San Rafael, Mendoza viernes 20 de septiembre de 2019

CEDIN: se podrá usar para pagar impuestos en provincias, pero Nación no dará dólares

CEDIN

Gobernadores e intendentes sólo los podrán derivar a contratistas de obras públicas u operaciones inmobiliarias
La Nación, las provincias y los municipios podrán recibir los Certificados de Depósito para Inversión (CEDIN) como parte de pago de impuestos y tributos, siempre tomados al precio oficial de cotización del dólar (5,4 pesos de ayer). Sin embargo, en ningún caso recibirán dólares por ninguna de las tres opciones. Sólo se permitirá entregarlos a empresas contratistas de obras públicas, las que sí podrán luego “aplicarlos” para recibir los dólares del Banco Central. 

Fuentes de la entidad que maneja Mercedes Marcó del Pont le aseguraban ayer a este diario que, de esta manera, ni a los intendentes ni a los gobernadores (tampoco siguiendo la lógica a la AFIP) se les tomarán los CEDIN para entregarles directamente efectivo en la moneda norteamericana. La única manera de que esta operación se complete es que haya una inversión inmobiliaria contemplada por la ley que habilitó y permitió la reglamentación del blanqueo que comenzó el lunes pasado. Es decir, la posibilidad de realizar operaciones inmobiliarias, compra de lotes, campos, oficinas, cocheras, edificios en construcción, empresas contratistas de obra, y corralones y mayoristas de materiales para la construcción. Como la interpretación que realizó el BCRA al reglamentar el sistema es amplia, la entidad aclaró ayer que la actividad de las constructoras de obras públicas y civiles (sin importar el tamaño) también puede ser considerada como una operación válida para recibir dólares blanqueados. Siguiendo esta lógica, los contratistas de los proyectos nacionales, provinciales y municipales podrían recibir los CEDIN, presentarse ante los bancos y reclamar al BCRA los dólares por su actividad. Este dinero luego quedará blanqueado y declarado como activo de la empresa privada que los haya recibido y tendrán que tributar como activos líquidos dentro del balance de la entidad. 

En teoría, y según la explicación del Central, no hay limitaciones legales para que un particular pueda pagar impuestos nacionales, provinciales o municipales con el documento habilitado para blanquear dólares; y sólo se necesitaría una reglamentación interna para abrir la operación. Sin embargo, desde la Nación y el Central se aseguraba que no habrá dólares del blanqueo para los intendentes y gobernadores, sin importar, obviamente, su procedencia política. Desde el Central se aclaraba ayer que únicamente se “aplicarán” los CEDIN (entregar los dólares al portador del documento) cuando se especifique la inversión inmobiliaria o vinculada a la construcción que se realizó. Como no se distingue obra pública de privada, la única alternativa que tienen las provincias y los municipios es utilizar el CEDIN para pagarles a los proveedores de materiales de construcción o a los contratistas privados de obra pública y civil. La tercera alternativa puede ser ahorrarlos, esperando que en el futuro (una vez que termine el régimen), un gobernador o un intendente pueda aplicarlos en otro destino o, algo más bien difícil, desde la Nación se reglamente que pueden recibir los dólares.

Una alta fuente del Ministerio de Economía le aseguraba a este diario que “bajo ningún punto de vista la idea del plan es que un gobernador o un intendente reciba un solo dólar para su uso administrativo, sea kirchnerista u opositor”. Según esta visión, “el blanqueo se hizo para aumentar las reservas, mejorar el mercado inmobiliario y ayudar a controlar el ‘blue’, pero nunca para que un dólar llegue a los gobernadores o intendentes para que atiendan sus problemas internos”. Para la fuente, “los dólares son todos para la Nación”. 

El respaldo en dólares contantes y sonantes había generado en gobernadores e intendentes la inquietud de plantear al Gobierno nacional la posibilidad de aceptar esos certificados para la cancelación de deudas fiscales a cambio de recibir billetes al final de la operación. La intención de varias provincias (Córdoba, Mendoza, Chaco y Tucumán) y algunas intendencias (Córdoba, Lomas de Zamora, Almirante Brown, entre otras) era la de plantearle a la Nación que reglamente esta alternativa. Sin embargo, desde el Central, la AFIP y el Ministerio de Economía de Hernán Lorenzino se rechazó cualquier posibilidad de cambiar dólares por deudas fiscales a las provincias; y se garantizó que la única alternativa seguirá siendo la inversión inmobiliaria y la construcción.

Por: Carlos Burgueño
Fuente: ámbito.com
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail