San Rafael, Mendoza viernes 20 de julio de 2018

Recalculando 2018, el mercado se prepara para un año de 30-30

• LOS ANALISTAS DEL REM ESPERAN 3,3% DE INFLACIÓN EN JUNIO Y 2,5% EN JULIOLos economistas proyectan dos trimestres de caída del PBI y una recuperación en el IV del 0,1% para cerrar 2018 con un magro 0,5%. 

Aún con el ímpetu del triunfo albiceleste sobre Nigeria pero bajo el fuego amigo y enemigo en el cierre de junio, los analistas consultados por el BCRA delinearon un escenario futuro de alta inflación y caída del PBI, donde el marco contextual es un 30-30, o sea, 30% de inflación y dólar a $30. El relevamiento del BCRA (REM) se llevó a cabo precisamente entre el miércoles y viernes pasado donde el dólar parecía imparable, la Bolsa se derrumbaba y el riesgo-país trepaba nuevamente por encima de los 600 puntos.

En ese clima los analistas encuestados pronosticaron que la inflación de junio se ubicará en el 3,3% cuando en el sondeo anterior estimaron un 2,4% (+0,9 puntos). Para el resto del año se observa un incremento de las expectativas de inflación al 30% interanual para diciembre (aumentó 2,9 puntos) mientras la inflación núcleo esperada se elevó al 28,2% (subió 3,1 puntos). Hacia adelante proyectan un sendero de inflación a la baja concentrándose en julio los mayores ajustes. “Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio, la inflación vuelva a caer en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8% mensual en el último trimestre del año. Se espera que la inflación núcleo para diciembre sea de 1,5% mensual”, señala el BCRA. Para los próximos 12 meses la inflación pronosticada ascendió a 24,2% (+2 puntos) mientras que para 2019 alcanzó 20,2% (+1,2 puntos) para el nivel general y 18,4% para el núcleo (+0,6 puntos). Resulta insoslayable que, aún, el mercado descree del cumplimiento de las metas de inflación pactadas con el FMI. Además estos resultados dan cuenta del impacto de la corrida cambiaria dado que la inflación esperada en mayo ya se había ajustado 5,1 puntos al 27,1% mientras la núcleo en 5,3 puntos al 28,2%. Sobre la núcleo vale señalar que los analistas proyectaron variaciones mensuales descendentes desde 2,8% para junio, a 2,5% para julio, 2,1% en agosto y 1,9% en septiembre hasta 1,5% mensual en diciembre. “La inflación núcleo anual pronosticada para 2019 se elevó a 18,4%, en tanto, la expectativa correspondiente a la inflación núcleo para los próximos 12 meses subió desde 20,7% hasta 22,5% (+1,8 puntos) mientras que para los próximos 24 meses se elevó hasta 16,2% interanual (+0,9 puntos).

Estanflación será así el ritmo del invierno y la previa de la primavera ya que el consenso de los analistas del REM proyectan, además de la caída en el segundo trimestre (fundamentalmente por la sequía), una caída del PBI en el tercer trimestre del 0,7% en relación con el segundo trimestre (-0,3 puntos) y una leve expansión de 0,1% en el cuarto trimestre. De esta manera, 2018 arrojaría un crecimiento del PBI de 0,5% (-0,8 puntos p.p. inferior respecto del relevamiento previo). Cabe recordar que se proyectaba, por primera vez en mucho tiempo, quebrar en 2018 la “maldición” de los años pares e impares (electorales). Pero ya en el sondeo anterior se ajustó el crecimiento esperado 1,2 puntos a 1,3%, y ahora se estima sólo 0,5%. También se recalcularon las estimaciones de crecimiento para 2019 al 1,6% (-0,6 puntos) luego de haberse recortado ya en mayo un punto. No puede soslayarse que también en Brasil el consenso de los analistas consultados por el Banco Central (Focus) viene recortando las estimaciones de crecimiento para este año a menos del 1,55% y 2,6% para el próximo cuando se esperaba más de 3% para ambos años. Por lo que tampoco puede esperarse ninguna ayuda adicional del vecino país, en términos de traccionar el nivel de actividad criollo.

Con relación con las expectativas sobre la tasa de política monetaria del BCRA (hoy en 40% anual), los analistas elevaron sus pronósticos para todos los períodos relevados y esperan que, por lo menos, se mantendrá sin cambios hasta julio para comenzar un sendero de reducción gradual hasta 33% a fin de año (+300 puntos). De modo, que en el mejor de los casos, el mercado anticipa recortes graduales en la tasa del BCRA a razón de 100 a 200 puntos básicos por mes. La proyección para los próximos 12 meses se ajustó en 100 puntos a 28%, al tiempo que el pronóstico para diciembre del próximo año se ubicó en 24,88%.

Sobre el dólar, los pronósticos de tipo de cambio nominal (mayorista) se corrigieron al alza para todos los períodos relevados respecto de la encuesta previa. Para diciembre de 2018, los analistas proyectan que el tipo de cambio nominal alcanzaría $30,3 promedio mensual (71,2% interanual y 6,3% respecto del pronóstico para julio 2018). En tanto, la proyección para diciembre de 2019 se ubicó en $36 (18,8% interanual). O sea, hay una apuesta a que el dólar seguirá deslizándose acorde, más o menos, con la inflación dentro de los parámetros oficiales, por lo que descuentan el triunfo del Gobierno en frenar la corrida.

El REM además proyecta un menor déficit fiscal primario para 2019, destaca el BCRA. Los datos muestran que los analistas esperan un déficit primario nominal del Sector Público Nacional no Financiero de $360.000 millones para 2018 (implica un incremento del déficit esperado respecto del relevamiento de mayo de $5.000 millones).Además, proyectan una reducción de $125.000 millones del déficit primario para 2019 hasta $235.000 de millones (un recorte nominal de $70.000 millones para ese año respecto del REM anterior).

Fuente:http://www.ambito.com/926509-recalculando-2018-el-mercado-se-prepara-para-un-ano-de-30-30

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail