San Rafael, Mendoza miércoles 14 de noviembre de 2018

Boca se floreó ante Tigre y llega de la mejor manera a la superfinal

BOCA vs TIGRE foto MARCELO CARROLL

Guillermo les dio rodaje a varios jugadores que no venían siendo titulares y el equipo respondió con un contundente 4-1. Tevez (2), Cardona y Buffarini, los goles. Federico González había abierto el partido para el Matador. El festejo de Carlos Tevez para el segundo grito de su cuenta personal

El cancionero de La Boca sonó monotemático. No hubo espacio para otra cosa que recordar la Copa Libertadores, River y la final más deseada de todas. Apenas se interrumpió la banda sonora de la Bombonera con los gritos de gol en la goleada frente al débil Tigre. 

Cada pase, gesto de dolor, error o acierto se analizó con la lupa de la final. Si Almendra jugó como para ganarse un sitio entre las variantes, ese gesto de dolor en el tobillo derecho angustió apenas lo suficiente como para pensar un segundo si es que la mitad de la cancha del equipo de Guillermo tiene las suficientes piezas para lo que se viene.

Los goles de Tevez reanimaron al propio Apache y también a los hinchas que también confían en lo que Carlitos puede contagiar desde su sitio. No es poco que sea el único del plantel que haya levantado la Libertadores con Boca. Su carrera lo avalan como para ser la voz de experiencia en las horas previas a la definición de esa Copa histórica.

Si la Superliga puede pelearse contra Racing para buscar el tricampeonato, si el futuro de Gago deberá revisarse a fin de año o si la proyección del chico Balerdi ante los ojos de emisarios del Barcelona son temas que quedarán diluidos. Incluso será medido el análisis de la gran producción ofensiva del equipo frente a un Tigre que se siente descendido.

Es que el premio grande está en otro lado. Y los titulares, que acompañaron en los palcos a sus compañeros del plantel, también vieron lo que fueron esos gritos de los miles que colmaron la cancha de Boca. “Vamos a dar la vuelta en el Monumental” fue uno de los temas adaptados de la tribuna. “La Copa Libertadores de La Boca no se va” fue otra canción que se oyó con deseo y también advertencia al plantel.

Como si fueran coincidencias inevitables, Tevez volvió a sonreír por duplicado justo ante Batalla, el juvenil de River al que le había hecho dos tantos en Nuñez, en diciembre de 2016, previo a irse a China. Si hay heridas para terminar de cicatrizar, Carlitos está ante una chance única.

Que Benedetto volvió con su clase, que Cardona al menos halló el gol y que Zárate está en bajo nivel importó sólo cuando se puso en la balanza el horizonte con River. Al cabo, las manos de Rossi (el golazo de Federico González fue lo único que no pudo atajar en la noche) volvieron a revitalizar la confianza del equipo. La gente lo retribuyó.

Nadie se fue de Brandsen 805 sin recibir ánimo, aliento y gritos de confianza. La gente cantó y pidió por la Copa. La próxima vez que vuelvan a verse las caras con los hinchas, enfrente estará River para la primera final. Y poco de la Superliga importará. La obsesión se llama Copa Libertadores.

Fuente:https://www.clarin.com/deportes/futbol/boca-tigre-superliga-horario-tv-formaciones_0_7j1etutnJ.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail