San Rafael, Mendoza martes 25 de junio de 2019

Mendoza se prepara por posibles casos de sarampión

Ante el caso que se detectó en Santa Fe, autoridades sanitarias mendocinas realizaron un procedimiento específico para profesionales. El último brote en la provincia se dio en 1998. La única prevención es a través de la vacuna.

Debido al caso de sarampión detectado en Santa Fe y que motivó a la Secretaría de Salud de la Nación a emitir un alerta epidemiológico, Mendoza realizó un procedimiento específico para la enfermedad en caso de que algún paciente presente los síntomas, quien deberá ser atendido rápidamente.

El flujograma Algorismos por casos de Sarampión fue creado por el Departamento de Inmunizaciones de la Provincia. La jefa del área, Iris Aguilar, informó: “Se lleva a cabo una vigilancia en casos de enfermedad febril exantemática (grupo de infecciones caracterizado por erupción de la piel y aumento de la temperatura). Todas las notificaciones que se den a lo largo del año se investigarán con pruebas de laboratorio para poder descartar y a la misma vez estar en alerta”.

“Por ejemplo, si a un paciente se le detectaran los síntomas, el profesional tiene la obligación de notificarlo al Departamento, como también realizarle análisis de sangre, orina e hisopado nasofaríngeo. El último brote en la provincia se dio entre 1997 y 1998, cuando se registraron 34 casos por este virus. En esa oportunidad, fue importado por una persona que había viajado al exterior, muy parecido a como pasó en Santa Fe hace poco. Por ese motivo, tenemos que estar alertas”, sostuvo Aguilar.

La importancia de la vacunación

Las campañas de vacunación para prevenir el sarampión se realizan cada cuatro años aproximadamente. Se trata de campañas de seguimiento “para captar a aquellos chicos a los que no se llegó oportunamente o quedaron mal inmunizados”. La última se realizó entre octubre y noviembre de 2018, y Mendoza quedó en segundo lugar en vacunación, muy por encima de Buenos Aires y Capital Federal.

“Una persona que se vacuna está protegida contra el sarampión, por eso es muy importante no creer en los mitos que nos meten los antivacunas”, explicó Aguilar; y afirmó que “han aparecido brotes en otros países, sobre todo en Venezuela y Europa. Están vinculados con los movimientos antivacunas, que fueron creciendo y que les atribuyen a las vacunas efectos que realmente no tienen”.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail