San Rafael, Mendoza lunes 09 de diciembre de 2019

TRUCOS PARA CORRER EN INVIERNO

Cuentas con la motivación, dispones de la ropa deportiva adecuada, te has fijado un itinerario a seguir… pero el tiempo no acompaña. Las condiciones meteorológicas adversas son uno de los motivos que más disuaden a los corredores no profesionales de su idea. El frío, la lluvia o el viento en contra, además de la voluntad, castigan a los músculos y provocan que una gran parte de ‘runners’ se lo piense dos veces antes de calzarse las deportivas. Para todos aquellos que no quieran prescindir de su afición a este deporte en invierno, y para esos otros que se ven desmotivados cuando el mercurio baja en los termómetros, aquí va una serie de consejos básicos para cumplir el objetivo.

ABRIGARSE CON VARIAS CAPAS

El frío espera ahí fuera, y el primer requisito es abrigarse para no sufrir sus consecuencias. A la hora de vestirse, es mejor apostar por varias capas de ropa, antes que por una única prenda de mayor grosor.

Además, esta forma de cubrirse permite que, en caso de cambio de temperaturas o de sensación de agobio, pueda prescindirse de algunas de las prendas.

CALENTAMIENTO EXHAUSTIVO

En cualquier práctica deportiva, el calentamiento previo resulta imprescindible para evitar lesiones. Pero si el contraste térmico va a ser muy brusco, hay que esmerarse en esta fase previa para no llevarse ningún susto. Por las características de esta actividad, el tren inferior (cuádriceps, femoral, gemelos…) será la parte que más sufra, pero tampoco hay que descuidar espalda, brazos, cuello… Y siempre es mejor realizar los estiramientos en interior.

HIDRATARSE

El frío provoca que el cuerpo, normalmente, segregue menos sudor al realizar ejercicio en comparación con cuando se realiza con temperaturas cálidas. Pero esto no implica que dejemos de sudar, al tratarse de una actividad física. Por lo tanto, la hidratación resultará fundamental, a pesar de que, a bote pronto, no tengamos sensación de sed.

MEJOR APOSTAR POR EL FONDO

En días de frío y viento, realizar una carrera continua a un ritmo ligero resulta más recomendable que apostar por la velocidad. El efecto del viento (ya sea a favor o en contra) hace que las marcas obtenidas en velocidad resulten engañosas. Además, los riesgos de caídas por efecto de la lluvia, la nieve o el hielo están a la orden del día. Así que mejor dejar los récords personales para días más soleados.

Y AL FINALIZAR, NO QUEDARSE MÁS FRÍO

Finalizar el ejercicio cerca de casa, para acabarlo con unos minutos al paso que permitan recuperar las pulsaciones en reposo, resulta lo más idóneo. El frío desaconseja por completo permanecer parado a la intemperie ya que, en el momento en el que los músculos se enfrían, el riesgo de resfriado se multiplica exponencialmente. Tras llegar a casa, desprenderse de la ropa usada y darse una buena ducha reponedora son el colofón perfecto al esfuerzo realizado.

Fuente:http://www.correresdevalientes.elmundo.es/ponte-en-forma/trucos-para-correr-en-invierno

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail