San Rafael, Mendoza viernes 20 de julio de 2018

“Un soldado muere dos veces, una es cuando muere defendiendo sus ideales y otro cuando es olvidado”

FOTO: ROBERTO SALVADORES

La misteriosa muerte de Víctor Luque ex combatiente de Malvinas

Ayer por la tarde en calle Pueyrredon 836, fue encontrado el cuerpo sin vida del ex combatiente de Malvinas Víctor Luque. Luego de que la sangre que había perdido su cuerpo saliera por debajo de las puertaventanas de su casa, emanando un fuerte olor, cosa que alerto a sus vecinos quienes de inmediato dieron aviso a la Policía.

Victor Luque

 

Como vivía Luque según el relato de su hija Cintia

Cintia es la única hija de Luque, tiene 18 años, y vivió con su papá hasta hace dos años atrás.

“Hace 7 años atrás, le dieron esta casa para cuidar y a la vez le cobraban $400, el dueño vino solo tres años y después no lo vimos nunca más, el propietario de esta vivienda se llama Ricardo Arroyo”, asevero Cintia Luque.

“Hace mucho tiempo que no lo veía, ni siquiera venia a preguntar cómo estaba la casa, ni si la habíamos arreglado, ni nada”, relato su hija a Pirámide Informativa.

Luque murió hundido en la POBREZA Y EL ABANDONO, en su hogar ni siquiera había un inodoro digno, defecaba en un tacho de 20 litros, sin agua. Dormía en una cama que solo tenía el colchón, sin sabanas.

Según su hija, su papá estaba tan alterado psicológicamente, que fumaba todo el tiempo y bebía, cuando se le terminaba su dinero se encerraba en su casa, solo con su nostalgia y no le abría la puerta a nadie.

“Cuando tenía plata, compraba asados y compartía con sus vecinos del fondo, era muy solidario”. “Le gustaba estar solo, no se bañaba, pasaba mucho tiempo sin comer, no se cocinaba, desde que me fui yo no hacía nada, se higienizaba cuando salía por ahí, y comía rara vez”, narró Cintia.

Víctor nunca realizo tratamiento psicológico, estuvo dos o tres veces en psiquiatría, internado, en el Hospital Teodoro J Schestakow, una semana y lo mandaban de vuelta a la casa”. “Nunca se dejo ayudar ni por los veteranos, ni por su familia”. “Para él psicológicamente estaba bien”, argumentó Cintia.

“Mi papá siempre cuando se perdía decía que trabajaba en la Policía y hacia operativos anti droga”

“Cada vez que estaba perdido, triste y melancólico, me solía llamar y me decía: ¿sabes dónde estoy’?, en Ñacuñan en un operativo antidrogas, hemos detenido a muchos narcotraficantes”, dijo Cintia. Su hija nos contó que a él le preocupaba mucho la droga, y soñaba con poder ayudar a los jóvenes que consumían.

“Mi papá no hablaba de la guerra, no le gustaba recordar, participaba el 2 de Abril, de los actos, se ponía muy mal”.”El estuvo en la guerra y congelado durante dos días en el mar”. “Tenia el tendón destruido y platino en su pierna”. “Estaba muy impactado porque había visto morir a sus compañeros, algunos les faltaban sus extremidades era muy fuerte para él”, contó Cintia.

“Mi papá tomaba mucho, luego se peleaba con los veteranos cuando ellos le decían se hiciera tratar, el no quería, se enojaba, luego se desaparecía”, manifestó Cintia.

Como fueron las últimas horas del ex combatiente de Malvinas

El sábado por la noche un vecino de Víctor se acerco al domicilio de Cintia, para informarle que a su papá lo habían llevado al Hospital Schestakow, porque supuestamente se había caído y  clavado un hierro, en la parte inferior de la mandíbula. Se había sacado el hombro, se lo habían acomodado y lo mandaron a c
línica Ciudad, por retención de líquido. “Me fui a clínica Ciudad y me dijeron tenés que llevarte a tu papá porque no lo podemos asistir porque no tiene el carnet de Pami, si hubiese venido con el carnet lo dejamos internado, no le podemos dar medicación ni nada, solo me dieron Diclofenac, eso me dijo el Dr. de turno”, agrego Cintia.

Cintia continuo su relato: “me lo traje a casa, le cambie las gasas, seguía perdiendo mucha sangre, me  fui a las cinco de la mañana, y ya después no pude volver porque no tenia con quien dejar a mi bebé de cinco meses, mi marido también trabaja los domingos, no lo volví a ver”. “El vecino de atrás me lo encontré y me dice: Víctor debe estar ahí encerrado en su nostalgia, siempre decíamos así, porque él se encerraba siempre cuando no tenia plata, le golpeaban y no les abría, no contestaba”. “Los vecinos llamaron el martes a la Policía, porque sentían un olor muy fuerte, salía sangre por debajo de las puertaventanas, y ahí lo encontraron muerto”.

El cuerpo sin vida de Luque apareció entre el baño y el dormitorio, exactamente en un pasillo que separa ambas habitaciones.

“Cuando me fui en la madrugada del domingo, el se quedo acostado en su cama, escuchando música, tapadito”.”Cuando lo encontraron, estaba tirado en el piso con una mano en la cabeza, que era la mano que podía mover, en la otra casi no tenia movimiento por lo que le había pasado en su hombro”. “El no hablaba, solo se quejaba del dolor, no me dijo nada de qué fue lo que paso”, garantizó Cintia.

Lo raro de esto es que el supuesto hierro que se habría clavado Luque, no tiene punta, no tiene rastros de sangre, en la tierra tampoco, eso le llamo la atención a Cintia. El hierro está lejos del portón de salida, y cuando los vecinos lo encontraron el sábado al medio día tirado fue en el portón y no habían restos de sangre para atrás, inmediatamente llamaron a la ambulancia del Hospital. Entre el hierro y el portón hay una distancia aproximada de dos metros.

La misteriosa presencia de Ricardo Arroyo dueño de la casa que vivía Luque

“Cuando vino el cuerpo forense a llevarse a mi papá apareció Arroyo, prepotentemente me dijo que la casa la va a clausurar, cayo de la nada después de tanto tiempo”. “Arroyo tenia una radio, es locutor de folclore, ha estado en peñas”. “Apareció un hombre en un auto preguntando qué había pasado, le informaron que mi papá había fallecido, y este hombre fue al auto, lo llamo, y fue lo busco y lo trajo a la casa, estaba toda mi familia, los vecinos, de testigo cuando Arroyo dijo iba a clausurar la casa”, expreso Cintia.

A su hija nunca le cerró que su papá tuvo un golpe, y se clavo el hierro, porque no hay evidencias que constaten eso, y le sorprende que Arroyo haya aparecido así de repente, de la nada.

Así fueron las últimas horas de Víctor Luque, un ex combatiente de la guerra de Malvinas, quien lucho por la patria enviado por un sistema injusto, y olvidado por la democracia.

Ahora comienza la guerra de Cintia

La hija de Luque empieza ahora a vivir otra gran guerra, tiene 18 años y desde los seis que vivía con su papá. Su madre era Uruguaya, solo sabe su nombre, no la volvió a ver nunca más, y lo que es peor jamás le actualizaron su DNI que le otorgaron al nacer. Por ese motivo no ha podido registrar aun a su pequeño hijo.

A continuación los invitamos a ver las imágenes de la morada de Victor Luque, reconocemos que son fuertes y que pueden herir su susceptibilidad, pero destacamos que es parte de la realidad.

Cintia Luque

Victor Luque: un triste adiós en el olvido

Esta mañana en el velorio de Victor Luque, no había  ningún funcionario municipal, de esos que aparecen el 2 de Abril a leer un discurso escrito por sus secretarios, golpeándose el pecho en conmemoración por la gesta de Malvinas.

Velatorio

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail