San Rafael, Mendoza miércoles 14 de noviembre de 2018

Los exabruptos de Ermili tienen historia- Por: Carlos Benedetto

En Sin Pelos en la Lengua 275, febrero de 2015 (https://sinpelos2011.files.wordpress.com/2015/02/275-spell-275.pdf, pág. 3-5), informábamos sobre la señalización de tres sitios de detención clandestina en San Rafael, con la presencia del entonces ministro Santiago Bassin y la directora de Promoción de los Derechos Humanos Natalie Brite, además de otros funcionarios (Carlitos Pisoni, de la Sec. De Derechos Humanos de la Nación), todo organizado por Mariano Tripiana y Miriam Medina (madre de Sebastián Bordón), éstos dos últimos ex mandamases de UNIDOS Y ORGANIZADOS de San Rafael a pesar de no pertenecer a ninguna asociación local.

En esa oportunidad, el entonces co-presidente de la APDH San Rafael Richard Ermili manifestó públicamente, a los gritos, enfrente mismo del Palacio Municipal, su disgusto porque no le daban el micrófono, y se fue antes de comenzar el acto. Obviamente, por razones de decoro, esta anécdota no aparece en nuestro informe mencionado al principio, y quedó en el recuerdo como un detalle del mal carácter de un militante despechado.  Con el tiempo iríamos entendiendo que el exabrupto no era circunstancial, sino una constante, que tiene mucho que ver con el ansia de figuración y de protagonismo.

Al tiempo Ermili fue condecorado con el cargo de Supervisor de Enseñanza Media en la Zona Sur, y se convirtió en un coleccionista de denuncias por autoritarismo y malos tratos, no sabemos si fundadas o no, pero que preocuparon seriamente a las autoridades del SUTE en la capital provincial, ya que también es afiliado a ese sindicato. A nosotros también, y por eso, a pesar de haber compartido la militancia en derechos humanos, empezamos a publicar lo que creíamos justo publicar: un dirigente de los derechos humanos no puede enredarse en disputas por cargos ni de cartel, y debe predicar con el ejemplo. Y menos aún ir contra el pluralismo pregonado por su propia asociación, dado que la APDH San Rafael se convirtió, y sigue siendo hoy, una unidad básica del diputado nacional Guillermo Carmona, damos fe.

En lo que a nosotros atañe, el segundo exabrupto de Ermili fue querellarnos por las cosas que publicábamos, una forma de censura con aval judicial que, obviamente, no prosperó. La denuncia fue presentada paralelamente a la larga agonía del militante de APDH Luis Barahona, por quien no hubo una sola lágrima derramada por la APDH cuando falleció en marzo último. Decíamos en las redes sociales la semana pasada:

Pongo en conocimiento que el pasado día 18 de octubre se dictó mi sobreseimiento en autos caratulados ERMILI RICARDO ALEJANDRO – QUERELLA P/CALUMNIAS E INJURIAS – BENEDETTO CARLOS ALBERTO (expte. P-202984/18), sobre el cual informamos ampliamente en nuestra web (actualmente hackeada pero en la que aún pueden leerse los archivos antiguos posteados) www.sinpelos2011.wordpress.com (“No todo lo que reluce es oro en la APDH”) y específicamente en nuestra revista Nro. 355 (https://sinpelos2011.wordpress.com/2018/06/15/355-spell-355/), en la que dimos cumplimiento a lo pactado en la audiencia de conciliación. La semana próxima tendré la copia de la sentencia completa, que postearé en issuu.com/spellmalalhue.

Como es sabido, me des-asocié de la APDH nacional con efectividad al 1-5-2018 por mi disconformidad con la forma en que se manejó ese organismo al desconocer la existencia de nuestra Junta Promotora local, de la que había sido cofundador nuestro amigo y compañero Luis Barahona, fallecido en marzo de este año. El 24 de marzo, en la Plaza San Martín de Malargüe, presentamos en sociedad a la agrupación que lleva el nombre del compañero víctima de detención ilegal y torturas en tiempos de dictadura. Richard Ermili, como vicepresidente de la APDH Nacional y co-presidente de la APDH San Rafael (mal denominada “APDH Mendoza”) ejerció mucha influencia para operar la desaparición de la Junta Promotora Malargüe de la APDH, y tampoco asistió, ni envió mensaje alguno de condolencia, a la familia de Luis cuando falleció, ello a pesar de que Luis fue el único malargüino nativo y residente que fue querellante en los dos juicios por crímenes de lesa humanidad en San Rafael (2010 y 2014-17), en los cuales intervinieron abogados de la APDH como patrocinantes de las víctimas. Ermili se desempeñaba, hasta hace poco, como Supervisor de Enseñanza Media para la Zona Sur de la Provincia, cargo del cual fue separado por razones de público conocimiento y que no me corresponde juzgar ni comentar.

En realidad, sí es necesario juzgar y comentar.

El tercer exabrupto fue más reciente, cuando Ermili calificó de “sorete” al gobernador Cornejo, por un sinfín de motivos, pero que  merecerían una crítica en otro nivel de lenguaje.

Si nos preguntamos por qué Ermili hizo esto, debemos remitirnos a ese día de 2015 al que aludimos al principio: necesidad de notoriedad artificialmente creada, un “touch” de gloria, un berrinche para llamar la atención, o quizás un desafío para provocar su eyección del cargo, y victimizarse, habida cuenta de que en algún momento iba a ocurrir lo que ocurrió, su baja, debido a muchos problemas que había venido teniendo en su cargo. Entonces, era la mejor ocasión para pasar a la historia, no como victimario sino como víctima. A nuestro criterio, el Sr. Ermili buscó a propósito  este final no feliz en el cargo de Supervisor.

Pero además, es necesario recordar que el Sr. Ermili nunca hizo nada por los Derechos Humanos en Malargüe, salvo interferir en la acción de la Junta Promotora local, a la que quiso controlar políticamente y no pudo, y por eso recurrió al “borrar de un plumazo” a este grupo de militantes, entre los cuales estaba Luis Barahona, quien justamente había sido patrocinado por abogados de la APDH en los juicios por crímenes de lesa humanidad 2010 y 2014-17. En Malargüe decimos: “Luis fue usado por la APDH y tirado a la basura”, lo cual ya es habitual. Y hubo complicidad de la APDH Nacional, sin dudas.

Hay otros exabruptos que también merecen la atención, por ejemplo cuando Ermili denunció públicamente a la Dirección General de Personas Jurídicas de la Provincia por haber multado a la APDH San Rafael…. Por no presentar sus balances….. como si esta ONG estuviese exceptuada de esas obligaciones legales. En su momento también denunciamos eso y posteamos en https://sinpelos2011.files.wordpress.com/2017/12/apdh-denuncias-ermili-2017.pdf. Curiosa forma de defender la legalidad institucional….

Finalmente, hay que decir que el Sr. Ermili se empeña en mencionar como “APDH Mendoza” a una asociación cuya ración social sigue siendo “APDH San Rafael”. Eso está claro en la presentación que el Dr. Carlos Lombardi hizo respecto de una ordenanza malargüina cuestionada en Fiscalía de Malargüe antes por la organización XUMEK: Autos 13-04459071-3 caratulados “ASOCIACIÓN CIVIL ASAMBLEA PERMANENTE POR LOS DERECHOS HUMANOS (A.P.D.H.) FILIAL SAN RAFAEL C/ MUNICIPALIDAD DE MALARGÜE P/ ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD”, que se complementa con una resolución de la misma conducción nacional del 7 de junio de 2017 que desautoriza la formación de una delegación provincial, lo cual es indicador de que el Sr. Ermili ni siquiera respeta sus propios códigos.

Con dirigentes de este tipo, el kirchnerismo no tendrá 2019

Carlos Benedetto – carlos_benedetto@fade.org.ar

carlos.benedetto@malargüeonline.com.ar

Whatsapp 2604094916

“La Dirección de Pirámide Informativa, no se hace cargo de los dichos del Señor Carlos Benedetto”

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail