San Rafael, Mendoza viernes 23 de agosto de 2019

Más de 1.500 Km2 tendrá el Parque Espeleológico Poti Malal – Por: Carlos Benedetto

Esta semana la Federación Argentina de Espeleología (FAdE) presentará, ante la Dirección de Recursos Naturales Renovables, el informe correspondiente a la Resolución DRNR 1485/17 (Nota expte. 345-D-15-77306) además de un pedido de extensión de plazo y actualización de nómina de investigadores, más un plan de trabajo, para la expedición espeleológica en el Valle de Poti Malal, a desarrollarse en el próximo mes de febrero en esta zona cercana a la frontera con Chile.

Para cerciorarse de que las cosas se hagan dentro de lo que indica las Leyes 5961 y 5978, los espeleólogos invitarán a que las tareas de campo, de la que participarán espeleólogos de Catalunya, Chile y Argentina (Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, San Luis, sean acompañadas de los mismos guardaparques.

El proyecto Parque Espeleológico de Poti Malal (PEPM)  se emplaza en el Valle de Poti Malal, provincia de Mendoza, Argentina, y es una iniciativa de la FAdE para la creación de un Parque como figura de protección de las cavidades de esta zona. En función de este objetivo y trabajando sobre las cartas geológicas del SEGEMAR, un hidrogeólogo y una Lic. en Ciencias Ambientales trabajaron en varios bocetos del mapa de la zona a proteger, dividiendo la misma en tres subzonas correspondientes a la distribución de las 11 cavernas catastradas hasta el momento, lo que obligó a modificar el catastro provincial presentado ante la DRNR en agosto de 2008. Los detalles de este proyecto ya fueron adelantados en la revista ARGENTINA SUBTERRANEA (https://issuu.com/fade3)

El proyecto requiere de cuatro (4) etapas para su realización, las que se detallan a continuación y describen en los siguientes apartados:

–              ETAPA 1: Línea Base Espeleológica en el Valle de Poti Malal, Provincia de Mendoza, Argentina (Trabajo de Gabinete y Campaña de Exploración Espeleológica)

–              ETAPA 2: Discusión y conclusiones (Informe Técnico)

–              ETAPA 3: Presentación a la autoridad de aplicación de la Ley mendocina 5978

–              ETAPA 4: Creación del Parque Espeleológico Poti Malal (PEPM)

–              ETAPA 5: Gestión

Respecto de la etapa 1, la misma quedaría concluida en febrero próximo.

La Línea Base Espeleológica tiene como principal objetivo el identificar y caracterizar las cavidades existentes en el área de estudio. Ésta tendrá los siguientes elementos a estudio:

  1. a) Cavidades: Catastro y Topografía
  2. b) Geología
  3. c) Interacción aguas superficiales – aguas subterráneas
  4. d) Ecología (flora y fauna) (SIN colecta de muestras)
  5. e) Medio Humano (elementos antropológicos en el área de estudio)

Ésta contempla una fase inicial de trabajo de gabinete y una fase posterior de trabajos en terreno (Campaña de Exploración Espeleológica).  La primera fase se inició con el estudio hidrográfico de la zona a investigar con el fin de delimitar la cuenca hidrográfica del Valle de Poti Malal y, definir así el área del Proyecto. Posteriormente, se procedió a la revisión de bibliografía existente sobre cavidades registradas y sus características (tipo de roca, metros de desarrollo, tipo de cavidad); georreferenciación de cartas geológicas con el fin de determinar el tipo de material existente en el área del Proyecto y en las cavidades registradas y, finalmente, estudio hidrogeológico para determinar la dirección de escurrimiento de las aguas subterráneas y áreas donde es más probable la existencia de acumulación de agua o cavidades.

La segunda fase, trabajos de terreno o Campaña de Exploración Espeleológica, prevé 7 días de investigación en el área del Proyecto, donde se procederá a la búsqueda y caracterización de cavidades en la zona considerando los elementos a estudio mencionados con anterioridad (Cavidades: Catastro y Topografía; Geología; Interacción aguas superficiales – aguas subterráneas; Ecología y Medio Humano).

El mapa muestra la subcuenca del río Poti Malal y sus afluentes, casi todos ellos provenientes del medio hipogeo, o sea de cuevas. Las coordenadas geográficas de esta área fueron simplificadas en una rectangular forma en esta otra foto donde el polígono rectángulo tiene unas dimensiones de aproximadamente 32.5×48.2 km y un área de 1566 km2

Las 11 cavernas en el valle catastradas hasta el momento: M 29, M 30, M 31, M 32, M 33, M 34, M 40, M 64, M 75, M 87, M 88. El relevamiento epigeo seguramente arrojará que las cuevas son muchas más, las cuales serán georreferenciadas, topografiadas y catastradas, previa denuncia formal de hallazgo.

Del relevamiento de dominio catastral surge que se trata de tierras fiscales, donde sólo el Puesto Leiva tienen título de tenencia precaria, lo que le posibilitó la creación de un camping que será base de operaciones para los trabajos de campo. El camping fue inaugurado el pasado 7 de diciembre, según anticipamos en http://piramideinformativa.com/2018/11/la-espeleologiamalarguina-sigue-jugando-en-primera-a-pesar-de-la-indiferencia-oficial y http://piramideinformativa.com/2018/10/en-la-recta-final-haciauna-experiencia-espeleologica-binacional-en-el-surmendocino.)

Tareas concretas de la campaña de febrero 2019:

  • Establecer conexión hidrológica entre las distintas cuevas mencionadas, a ambos márgenes del río
  • Corregir georreferenciación de cuevas catastradas
  • Topografiar y catastrar nuevas cuevas a descubrirse
  • Relevar, en todas, las potencialidades biológicas, mineralógicas y arqueológicas (SIN muestreo)
  • Relevar las relaciones simbólicas y espirituales de los pobladores del Valle con el paisaje epigeo e hipogeo
  • Evaluar los posibles circuitos turísticos epigeos y eventualmente hipogeos
  • Evaluar las necesidades de infraestructura para los habitantes del Valle

Sobre esto último, lo espeleólogos están estudiando la posibilidad de que el futuro Parque sea manejado con un criterio de “co-manejo y gobernanza”, dotando a los pobladores del valle el correspondiente protagonismo. Esto se viene aplicando en algunas áreas protegidas del resto del país y de otros países de América Latina, donde los guardaparques y pobladores locales comparten la responsabilidad de los planes de manejo, lo cual sería una novedad en la provincia de Mendoza, en tanto eso devuelve a los pueblos originarios el control de sus propios territorios. Algunos antecedentes pueden verse en http://www.marn.gob.sv/marn-juramento-a-comites-de-asesores-locales-para-seis-areas-de-conservacion/,http://es.presidencia.gov.co/noticia/180410-Colombia-fortalece-autonomia-de-las-comunidades-indigenas-para-proteger-biodiversidad y http://andina.pe/agencia/noticia-comunidad-indigena-yamino-protegera-parque-cordillera-azul-704605.aspx

Gentileza: Carlos Benedetto

carlos.benedetto@malargueonline.com.ar

Whatsapp 2604094916

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail