San Rafael, Mendoza martes 19 de enero de 2021

Ya es ley la prohibición del uso parcial de pirotecnia en Mendoza, pero entraría en vigencia en 2014. Informe Especial

pirotecnia 2Si bien recibió sanción definitiva en la Legislatura provincial, aún falta reglamentarla y promulgarla. Los comerciantes la evaluaron como una propuesta positiva, así como también lo hicieron veterinarios y pediatras.

Con la idea de reducir los índices de accidentes causados por pirotecnia, se convirtió en ley el proyecto que apunta a prohibir la venta de algunos de estos productos considerados de “alta peligrosidad”.

La iniciativa, que corresponde al diputado radical Tadeo García Zalazar, ya había recibido media sanción en Diputados a finales de noviembre y ahora falta que el Ejecutivo reglamente y promulgue la norma. Los comerciantes evaluaron como positiva la propuesta, así como lo también lo hicieron veterinarios y pediatras. No obstante, es probable que la legislación entre en vigencia recién el año próximo.

“Estamos pidiendo al Ejecutivo que reglamente esta ley rápidamente y tenga esta decisión política para que Ministerio de Seguridad, autoridad de aplicación, comience a trabajar inmediatamente. Queremos que entre en vigencia antes de fin de año, pero sabemos que será complicado, no creemos que se pueda porque hay mucho revuelo en el gabinete del Gobernador”, explicó García Zalazar, autor de la ley.

La legislación no implica una prohibición total de la venta de pirotecnia sino que busca eliminar 14 de estos productos que son de “alta peligrosidad”. Además, quedaron excluidos de la ley los artificios pirotécnicos que sean utilizados para señales de auxilio, emergencias, uso de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y/o Defensa Civil, los de uso profesional y también aquellos que sólo produzcan efectos lumínicos.

“Los globos aerostáticos, por ejemplo, no explotan pero son capaces de causar incendios. Incluso, el año pasado, Defensa Civil de la provincia emitió un comunicado pidiendo que no se utilice este producto”, agregó el diputado radical.

Puntualmente, los artefactos que ya no se podrán vender cuando esta ley entre en vigencia son: cañas voladoras con paracaídas, cañas voladoras con cabezal de diámetro superior a 5 centímetros, mortero de efecto estruendo mayor de 1 pulgada, tortas cuyos tubos tengan un diámetro interno superior a 2 pulgadas, fogueta o tres tiros y petardos con carcasa plástica.

También figuran en la lista de productos pirotécnicos que serán prohibidos las fuentes con efecto fumígeno y estruendo combinado cuyo peso sea igual o superior a 10 gramos, los volcanes con efecto audible o efecto combinado cuyo peso individual sea superior a 10 gamos, las bengalas y bengalitas, el globo aerostático, la bomba de más de 2 pulgadas y los giratorios sin desplazamiento. Completan el listado los petardos con más de 20 gramos de pólvora y los volcanes con más de 30 gramos de pólvora.

La opinión de los comerciantes

Los dueños de los locales que se dedican a vender artefactos pirotécnicos se expresaron a favor de la iniciativa que recibió sanción definitiva en la Legislatura provincial. Aseguran que, ya que las medidas actuales no han podido evitar que se sigan produciendo accidentes vinculados con estos productos, esta ley será de gran ayuda.

“Nosotros creemos que es positiva esta norma porque no es una prohibición total, pero sí tiene efecto sobre algunos productos y está bien que así sea por sus altos volúmenes de peligrosidad. Además, esto nos permite trabajar tranquilos dentro de un marco de legalidad, entonces la negociante le conviene. Porque si se prohibiera la venta total, comenzarían a comerciarse en la clandestinidad”, señaló Eduardo Abraham, dueño de Big Bang, ubicado en calle Godoy Cruz 55 de Ciudad.

El comerciante agregó que es importante que las familias instruyan a los más chicos para que no manipulen ni se acerquen a estos productos. En cuanto a las ventas, reveló que se mueven en un nivel normal dado que los días en los que más se comercializan estos artefactos son el 23, 24 y 31 de diciembre.

En la misma línea, Andrea, encargada de Fuegolandia, situado en calle España y General Paz, también calificó de positiva la ley. “Más allá de que esto podría perjudicar el bolsillo de los dueños de los negocios, los controles que habían hasta el momento no estaban funcionando por lo que era necesario legislar sobre el tema. No les vendemos a menores de 16 ó 18 años pero vienen con sus padres y compran para chicos de 9 años”, señaló.

La joven continuó explicando que el mayor peligro está en el manejo que se hace de determinados productos que, muchas veces, se compran en la clandestinidad.

Los perros, los más perjudicados

A pocos días de Nochebuena y Año Nuevo, se realizan en las redes sociales campañas que intentan persuadir a la sociedad de que no utilice pirotecnia porque tiene muchas consecuencias en las mascotas, en especial en los perros. Los ruidos los alteran y les resultan altamente molestos sin mencionar que los aturde y tienden a salir corriendo despavoridos y sin rumbo.

“Hay perritos que les tienen miedo y a todos los estresa, hay que tener en cuenta de que sus oídos son mucho más sensible a estos estruendos que los de las personas. Aquellos perros que tengan problemas cardíacos o de presión pueden terminar muriendo de un susto por estos artefactos. Otros se aturden y salen corriendo perdidos y son atropellados y ni hablar de los que terminan quemados por estos productos”, manifestó Alejandra Casetti, veterinaria.

La mujer, que trabaja en veterinaria Los Andes, ubicada en calle Coronel Plaza 56 de Ciudad, deslizó algunas recomendaciones para proteger a las mascotas en estas fiestas. “Mantener a los perritos encerrados en una habitación de la casa con juguetes para combatir la ansiedad y para que estén entretenidos. Colocarles algodón en las orejas no soluciona nada, pero no es mala idea ponerles música para opacar los sonidos de la pirotecnia”, dijo la veterinaria.

Casetti agregó que existen unas gotitas para sedar a los perros pero que, para adquirirlas, deben consultar al veterinario previamente porque la droga va a variar según la raza y el tamaño del animal. “Si se les administra estas gotas, no hay que dejar a los perros en lugares oscuros, con escaleras o con alguna salida dado que están adormecidos y pueden caerse o golpearse”, expresó.

Cómo cuidar a los más chicos

“Lo que frecuentemente vemos en los niños son las quemaduras en las manos, rostro y córneas porque, en ocasiones, colocan estos artefactos en botellas que cuando explotan esparcen vidrios que los lastiman o a veces cuando un producto no explota se acercan a tocarlos y se queman. No obstante, por la frecuencia que tienen los sonidos que emite la pirotecnia no son capaces de causarles un daño auditivo”, manifestó Marcela Rosales, pediatra.

La profesional agregó que sí hay que proteger a los bebés recién nacidos dado que estos ruidos los alteran y después tienen dificultades para conciliar el sueño o para alimentarse. El problema es que los adultos utilizan la pirotecnia para montar un show para los más chicos, “entonces ellos se sienten atraídos y se acercan a los artefactos y esto es peligroso”, señaló Rosales.

Fuente: El Sol

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail