones y atención ambulatoria de personas quemadas. A partir de la semana pasada comenzó a funcionar la sala de internación para pacientes adultos.

Es que se han incorporado 5 enfermeras al servicio que carecía de personal especializado salvo los dos cirujanos plásticos que pertenecen a la planta permanente. También habló el director del Schestakow, Luis Vergani quien señaló que “esta gestión solo nombró a las enfermeras tras la jubilación de otras y nunca aportó un peso en la sala”. Asimismo aclaró que “aquí se atiende casos de baja y mediana gravedad ya que los pacientes que necesitan mayor complejidad son trasladados al Lagomaggiore en la capital de la provincia”.

Estas aclaraciones se dieron en el marco de la reciente visita del ministro de salud donde algunos creyeron que se inauguraba la sala que funciona desde el 2013 bajo la gestión de Armando Dauverné. Al respecto la presidenta de la Cooperadora mencionó que “desde que se inauguró hubo atención a todos los pacientes con quemaduras” y agregó que “esto se debe al esfuerzo del socio de la Cooperadora que mes a mes contribuye con la entidad”. La sala actual cuenta con tres camas de internación para adultos, rieles para el traslado de camillas, un baño acondicionado para el lavado de los quemados y otros equipamientos de alta tecnología. Foto Ilustrativa

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «La sala de quemados no dejó de funcionar desde que se inauguró»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*