San Rafael, Mendoza viernes 19 de abril de 2019

Indultos por Semana Santa.- Por:.Beatriz Genchi

Una tradición muy extendida en España es la de indultar a un preso en Semana Santa.
Suelen escogerse reos que hayan presentado muy buena conducta, cuyos delitos sean menores y su pena esté a punto de cumplirse.

Esta tradición deriva de una leyenda que cuenta que en una época la peste atacó a la población de Málaga y las procesiones quedaron suspendidas a causa de este fatal suceso. Los presos de la cárcel de Málaga, a raíz de estos acontecimientos, solicitaron al alcalde salir ellos en una procesión, con imágenes de las que eran devotos. La solicitud se les denegó, y fue entonces cuando se amotinaron, escapándose de la prisión. Y cumplieron su deseo, pues tras su fuga fueron a la calle principal malagueña y portaron a hombros la imagen de sus santos y vírgenes favoritas. Tras la procesión, estas personas volvieron a prisión y, milagrosamente, la epidemia de peste se erradicó. Al ser considerado un milagro, a partir de esto, empezó a popularizarse la tradición de indultar a algunos presos en Semana Santa.

La ley que regula el indulto en España es de 1870,  y se trata de una medida de carácter excepcional. Y a raíz de ello el Rey Carlos III concedió una pragmática real (que no es más que determinadas leyes propias de la ordenación jurídica del Antiguo Régimen en España  para remediar algún exceso, abuso o daño), a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús el Rico de Málaga que podría, desde entonces, indultar cada año a un preso.

La pragmática se ha cumplido todos los años salvo los tres años de la guerra civil, es una medida social. Nadie obliga al penado a salir de procesión, aunque todos acompañan.

Esta Cofradía era la única que tenía concedida la pragmática, y el director de la prisión quien, sobre toda la población reclusa, elegía 10 expedientes penitenciarios que se elevaban a la Audiencia Provincial de Málaga y, de ahí, al Consejo de Ministros que hoy en día recibe decenas de peticiones de otras hermandades, hasta llegar a veces a los 21 indultos. Las Cofradías que solicitan esta medida de gracia se someten a los mismos requerimientos legales y prácticos que cualquier otra petición de indulto, afirman, desde el Ministerio de Justicia.

Aunque la ley que regula los indultos data de 1870, su precursora en España podría ser la Ley del Perdón del Viernes Santo del Cruz promulgada por Juan II de Castilla en el siglo XV.

En todo caso, el indulto no es lo mismo que la amnistía. Esto significa que, aunque a través de esta medida que ya es una tradición en la Semana Santa española, se perdona la pena, el condenado no queda exento de cargos y debe seguir asumiendo responsabilidades como costes procesales o la asunción del delito. Es decir: el perdón de la pena (indulto) no supone el perdón del delito (amnistía).

La normativa vigente que regula el indulto es la Ley del 18 de junio de 1870. Estableciendo reglas para el ejercicio de la gracia de indulto, que tuvo su última modificación el 31 de marzo de 2015.

Dentro de las concesiones, existen ciertas limitaciones, por ejemplo, aquellos que todavía no dispongan de una sentencia firme, o los reincidentes. Es una tradición que se ha extendido por toda España y se lleva poniendo en marcha desde entonces.

Gentileza: Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com
Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail