San Rafael, Mendoza domingo 15 de septiembre de 2019

Di María se sumó a los entrenamientos de la Selección

El entrenamiento que realizó este viernes el plantel de la Selección argentina en el predio de la AFA en Ezeiza estuvo marcado por la vuelta de Ángel Di María y las ausencias de Ezequiel Garay y Sergio Agüero, por distintas razones, aunque no revisten mayor preocupación para el cuerpo técnico encabezado por Alejandro Sabella.

Agüero se quedó dentro del edificio de concentración de la Selección porque regresó de la tarde libre que brindó el cuerpo técnico con algunas líneas de fiebre.

Por su parte, el defensor central Ezequiel Garay tiene una molestia muscular en la parte posterior del muslo derecho y, aunque no hubo un parte médico oficial, trascendió que sólo se trata de un golpe. Di María ya practica junto a sus compañeros.
En tanto, por la tarde el que se sumó a los futbolistas que no practicaron fue Pablo Zabaleta debido a que tiene un traumatismo en el tobillo izquierdo y realizó trabajos kinésicos junto con Garay, mientras que Agüero descansó a raíz de su cuadro subfebril.

La buena noticia del día fue la presencia de Di María, que como estaba previsto y luego de unos días de descanso extra en Rosario, su ciudad natal, por haber terminado más tarde la temporada, se sumó a las prácticas y realizó los ejercicios de fútbol en espacio reducido junto al resto del plantel.

También estuvo el mediocampista Augusto Fernández en esas tareas, ya recuperado del esguince distal grado 2 de la rodilla derecha, que sembró dudas acerca de su presencia en el Mundial, algo que estaba casi garantizado.

En la práctica de la tarde, el grupo de futbolistas realizó trabajos físicos con el profesor Pablo Blanco y tareas técnicas con Sabella, Julián Camino y Claudio Gugnali.

Los arqueros Agustín Orión, Mariano Andujar y Sergio Romero efectuaron rutinas propias del puesto con Juan José Romero, el encargo del área de guardavallas, mientras que sobre el final del trabajo en el campo, Di María y Augusto Fernández llevaron a cabo ejercicios de velocidad.

Luego del entrenamiento vespertino, el plantel, que por primera vez cuenta con los 26 jugadores que convocó Sabella, de los cuales quedarán tres afuera, quedó concentrado en el predio de Ezeiza.

El sábado entrenará por la mañana y luego quedará liberado durante todo el fin de semana hasta el próximo lunes, cuando iniciará la etapa final de su preparación, antes del viaje a Belo Horizonte, previsto para el 9 de junio.

En esta semana, la Argentina tendrá sus últimas pruebas futbolísticas: el miércoles 4 frente a Trinidad y Tobago en el estadio Monumental; y el sábado 7 ante Eslovenia en el estadio Ciudad de La Plata. Fuente: ámbito.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail