San Rafael, Mendoza viernes 27 de noviembre de 2020

Mendoza: Se bajaría Iglesias y Cobos amenaza la gobernabilidad de Paco Pérez

iglesias R  logo_juanca_300 El candidato del radicalismo disidente, señalado como candidato muleto del kirchnerismo, analiza bajarse de las elecciones tras quedar quinto en las PASO y creen que Cobos podría ampliar su triunfo en octubre. El radicalismo podría quedarse con el control de las cámaras provinciales.

Esperanzado de convertirse en la “tercera opción” en Mendoza y romper la polarización entre el kirchnerismo y el radicalismo, Roberto Iglesias sufrió un duro revés en las elecciones parlamentarias del domingo pasado, donde apenas cosechó el 4,62% de los votos y quedó en quinto lugar, superado por el sorprendente Frente de Izquierda y la suma de las listas del Partido Demócrata.

Frente a este escenario, el ex gobernador y candidato a diputado por el Partido Federal tendría decidido retirarse de la carrera hacia octubre, consciente de que debería suceder un milagro para acceder a una banca en el Congreso de la Nación. Lo mismo harían sus compañeros de lista Mariana Juri y el intendente de la capital mendocina, Víctor Fayad.

Señalado como una lista “muleto” del kirchnerismo para sacarle votos a Julio Cobos, “El Mula” Iglesias no consiguió ninguno de sus objetivos. El candidato radical obtuvo un triunfo rotundo, superando el 44% y aventajando por casi 18 puntos al Frente para la Victoria, que postuló al intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham.

Con este escenario, el que la tendrá más complicada después de diciembre es el gobernador Francisco “Paco” Pérez. Hace dos semanas, el mandatario confirmó que las elecciones provinciales serán el mismo día que las generales, lo que plantea un grave riesgo de que el radicalismo se quede con el control de las cámaras y complique la gobernabilidad.

En Mendoza creen que si Iglesias finalmente se baja, el 4,62% que consiguió en las PASO terminará volcándose mayoritariamente hacia Cobos, lo que ampliaría aún más la ventaja y dejaría al padre del voto no positivo muy cerca de los 50 puntos.

El principal temor del oficialismo mendocino es el efecto arrastre. Si el triunfo de Cobos se replica en las categorías de senadores y diputados provinciales, la UCR podría controlar las cámaras y Paco deberá lidiar con el presidente del partido e intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo. El dirigente radical es uno de los más duros opositores a Pérez: ni siquiera permitió que el gobernador haga el recital del Indio Solari en su localidad.

El caso mendocino es una muestra del temor que empieza a circular en varias provincias y distritos donde al kirchnerismo le fue mal el pasado domingo. Los jefes territoriales están muy preocupados por lo que sucederá a partir de diciembre en legislaturas y concejos deliberantes y la pérdida de la gobernabilidad es una amenaza latente.

Esa es la razón por la que empiezan a aparecer los reproches a la estrategia de campaña del FPV. En muchos pagos chicos se quejan de que Cristina Kirchner centró sus esfuerzos en apuntalar a Martín Insaurralde y dejó de lado las campañas del resto de las provincias.

Dudas y reproches

Las versiones en Mendoza sobre la renuncia de Iglesias son coincidentes. Todas sostienen que en los próximos días “El Mula” dará el paso al costado, algo que también harían Mariana Juri y Víctor Fayad. “No tiene sentido hacer otra campaña”, sostienen en el entorno del ex gobernador, donde tienen claro que es imposible ingresar al Congreso y además recuerdan que la campaña para las primarias les costó varios millones de pesos.

La mala performance ya generó reproches dentro del Partido Federal, el selló que usó Iglesias para poder enfrentarse por fuera de la UCR. Puertas adentro sostienen que la estrategia de centrar las críticas en Cobos y ser “blandos” con el kirchnerismo les jugó en contra.

«Cobos interpretó mejor el mensaje que debía transmitírsele a la gente», reconoció ayer Ricardo Puga, presidente del partido. «El hecho de que a nuestro partido lo hayan vinculado al kirchnerismo, nos hizo perder votos», agregó. En el mismo sentido se expresó la candidata Juri: «La elección se polarizó y la gente que está enojada con el kirchnerismo vio en Cobos la figura indicada».

Los reproches y las autocríticas también surgieron en el FPV. Según pudo saber LPO, en el kirchnerismo creen que la elección de Alejandro Abraham como candidato no fue la mejor decisión. Sostienen que el intendente de Guaymallén no era una figura atractiva para el electorado mendocino y creen que Paco debió a elegir a alguien más cercano e identificado con su gestión.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail