San Rafael, Mendoza jueves 22 de agosto de 2019

La FAdE llega a San Rafael explorando cuevas en Punta de Agua

Tal como venimos diciendo en los últimos años, la Payunia es una región a la que podríamos considerar un “diamante en bruto” para la espeleología argentina y mundial, en tanto todavía está pendiente de hacer una exploración sistemática de la colada basáltica más extensa del planeta, que nace en el cerro Payún y se extiende por casi 200 kilómetros hasta la provincia de La Pampa.

(VER GALERÍA DE FOTOS PIE DE PÁGINA)

Los 800 volcanes del distrito Payunia se encuentran en su casi totalidad en Malargüe, Municipio del extremo sur de Mendoza, que políticamente pertenece a la región de Cuyo, pero que geográficamente es Nord-Patagonia. El sur de Mendoza y Neuquén forman, geológicamente, la Cuenca Neuquina, que es la región donde se concentra el 90% del patrimonio espeleológico de todo el país.

Las lavas pahoehoe derraman en la Payunia mendocina desde el extremo sur de la provincia hacia el Norte de Malargüe, pero también hacia el Sur (Neuquén) y hacia el Este (La Pampa). De hecho, la mayor parte de las cuevas catastradas hasta el momento se encontraban en la zona de influencia del Volcán Payún y otros volcanes menos y sólo una de ellas, hasta el momento, en la del Volcán Nevado, ubicado en la “triple frontera” entre los Municipios de General Alvear, San Rafael y Malargüe.

Se trata de las Cuevas de La Barda, relevada en 2002 por el Centro Argentino de Espeleología, y Agua del León, relevada y registrada por la Federación Argentina de Espeleología (FAdE) el 30 de abril de este año.

Cueva Puesto La Barda

Según nos lo comunicaron los colegas del Centro Argentino de Espeleología “la caverna Puesto La Barda está ubicada en la ladera nororiental del Cerro Negro, localizado 10 km al SSE de la localidad Las Malvinas, Departamento San Rafael, Mendoza. Las coordenadas geográficas de la boca de acceso fueron medidas con GPS.La Caverna Puesto de la Barda, constituye un túnel lávico de orientación general N 45° E, formado por el vaciado de un conducto de alimentación de las coladas del volcán Cerro Negro. En su morfología se destaca una sala, formada en su extremo sudoccidental, y originada por un ensanche del túnel lávico, cuya morfología original se ha visto modificada por el derrumbe de parte de la bóveda original, a favor de un conspicuo diaclasamiento con separación entre diaclasa de 30 a 50 cm y favorecido por niveles aglomerádicos menos consolidados intercalados en la lava. La boca de acceso se ha formado por desplome de un sector del techo de la galería, originando un parcial cierre de la galería hacia el noreste. En los sectores sin derrumbes se observa que el piso de la caverna está cubierto por material arenoso externo probablemente aportado por torrentes de agua temporarios. Este material ha producido la colmatación y cierre de ambos extremos de la galería.Debe su nombre por su cercanía al Puesto La BardaEl Cerro Negro forma parte de un conjunto de centros efusivos  dispuestos siguiendo líneas de fracturación NNO-SSE. Estos volcanes están constituidos por tobas, brechas y coladas de basalto de edad pleistocena y asignados a la Formación Maipo (Groeber, 1946).Las coladas basálticas tienen color negro-azulado y localmente presentan coloración marrón por oxidación de minerales ferromagnesianos.  Presentan disyunción columnar y localmente lajosa. Presentan poros producidos por escapes gaseosos y es común su relleno por material calcáreo” (Puig, Pablo, com. pers.).

Cueva Agua del León

Esta cavidad fue visitada muchas veces por los propios lugareños, pero el primer relevamiento espeleológico, con levantamiento de datos de georreferenciación y una topografía rudimentaria, fue llevado a cabo este 29 de abril de 2019, ocasión en que además se tomaron abundantes fotografías. Participaron de la campaña Tobías Etienne-Greenwood (de nacionalidad francesa pero miembro honorario de la FAdE), Carlos Pía (Director de Protección Ambiental del Municipio de Gral. Alvear), su hijo Agustín (fotógrafo) y el presidente de la FAdE.

Se trata, en realidad de dos cuevas, pero interconectadas subterráneamente.

Desde la ciudad de General Alvear, se accede a la cueva yendo por la ruta provincial 190, luego la ruta Provincial 179, pasando la localidad de Punta de Agua y el Arroyo Agua del León.

La cavidad presenta dos bocas de acceso, distantes una de otra unos 27 metros, a ras del piso ambas. La primera de ellas permite un recorrido de no más de 5 o 6 metros en dirección a la segunda, pero esa ruta se encuentra bloqueada por derrumbes. La segunda boca es una pequeña sima de unos 5 metros, producto del colapso del techo, como en todas las cuevas basálticas. A partir de allí, y por unos 50 metros más, se desarrolla el resto de la cavidad en dirección Este-Oeste. La misma estaba muy seca (la provincia viene sufriendo una sequía intensa desde hace 9 años) y con abundante guano de distintos animales, especialmente pequeños roedores. En algunos pasajes se puede caminar, pero en otros es necesario arrastrarse y en todos los casos es intensa la cantidad de polvo en suspensión, por lo que se hace aconsejable explorarla con barbijo, dado que puede ser peligroso aspirar partículas de guano y arena fina.

A pesar de la sequedad, se encuentran vestigios de pequeños cursos de agua hipogeos, producto de las infiltraciones desde la superficie, como asimismo espeleotemas de material calcáreo en el techo y hasta columnas de singular belleza a pesar de su sequedad. Lo que indica que la zona ha sido muy húmeda en el pasado, O sea que la cueva hidrológicamente activa, a pesar de su espeleogénesis no kárstica.

En ambos extremos de la cavidad hay taponamientos de arena, indicadores de que la cavidad, si fuera posible drenar esas arenas, puede ser mucho más extensa que los escasos 90 metros explorados.

Se trata, quizás, del comienzo de la expansión de la espeleología hacia San Rafael, un departamento en el que aún no se ha podido desarrollar esta actividad.

Los participantes de la campaña estuvieron, al día siguiente, en la audiencia por la remediación de los residuos uraníferos de Sierra Pintada, donde el presidente de la FAdE reclamó para que la remediación no sea una reactivación encubierta. Para sorpresa de todos, el dirigente radical de Gral. Alvear Richard Aguiriano, cuando hizo uso de la palabra, reclamó la protección del “recurso espeleológico”, expresión inusual, hasta hoy, en labios de un político. En una charla aparte, el Sr. Aguiriano nos dio detalles de las innumerables cuevas no registradas en San Rafael y Gral. Alvear.

GALERÍA:

   O sea, esto recién empieza

Gentileza: Carlos Benedetto

Carlos.benedetto@malargueonline.com.ar

Whatsapp 2604094916

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail