San Rafael, Mendoza martes 10 de diciembre de 2019

Ambiente desarticuló una red de tráfico interprovincial de aves silvestres

El Departamento de Fauna Silvestre de la Dirección de Recursos Naturales Renovables y Policía Rural, del Ministerio de Seguridad, desarticularon una operación de tráfico ilegal de especies silvestres durante este fin de semana. Se sospecha que en la organización delictiva participaba un agente policial.

En base a una investigación iniciada por Fauna Silvestre, este fin de semana se desarrolló un operativo para constatar la presencia de aves silvestres en cautiverio sin documentación que acreditara su origen legal en varias casas particulares.

La acción que desarrollaron en conjunto el organismo dependiente de la Dirección de Recursos Naturales Renovables y la Policía Rural, contó con la autorización de la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén, por infracción a la Ley de Conservación de la Fauna 22421.

Como resultado, las autoridades rescataron en total 40 ejemplares de aves silvestres, entre los que se encontraban siete cuchillos, jilgueros, cabecita negra, carpintero real, reina mora, cardenal amarillo, diuca, cardenal copete rojo, cimarrones, yal; además de tramperos, transportines y jaulas. Del total, 18 aves silvestres eran las traficadas desde la provincia de La Rioja y el resto se rescató de dos domicilios particulares.

Durante el procedimiento se verificó además que las aves silvestres habían sido capturadas en la provincia de La Rioja para luego transportarlas hasta Mendoza, donde serían comercializadas. De dictaminarse judicialmente el accionar ilegal de las operaciones desbaratadas, podría corresponder a los partícipes hasta un año de prisión.Vale aclarar que esta norma legal prevé que quien participa en la compra de especies provenientes del tráfico ilegal también es sujeto susceptible de sanción.

Las aves fueron transportadas en cajas de cartón dentro de un bolso de mano de una persona que viajaba en colectivo de larga distancia. Al llegar a Mendoza, las aves fueron dejadas en un domicilio particular, donde aparentemente quedarían hasta ser comercializadas.

Por su parte, Policía Rural informó a la Inspección General de Seguridad (IGS) que una de las personas involucradas –que en apariencia se encargaría de comercializar los animales– cumplía funciones en la Policía de Mendoza. El personal policial identificó a tres personas como posibles responsables de la infracción, quienes quedaron a disposición de la Justicia.

Participaron en este importante operativo seis efectivos de Policía Rural y cuatro integrantes del Departamento de Fauna de la Dirección de Recursos Naturales Renovables. Estos organismos instan a la población a denunciar al 911 situaciones o hechos en los que se sospeche captura, transporte o tenencia de fauna autóctona.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail