San Rafael, Mendoza jueves 22 de agosto de 2019

Irrigación otorga solidez a su legislación sobre calidad del agua

Dique agua del toro
A partir de un taller desarrollado en la Sede Central del organismo, representantes del ámbito institucional y empresarial tuvieron la oportunidad de aportar enfoques que ayudan al cuidado del agua y el ambiente en general.A partir de un taller desarrollado en la Sede Central del organismo, representantes del ámbito institucional y empresarial tuvieron la oportunidad de aportar enfoques que ayudan al cuidado del agua y el ambiente en general.

La resolución 778 de 1996 emitida por el Honorable Tribunal Administrativo de Irrigación es el instrumento legal que se constituye en reglamento de control de la calidad del agua que posee nuestro organismo para proteger la calidad del recurso hídrico de Mendoza. Este significativo y visionario documento fue el eje central del taller desarrollado en el salón Virgen de las Nieves, del Departamento General de Irrigación de  ciudad de Mendoza.

Allí, representantes del sector industrial y de organismos relacionados con el agua y el ambiente tuvieron la oportunidad de intercambiar enfoques sobre diversos aspectos de la legislación vigente en materia de cuidado y preservación del recurso hídrico. Las diferentes ideas y perspectivas que se pudieron oír en este encuentro rondaron en torno a establecer un enfoque superador  en materia de legislación hídrica, tanto en calidad como así también en cantidad.

El Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, expresó al respecto: “El recurso hídrico de Mendoza, Argentina y el mundo sufre hoy una retracción por diversos factores. Es nuestra responsabilidad mejorar y solidificar aquellos instrumentos que la preservan”. Marinelli estuvo acompañado por otros funcionarios del organismo, entre ellos, Mario Luraschi, Director de Calidad del Agua, y Marcela Andino, Secretaria Institucional.

Luego, acotó: ‘”Este encuentro tiene por finalidad lograr una visión consensuada para luego concretar acciones conjuntas entre los principales actores, tanto del ámbito privado como del institucional, es decir; lograr cierta flexibilidad, que no sea excesivamente burocrático, pero que al mismo tiempo, implemente normas sustentables que cuiden realmente el agua en Mendoza. Por lo tanto, desde nuestro organismo brindamos esta orientación en materia de calidad hídrica y escuchamos a los usuarios a fin de brindar mayor solidez en el trabajo conjunto”.

Por su parte, los expertos de Irrigación mostraron un breve diagnóstico de la actualidad de la calidad de nuestras cuencas, al mismo tiempo que orientaron a los participantes sobre esta nueva visión que mejora y solidifica esta legislación de preservación de nuestro bien más preciado: el agua. Es importante destacar que en este enfoque posee una significativa importancia un proyecto de reconversión de efluentes industriales.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail