San Rafael, Mendoza martes 13 de noviembre de 2018

El Gobierno avanza con el traspaso de subsidios y prepara “un acuerdo político” con los gobernadores

La idea de la Casa Rosada es consensuar con Vidal y Rodríguez Larreta la transferencia del transporte y de Edesur y Edenor.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, en una reunión del 22 de mayo

En medio de fuertes tensiones internas dentro de Cambiemos, el Gobierno avanzó en las negociaciones para concretar el traspaso de Edenor y Edesur al ámbito de la Ciudad y de la Provincia y comenzó a tejer un camino “gradual” de absorción de los subsidios que actualmente destina en materia de transporte

Al mismo tiempo, con el objetivo de despejar dudas, el Ejecutivosalió en bloque a reafirmar que impulsa “un acuerdo político” con la oposición, no sólo por el Presupuesto 2019, clave para reunir apoyo político ante el ajuste que implicó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional; sino también “para todos los temas que quedan por resolver”.

Antes de la cumbre que mantuvieron en la Quinta de Olivos, sin la presencia de Mauricio Macri, las principales espadas de cada distrito, el jefe de Gabinete Marcos Peña aclaró que él mismo se cuenta entre los que quieren tejer un acuerdo con el peronismo. “Hace varias semanas venimos conversando con los gobernadores y los referentes parlamentarios. Varios ya se expresaron en el sentido de que iban a acompañar un Presupuesto que reflejara una meta de 1,3% de déficit fiscal. Y desde allí se empezó el trabajo de trazar las líneas más importantes para ponernos de acuerdo”, aseguró en radio Nacional.

Peña se mostró optimista acerca de la posibilidad de alcanzar consensos básicos con la oposición y, si bien no excluyó a ningún sector, destacó que en dos años y medio de gestión, el Gobierno se ha “puesto de acuerdo” con “esos dirigentes peronistas que gobiernan, los gobernadores y sus referentes parlamentarios, que son los que más tienen vocación en términos de acompañar”.

Fue durante la primera pregunta que se le planteó en la entrevista, a propósito de los últimos trascendidos que surgieron desde el corazón de Cambiemos, que dieron cuenta de que Peña y el ala más purista del Gobierno, incluido el propio Macri, se muestran reticentes a un acuerdo. “No hay diferencias. El Presidente y Marcos impulsan las negociaciones con el peronismo“, aseguraron en la Casa Rosada, sin dejar de admitir que hay sectores dentro del PJ que generan “desconfianza”.

La celeridad de Peña por ponerle fin a la discusión tiene que ver con una preocupación latente de que las versiones rompan los puentes de negociación con los gobernadores del PJ y con referentes parlamentarios como el jefe del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, y el diputado Diego Bossio.

En Jefatura de Gabinete no cuestionan las publicaciones periodísticas sobre esa división. Admiten que se trata de información que surge “desde adentro” de Cambiemos. Y ahí no hay uniformidad a la hora de buscar responsables: algunos apuntan que se trata de una expresión de deseo de Elisa Carrió, quien hizo saber a los suyos que considera “innecesario” un acuerdo con el PJ, pero también hay voces que señalan a la UCR y otras que hablan de una interna con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, algo que desde Uspallata 3160 negaron enfáticamente.

Esa tensión previa quedó disimulada en el almuerzo que compartieron en el quincho de la Quinta de Olivos. En esa mesa se sentaron, además de Peña y Larreta, la gobernadora María Eugenia Vidal y su jefe de Gabinete Federico Salvai; el vicejefe de Gobierno Diego Santilli y el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y sus pares locales Martín Mura (Ciudad) y Hernán Lacunza (Provincia).

La agenda de trabajo giró en torno, al igual que en los últimos días, a la intención del Gobierno de avanzar en el traspaso del control de las prestadoras de energía Edenor y Edesur a ambos distritos; y en la absorción de los subsidios al transporte que hoy costea Nación. En cuanto al primer caso, según pudo saber Clarín, “está muy encaminado”. En cuanto al transporte, la idea de ambos distritos es colaborar. “Algo seguramente van a absorber. Pero plantearon su preocupación por el monto de lo que tengan que cubrir”, dijo un funcionario al tanto de la reunión. Según fuentes oficiales, en 2017 los subsidios al transporte público para ambas jurisdicciones ascendieron a $36.350 millones. Una cifra global que espanta a los ministros de Hacienda locales. “No se habló de números. Primero queremos ver cuánto está dispuesta a ceder la oposición“, completó la misma voz.

En efecto, estos traspasos fueron parte del pedido que hicieron los gobernadores peronistas, que quieren que la tijera primero pase por los aliados. De ahí que en la cumbre también estuvo presente el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien ahora deberá avanzar en el diálogo con el PJ,

Minutos antes de la reunión, el ministro político había reforzado el mensaje de Peña sobre la importancia de lograr consenso. “Proponemos un acuerdo político que exceda a lo presupuestario, que abarque todos los temas que todavía quedan por resolver en el país”, dijo en diálogo con Clarín. En esa lista, hay quienes quieren agregar la agenda de la Justicia (la reforma del Código Penal, la designación de Inés Weinberg como Procuradora) y la reforma electoral, entre otros proyectos.

Igual, la prioridad es el Presupuesto: por ahora nadie quiere imaginar la posibilidad de prorrogar el actual en caso de no reunir consenso. “Se trata de darle una señal al mundo que al menos una parte significativa de la oposición también toma conciencia de la situación que vive la Argentina”, concluyó Frigerio.

Fuente:https://www.clarin.com/politica/gobierno-avanza-traspaso-subsidios-prepara-acuerdo-politico-gobernadores_0_Bk792GpG7.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail