San Rafael, Mendoza jueves 23 de mayo de 2019

Higos, “delikatessen” de Mendoza

Una fruta muy apreciada, pero con baja producción en la provincia.

Con  escasas 40 hectáreas de higueras en la zona Este y en el Sur de la provincia, el higo es hoy considerado un producto gourmet. Se consume fresco, desecado, en almíbar, en mermelada o como  parte de los ingredientes de  recetas.

Ficus carica, tal su nombre científico, es el fruto de la higuera, un árbol mediano de hojas ásperas, que crece en zonas de escasez hídrica y suelos salinos. Algunos árboles producen dos cosechas, una de brevas en primavera  y otra de higos en otoño.

Compuesto por agua y azúcares naturales, sus características nutracéuticas se potencian una vez secos. Posee una cantidad de azúcar superior al resto de las frutas, por lo que su  valor calórico es muy parecido al de la  uva.

Cómo elegir y conservar  higos

  • Deben ser firmes al tacto. Recordar que no se conservan más de tres días en la heladera.
  • Se pueden desecar al aire libre de entre seis a nueve días. Guardar en frascos de cristal bien cerrados y en un lugar fresco, seco y protegido de la luz.
  • No conservar en bolsas de plástico.

Recetas

Ensalada de higos con jamón

  • Ingredientes: 1 rúcula, 2 higos maduros, 2 fetas de jamón crudo, 1 rebanada de pan lactal y queso parmesano c/n.
  • Aliño: 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de vinagre, 1/2 cucharadita de miel, pimienta recién molida y sal c/n.
  • Preparación: colocar la rúcula en una ensaladera, cortar el jamón en tiras y el queso en rulos finos. Fetear los higos. Tostar y cubetear el pan. Colocar el jamón sobre la rúcula encima los higos, el queso y los croutons de pan.

Mermelada de higos

Cortar en trozos los higos y colocarlos con azúcar dentro de un recipiente profundo. Dejar de la noche a la mañana (la proporción es 800 g de azúcar por 1 kg de higos). Cocinar a fuego medio hasta lograr el punto y envasar en caliente.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail